Turismo de Naturaleza en Ortegal

Realmente, si hay algo que escasean en estos tiempos son los pocos los sitios de España que se mantienen sin urbanizar y lejos de la acción del hombre. Uno de ellos es la Comarca de Ortegal y los concejos situados en sus alrededores, como Ortigueira, Cerdido, Cariño y Mañón, que configuran un auténtico paraíso con encantos de sobra, como playas y grandes extensiones de bosques. 
Esta Comarca, como ha permanecido aislada del accionar del hombre, prácticamente no ha sufrido alteración alguna la zona del litoral y otras del interior. No por nada gran parte de su territorio ha sido catalogada como espacio natural protegido, por lo que es el destino perfecto para los amantes del turismo de Naturaleza.
La accidentada linea costera que se extiende desde cabo Ortegal hasta Vixía Herbeira ha sido delcarada Lugar de Interés Comunitario por la Unión Europea, no solamente por su singular forma sino además por su enorme atractivo tanto geológico como natural.
Se trata, por cierto, de uno de los acantilados de mayor antigüedad del planeta, los cuales pueden ser contemplados actualmente desde el observatorio natural de Garita Herbeira. También, para apreciar mejor su magnificencia, el visitante puede optar por realizar  una excursión en barco desde el puerto de Cariño, pasando por los tres Aguillós hasta llegar a San Andrés de Teixido. Pero para tener una visión más integral de la zona, lo más recomendable es hacer una visita por tierra y otra embarcado.
Rías de Ortigueira y O Barqueiro
Para contemplar la vastedad del entorno natural, puede hacerse subiendo al mirador de A Miranda en Cariño, desde donde es posible observar la ría de Ortigueira en su totalidad, ese recodo formado por el mar desde los Aguillós hasta la villa de Ortigueira, en cuyo recorrido sus aguas bañan diversas playas naturales.
Es interesante realizar una visita al Faro de Estaca de Bares e incluso ascender hasta el antiguo Semáforo de Bares, actualmente transformado en Hotel de Naturaleza, desde el cual es posible divisar la playa de Bares y la desembocadura del Río Sor. Mejor aún es la vista que se obtiene al dar un paseo en piragua por el Río Sor.
En la playa de Morouzos, ubicada etre Cabo Ortegal y Estaca de Bares, es posible apreciar sus característicos pinares y dunas, entre los cuales un sendero de madera conduce a la laguna de S. Martiño. Frente a esta espectacular playa se halla la isla de San Vicente, la cual sólo puede visitarse con marea baja, mientras que en dirección al este se erigen pueblos llenos de encanto y playas presididas por los acantilados de Loiba.

Imagen:

http://www.escapadarural.com/blog/wp-content/uploads/2012/01/caboortegal.jpg

La villa fortificada de Linares de Mora

En la Sierra de Gúdar, visitamos Linares de Mora, una localidad ubicada a 1.311 metros de altitud sobre el nivel del mar que, por su cercanía a la Estación de Esquí de Valdelinares, es muy concurrida durante el invierno.
Esta villa fortificada se emplaza en el Valle del río Linares, en medio de un sensacional  paraje, marcado por abruptos desniveles y por la abundancia de pinares y manantiales.
Como la villa se encuentra levantada sobre una roca, permite al visitante disfrutar de panorámicas extraordinarias. En la cima de la peña, se hallan los restos del castillo, que proceden de la reforma realizada en 1222 por el obispo Sancho de Ahones. Su planta es irregular, lo que le permite adaptarse al terreno. La torre principal se asoma al precipicio más accidentado.
A los pies de los restos del castillo,  se ubica la Iglesia barroca, cuya peculiaridad reside en que el campanario está separado del templo.
Si bien se desconoce cuando fue fundada la villa, se sabe que Linares de Mora ha sido rescatada a los moros por Alfonso II de Aragón allá por el año 1181. Durante un tiempo, la defensa del castillo de la villa fue confiada a la Orden del Temple, de modo tal que han sido los Templarios quienes rigieron los destinos del lugar hasta 1202, año en que Pedro II el Católico donó esta fortaleza junto a la de Puertomingalvo, al Cabildo de la Seo de Zaragoza.
Durante las Fiestas Patronales de Linares, dedicadas a Santa Ana, Santiago y San Cristóbal, que son celebradas entre el 24 y el 29 de Julio, se puede apreciar el festejo con toros embolados, vaquillas y concursos, entre otras muchas actividades.

