Mallorca te espera

Mallorca es un destino de increíble belleza, que cuenta con una amplia variedad de sitios para recorrer, como museos, galerías de arte, centros comerciales, parques, playas, teatros, y demás sitios de esparcimiento. Se trata de una de las joyas del Mediterráneo, por lo que no caben dudas porqué es un lugar turístico por excelencia.
Su capital, Palma de Mallorca, es la ciudad más grande de la isla, y donde se concentran maravillosos lugares para visitar.
Entre sus principales sitios de interés se encuentran Castell de Bellver, el centro histórico de Palma, donde sobresalen la Catedral de Mallorca y el Museo Catedralicio, y el Museo de Arte Español Contemporáneo.
Al norte de la isla se localiza Port de Pollença, una ciudad famosa  por sus restaurantes y su animada vida nocturna. La capilla de El Calvario junto con la procesión del Viernes Santo son sus mayores atracciones.
Por otro lado, no podemos dejar de mencionar a Alcudia, una ciudad sin igual que se halla rodeada por antiguas murallas y que es muy elegida por los adeptos al ciclismo. En las afueras de la villa está S’Alubufera Parque Nacional, lugar perfecto para la observación de aves. Las ruinas romanas así como la ciudad vieja son otros de los encantos que nos depara Mallorca.
El punto más septentrional de la isla es Cap de Formentor, en donde se obtienen vistas sensacionales desde el faro.
Valldemossa, en la sierra de Tramuntana, constituye otro de los puntos de visita obligada. Aquí se erige el monasterio, el cual fuera hogar del compositor polaco Chopin.
Por otro lado, las Cuevas de Mallorca ofrecen una experiencia única al visitante, siendo las Cuevas del Dragón una de las más visitadas del mundo. Existen cerca de 200 cuevas en toda la isla, aunque solamente unas pocas se encuentran abiertas al público.

Conoce el pasado morisco de Frigiliana

Frigiliana es un pueblo de La Axarquía, situado en Málaga, que llama la atención por sus casas de tejas anaranjadas, cuyas blancas fachadas están adornadas con flores de todos los colores. Paseando por sus calles, es posible apreciar el pasado morisco de este lugar.
El casco antiguo, llamado “barribarto” por los locales, luce el reflejo del azulejo que da cuenta de la historia de esta población. En efecto, aquí pueden contemplarse doce paneles de cerámica que relatan cómo era la vida en la época de los moriscos. Sin embargo, la historia de este pueblo se remonta más atrás aún, tal como dan cuenta de ello los restos hallados que datan de entre los años 3.000 y 1.700 a.c. Los romanos dejaron su huella también en Frigiliana.
Frigiliana, gracias a su entorno natural y tranquilo, es el destino perfecto para pasar unas vacaciones alejados del mundanal ruido. Lo bueno de este pueblo es que se encuentra cerca de importantes centros de población, los cuales vale la pena visitar sobre todo si se desea acceder a una oferta de ocio mayor. De todos modos, Frigiliana cuenta con una interesante oferta cultural y lúdica, en especial durante los meses de verano, que incluye por ejemplo la celebración del Festival Frigiliana 3 Culturas, un encuentro multitudinario que tiene lugar cada mes de agosto.
Teniendo en cuenta que el municipio forma parte del Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama, es posible conocer mejor su entorno natural a través de numerosas rutas de senderismo que llevan a los viajeros hasta parajes de gran belleza.

Ceuta: ¡playas, monumentos y mucho más!