Imagen:

http://www.entrepueblos.com/imgs/2006095/200609035526_14521700-mini.jpg

Actividades para hacer en Chulilla

Chulilla, perteneciente a la Comarca de La Serranía, es una ciudad de carácter montañoso que está ubicada en la cuenca alta del Río Turia.
La población se halla dominada por el Castillo árabe, que conserva del lado de la población torreones y murallas. La fortaleza posee, entre otras cosas, un recinto señorial con torre y restos de la residencia y cuatro aljibes. Mientras que, en la parte que da al río, está el  cañón denominado “Las Hoces del Turia”, de unos 6 kilómetros de longitud. Éste es, quizás, uno de los parajes más bellos y, a su vez, menos conocido de la Comunidad Valenciana. Sus paredes atraen por igual escaladores y naturistas.
Su rico patrimonio natural, transforma a esta localidad en el espacio perfecto para practicar senderismo, disfrutando de itinerarios por las zonas de mayor atractivo de la comarca, marcadas por la diversidad de paisajes fluviales, frondosas campiñas y abruptas zonas de montaña.
También, Chulilla es ideal para la práctica de escalada  deportiva y rutas en bici, para bicicleta de montaña y de carretera.
Junto al Río Turia, se dispone el Balneario de Fuencaliente., el cual sobresale por las propiedades  de sus aguas, perfectas para tratar afecciones reumáticas y respiratorias, así como trastornos de motricidad, celulitis, etc.
El Barranco de Falfiguera, por su parte, es otro de los grandes encantos de esta estupenda población. Este paraje, posee una zona de difícil acceso, descubierta en 1998,  que alberga pinturas rupestres de gran valor histórico.
Por otro lado, de la arquitectura religiosa puede visitarse la Iglesia de la Virgen de los Ángeles, construida sobre una antigua mezquita, y la Ermita de Santa Bárbara, un edificio originariamente gótico que dispone de una sola nave con pilastras y bóveda de crucería.
Otra de las cosas que sobresalen del paisaje de Chulilla son las numerosas fuentes, algunas de ellas  permanentes y otras que surgen en función de las lluvias. La principal y más grande de todas es la Fuente del Balneario, que abastece al balneario y al  pueblo en su totalidad. También, vale la pena mencionar a las fuentes de la Rinconá, Corachana,  Terrosa, Mortaina, Pelma, La Maza y El Lebrecillo, entre muchas otras.
De este modo, no es difícil afirmar que Chulilla es un buen lugar para descansar, disfrutando de la naturaleza de su entorno y de la amplia oferta de actividades deportivas y lúdicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b1/ES_Valencia_Chulilla.jpg/800px-ES_Valencia_Chulilla.jpg

Los espacios naturales de Pájara

El municipio de Pájara está situado en el archipiélago de las Canarias, al suroeste de la isla de Fuerteventura.
En el término municipal encontramos atractivas construcciones religiosas como la Ermita de San Diego de Alcalá, ubicada próxima a las ruinas del que fuera el primer convento de las islas; la Ermita de Nuestra Señora De la Peña, templo de estilo clasicista perteneciente al siglo XVII,  y la Ermita de San Antonio Abad, declarada  Bien de Interés Cultural. Dentro del mismo orden encontramos la Iglesia de la Virgen de la Regla, un santuario que data del siglo XVII y que llama la atención por su decoración con motivos aztecas. Continue reading

Lagunarrota

Lagunarrota es una localidad de la Comunidad Autónoma de Aragón, situada en la zona central de Huesca, muy cerca de su capital.

Uno de los atractivos de esta villa es el Pozo Bajo, una construcción datada en la época árabe, a la que se le han realizado ciertas modificaciones. Posee una estructura de sillería, con arco de medio punto y muros recubiertos con mallacán. Entre sus particularidades figuran sus escaleras, las cuales se hallan debajo de un amplio pasillo abovedado, dividiéndose en varios tramos. Aunque ya no está en uso, es una buena visita para hacer.

También podemos conocer el Pozo El Pinar, ubicado en una zona en la que abundaban los pinos, de ahí su nombre. Este pozo abasteció de agua al pueblo, en reemplazo del Pozo Bajo, hasta los años 70 cuando se realizó la canalización de las aguas y actualmente se encuentra inutilizado. Un dato peculiar, para su construcción se empleó un sistema de espejos para poder reflejar la luz del sol y, por consiguiente, alumbrar el interior del pozo. Hoy en día el Pozo el Pinar es un punto de encuentro para los jóvenes del lugar.

En cuanto a los monumentos religiosos sobresale la Iglesia parroquial de San Gil Abad, cuyos orígenes se remontan al siglo XII, aunque debió ser reconstruida casi por completo en el siglo XVI, por lo que del templo original sólo se conservan la portada, dos cuerpos de la torre de campanario y la parte inferior del testero.

Por último, queda por conocer la Ermita Santa María de Valverde, sobre la que se desconoce con precisión cuándo fue construida pero que existen algunas citas que la mencionan. Actualmente, el edificio se halla en muy mal estado de conservación, por lo que de su carácter religioso poco queda.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/8062561.jpg

Visita Abanto

Abanto es una localidad de la provincia de Zaragoza, en Aragón, que le depara al visitante un atractivo itinerario para realizar.

No muy lejos de su término municipal se halla la laguna de Gallocanta, que con sus 1400 hectáreas de superficie es la de mayor extensión de España. Esta laguna natural, que se halla ubicada a unos 1.000 m. de altura, atrae a ornitólogos provenientes de todas partes de Europa dada a la gran variedad de aves acuáticas que allí se concentran.

De paseo por el pueblo, una buena opción es visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un templo del siglo XVIII, de portada barroca y planta rectangular, que contiene numerosas imágenes escultóricas.

A unos mil quinientos metros antes de la entrada a Abanto, se sitúa la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián que, si bien se desconoce la fecha de su construcción, conserva muy bien su estructura.

Otra de las ermitas que encontramos por aquí es la Ermita de San Sebastián, que está ubicada en dirección al Pantano sobre una pequeña elevación. Del templo, destaca la imagen de San Esteban del altar mayor. A pesar que no posee grandes dimensiones, este lugar no puede dejar de ser visitado por quienes gustan de los monumentos antiguos y de lineas rústicas.

De su paraje natural, no podemos dejar de mencionar al embalse o laguna de Las Fuentes, nutrida por manantiales de importante caudal que brotan por debajo de una gran roca así como de las fuentes situadas un tanto más arriba.

El Pantano de Abanto, suele servir como marco ideal para la pesca o el baño. Este lugar dispone de un merendero, donde es posible saborear diferentes comidas. En fin, se trata de un paraje que resulta ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, sobre todo durante los meses de calor.

Otro de los sitios que merecen ser visitados es la muralla de Abanto, situada en uno de los lados de un cerro de calizas. Esta monumental estructura llama la atención de los visitantes por sus sillares de más de dos toneladas.

También, caben destacar otros lugares como el Molino de Abanto, la Fuente del Hostal y las Salinas.

Imagen:

http://agenda21abanto.dpz.es/gestion/archivos/adjuntos/panoramica.jpg

Canena turística

De camino por la Ruta de los Castillos, llegamos al pequeño pueblo andaluz de Canena.
Su casco urbano sobresale por su principal monumento, un castillo de estilo renacentista, que fue convertido en palacio durante el siglo XVI por Andrés Valdelvira.
Al dar un paseo por las calles de esta acogedora villa, es posible apreciar otros edificios de gran valor histórico y artístico, como es el caso de la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, un templo renacentista cuyo interior se halla recubierto con armadura mudéjar. También, se destacan la Ermita de Nuestra Señora del Rosario, cuya construcción se realizó entre los siglos XV y XVIII, los restos de un antiguo molino, que se hallan al lado del arroyo de la Yedra; y  de un acueducto romano.
También, los turistas pueden disfrutar de las aguas terapéuticas del Balneario de San Andrés, que cuenta con una oferta de alojamiento en un enclave donde predominan los espacios verdes.
Cerca del núcleo poblacional se ubican la Fuente del Arca, un manantial natural que se localiza en la base del Cerrillo de los Prietos, al que se accede a través de un camino rural; y el Pantano de Gibribaile, que goza de un entorno de excepcional belleza.
Entre los principales platos de la gastronomía típica del lugar, se encuentran los guiñapos con liebre, así como el guisado de albóndigas y las tortillas dulces, que pueden acompañarse con las tradicionales bebidas anisadas de Canena.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/9d/Vista_Municipio_Canena_desde_Cerro_Ibros.jpg/800px-Vista_Municipio_Canena_desde_Cerro_Ibros.jpg