La ciudad de Ceuta es un destino en el que prevalece la diversidad cultural. Sus playas, monumentos y el gran atractivo de sus paisajes, le confieren un encanto especial.
En el casco histórico se encuentra la  plaza de Nuestra Señora de África, cuyo principal atractivo es el monumento a los caídos en la Guerra de África, enfrentamiento que tuvo lugar entre 1859-60. La plaza de Santiago, la de los Reyes y la plaza de la Constitución, son otros de los espacios verdes que invitan a descansar luego de una jornada turística.
Su principal templo religioso es la Catedral de la Asunción de la Virgen,  cuyo edificio fue en el pasado una mezquita musulmana. Pero además de este importante monumento, podemos visitar la iglesia de San Ildefonso,  que alberga la imagen del Cristo de Medinaceli, y la ermita de Nuestra Señora del Valle, la más antigua de Ceuta. La Sinagoga de Bet-El, así como la iglesia de Nuestra Señora de los Remedios y la de San Francisco, completan el itinerario por la arquitectura de carácter religioso.
Las antiguas Murallas Reales y el Foso de San Felipe, la principal construcción militar de la ciudad es algo que no podemos dejar de ver. Aunque tampoco podemos perdernos la oportunidad de apreciar la muralla del Paseo de las Palmeras.
Otro de los encantos de Ceuta son sus  diversos miradores, que ofrecen una bella postal  de su bahía y puerto marítimo. En uno de los miradores está el Castillo-Museo del Desnarigado, que alberga una interesante colección de objetos militares.
Los baños árabes, así como las mezquitas de Muley el-Mehdi y de Sidi Embarek, son un claro ejemplo de su legado morisco.
Durante el paseo, podemos incluir una visita al Museo de Ceuta, al de la Legión y al Museo de los Regulares, los cuales son parte más importante de la oferta cultural de la ciudad.
Para pasar una jornada distendida, sólo basta con ir al Parque Marítimo del Mediterráneo, que se destaca por su bellos jardines, lagos artificiales y cascadas circunscriptas por palmeras.
Una excursión al Monte Hacho, nos permitirá contemplar estupendas vistas panorámicas del estrecho de Gibraltar y del Mar Mediterráneo.
En cuanto a sus playas, las más concurridas son la de la Ribera y la playa de el Chorrillo.

Imagen:

Wikipedia

Los espectaculares paisajes de Lanzarote

Lanzarote, la más oriental de las Islas Canarias, es un sitio espectacular con majestuosos paisajes submarinos y lunares, numerosos volcanes, transparentes aguas, y una vasta naturaleza. Sin duda tierra de contrastes.
El Parque Nacional de Timanfaya, bajo la protección de Reserva de la Biosfera de la Unesco, es su principal encanto natural. Además, la isla se destaca por sus grandes atractivos turísticos y sus  más de 15 museos y galerías de arte que ofrecen un espacio para disfrutar de la cultura local.

Continue reading

Miranda de Castañar: postal de balcones naturales

De paso por Salamanca, podemos optar por dirigirnos hacia Miranda de Castañar, villa amurallada situada en la Sierra de Francia,  en cuyo casco urbano pueden apreciarse interesantes ejemplos de arquitectura popular y sus balcones naturales, además de monumentos tales como el castillo y la iglesia.
El castillo de Miranda del Castañar, es una fortaleza del siglo XV que se halla en buen estado de conservación, gracias a que ha sido restaurado. Su torre del homenaje domina el casco antiguo de dicha población. Del recinto amurallado, construido en el siglo XIII, se conservan las puertas de San Ginés, de Nuestra Señora, la de la Villa y la del Postigo.
Junto a la muralla podemos recorrer la Ronda Nocturna, callejeo interior de especial encanto que discurre por debajo de las casas por donde la guardia nocturna se ocupaba antiguamente de la protección de sus vecinos. No debemos perder la oportunidad de transitar por el tramo abovedado apuntado u ojival que pasa bajo la iglesia.
La Iglesia de Santiago y San Ginés de Arles, es un templo parroquial de estilo gótico que data de los siglos XIII y XIV. Está dividida en tres naves, y en su interior alberga un pequeño museo. Mantiene su estructura y diversas piezas artísticas que valen la pena ser apreciadas.
También, podemos programar una visita a la Ermita de Nuestra Señora La Virgen de la Cuesta, construida en homenaje a la Patrona de la ciudad. Desde aquí pueden contemplarse maravillosas vistas de la Peña de Francia.
Otros monumentos de Miranda del Castañar que merecen ser destacados son la Plaza de Toros, el patio de armas del castillo Miranda, la Casa del Excribano, palacete solariego construido en el siglo XVII, La Carnicería Real, sigular muestra de la antigua arquitectura civil que posee mostrador a la calle y un antiguo matadero, por mencionar sólo algunos.

Imagen:

Wikipedia

Fin de semana en Cuerva

Cuerva es una pequeña y encantadora localidad de la provincia de Toledo, que integra la comarca de los Montes de Toledo. En esta apacible población el visitante tendrá la oportunidad de descubrir su exquisita gastronomía, donde los platos a base de carne de caza son los protagonistas; su interesante patrimonio monumental, encabezado por  el Castillo medieval de Peñaflor, sus artesanías en cerámica y festividades, entre otros atractivos.

Cuerva es un sitio perfecto para realizar una escapada de fin de semana y disfrutar de los magníficos paisajes de montaña.