Viaje por la Costa Vasca

La Costa Vasca, es una franja costera que se localiza al norte de España, a orillas del Cantábrico, la cual en toda su extensión posee magníficas playas, asentamientos pesqueros e imponentes acantilados.
Podemos comenzar el paseo en Portugalete, donde se encuentra el Puente Colgante de Vizcaya, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad.
Para disfrutar de estupendas playas, no tenemos más que dirigirnos al norte de Bilbao. Allí encontraremos arenales como la Playa de Arrigunaga o la Playa de Barinatxe Salvaje, esta última catalogada como una de las playas españolas perfectas para el surf.
Continuando rumbo hacia el este, visitamos Plentzia, un pueblo marinero dotado de una encantadora playa y un  centro histórico con grandes atractivos.
Luego nos allegamos hasta Bakio, un pueblo pesquero cuyas playas sirven de carnada para los visitantes.
Camino a Mundaka, uno de los máximos referentes en Vizcaya en lo que a deportes acuáticos se refiere, nos sorprenderemos con las playas de Laga, San Antonio y Sukarrieta.
En la zona más litoraleña, resultan atractivos Elantxobe, pueblo costero con casas colgantes sobre la ladera, y Ea, una tranquila localidad.
Ondarroa, es otro de los lugares que visitaremos. Se trata de una villa marinera que se dispone en torno al un puerto, junto al cual está la Playa de Santurrarán, de gran extensión.
Si buscamos un centro de veraneo, entonces hablamos de Zumaia, un pueblo que está atravezado por las aguas de un río. Aquí, no podemos dejar de ir al Museo de Ignacio Zuloaga, que funciona en la casa que perteneció al reconocido pintor vasco,  donde se exponen muchos de sus trabajos.
En cambio, si deseamos disfrutar de la playa más larga del País Vasco, entonces debemos ir a Zarautz, centro de veraneo que además es popular por sus mansiones, numerosos bares y miradores.
San Sebastián marca el punto final del paseo, de donde no nos retiraremos sin antes darnos un buen baño en la Playa de la Concha.

 Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/800px-Ondarroa_Vista_general.jpg

Visitando Utiel

A la orilla del Río Magro, se ubica Utiel, un municipio de la Comunidad Valenciana que es popularmente conocido por  su producción vinícola.
Se trata de un destino de notable história, lo cual queda de manifiesto en los importantes  restos arqueológicos  de Villares, una antigua ciudad de la época prerromana, situada próxima a la vecina localidad de Caudete de las Fuentes.
El l monumento más sobresaliente de Utiel es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, un austero templo originario del gótico final que se destaca por su impactante torre, la cual se imponer sobre el entramado urbano.
Otros buenos ejemplos de la arquitectura religiosa son el Convento de la Merced y el de Franciscanos, construidos durante el siglo XVIII, y la Ermita del Remedio, todos de especial interés.
Utiel dispone de una tradicional afición taurina. Pues, vale aclarar, que en su época de mayor desarrollo, allá por el siglo XIX, se construyó la Plaza de Toros, que cuenta con una capacidad para alrededor de 10 mil espectadores. De ahí que los locales suelen ufanarse de poseer la plaza más antigua, anterior incluso a la de la propia capital provincial.
Pero sin dudas, la mejor visita que podemos hacer es al popular Museo del Vino, el cual funciona en una antigua bodega de singular forma circular que ha sido construida a fines del siglo XIX. Aquí, es posible apreciar de cerca diferentes aspectos vinculados con la producción vinícola.
En fin, visitar esta encantadora ciudad nos deparará una grata experiencia, no sólo por sus atractivos sino por la calidez de sus gentes.

Imagen:

http://media.rurismo.com/fotos/grande/pueblos/valencia/10101_1.jpg

Viaje a Padrón

En la provincia de A Coruña, en su límite con Pontevedra, se levanta el municipio de Padrón, un sitio con un patrimonio arquitectónico y monumental que vale la pena apreciar.
Esta localidad alberga lugares de gran revés cultural como la Casa Museo Rosalía de Castro, que fue la residencia en la que la autora escribió sus obras más destacadas
En cuanto a la arquitectónica religiosa, sobresale la Iglesia Parroquial de Santa María de Herbón, que es parte del convento que lleva el mismo nombre. Se trata de una construcción de estilo románico que data del siglo XII y se caracteriza por su base rectangular y un ábside semicilíndrico. También, se puede apreciar el convento del Carmen, en cuyo interior se conservan tallas de un gran valor artístico. Además cuenta con un mirador desde donde se observan las rías del Sar y el Ulla. Continue reading