El Castillo de Peñaflor, situado en las inmediaciones del pueblo, es una de las visitas obligadas. Se trata de una fortaleza cuyos orígenes se remontan al siglo XII.

Al pasear por las calles de Cuerva es posible contemplar interesantes muestras de la arquitectura popular serrana. En cuanto a las construcciones religiosas, puede realizarse un recorrido por la Iglesia del Convento de Carmelitas, construida entre los siglos XVI-XVII, la Ermita de la Virgen de Gracia, originaria del siglo XVII, y la de la Virgen de los Remedios, que dispone de un bello artesonado mudéjar. De todos modos, el templo más importante es la Iglesia Parroquial del Apóstol Santiago, que fue erigida entre los siglos XV-XVI. Designada Monumento desde 1975, la iglesia consta de una única nave y una torre de planta rectangular.

El Colegio de Gramáticos y el Rollo de justicia, son otros de los sitios que merecen ser incluidos en el itinerario.

Imagen:

diputoledo.es

Interesante excursión a Vielha

Viella o Vielha, capital del municipio de Vielha e Mijaran (en aranés) y  de la Comarca del Valle de Arán, ha sido desde tiempos inmemoriales, debido a su situación privilegiada, el punto de confluencia de las comunicaciones de la Val d’Aran en su totalidad. Incluso, sirve como punto de partida para arrojarse a conocer el resto del territorio.
Al mismo tiempo, Vielha constituye uno de los principales sitios de interés cultural de la Val d’Aran, con una actividad económica orientada en gran medida al turismo.
Debido a su localización montañosa, Viella es el sitio perfecto para poder realizar numerosas prácticas deportivas a lo largo de todo el año.
En la zona del centro urbano, Vielha dispone de una importante oferta de comercios y servicios, además de un abultado programa de actividades que pueden ser realizadas en su entorno, como turismo activo, excursiones en bicicleta de montaña, en coche o a caballo, senderismo rural y pesca. No hay que olvidarse del Palai de Gèu (Palacio de Hielo), un complejo lúdico deportivo que cuenta con piscinas climatizadas, pista de hielo, gimnasio y solárium, así como sauna y cafetería.
Para quienes visitan el pueblo durante el invierno, el esquí, conjuntamente con los deportes de nieve, posee una base perfecta dada la cercanía de las Estaciones de Esquí de Baqueira-Beret y La Bonaigua.
Inclusive, el montañismo, producto de su cercanía con el Parque Nacional de Aigües Tortes y Estany de Sant Maurici, es otra de las grandes actividades que se pueden emprender en el pueblo, ya sea en invierno como en verano.

Imagen: http://st-listas.20minutos.es/images/2011-06/290565/list_640px.jpg?1307010456

El entorno serrano de Aznalcóllar

Aznalcóllar es un municipio de casi 6 mil habitantes que está ubicado al noroeste de la provincia de Sevilla, en la zona limítrofe con Huelva.

El entorno de Aznalcóllar está calificado desde 1986 como Complejo Serrano de Interés Ambiental. En Corredor Verde del Guadiamar, curso fluvial que comunica el Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Sierra Morena) con el Parque Nacional y Natural de Doñana, confluyen el Pantano de Aznalcóllar, el río Agrio y las Marismas del Guadalquivir. Esta zona está abierta al público, y ofrece una interesante diversidad de especies vegetales y animales.

El paseo por este municipio puede incluir la visita a la Capilla de la Cruz de Arriba, edificio de una sola nave que data del año 1899, en cuyo interior alberga el retablo de la cruz y el de la virgen.

Asimismo, reviste de interés apreciar los restos del antiguo acueducto romano de itálica, el cual comenzó a contruirse en el siglo I.

Del Castillo de Aznalcóllar, fortaleza de origen medieval situada detrás del cementerio, solamente se conserva una pequeña parte pero bien vale la pena visitarlo.

La Capilla de la Cruz de Abajo es otra de las muestras de la arquitectura religiosa local. La capilla fue construida en 1946 en el mismo sitio en el que se hallaba la cruz de hierro fechada del 1780. Es una construcción de planta rectangular y cubierta por bóvedas de cañón, que contiene interesantes piezas de orfebrería.

El paseo culmina en la Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación, templo del siglo XVIII y de estilo barroco, cuyo crucero está cubierto por una cúpula.

Zonas turísticas cercanas a Alcubilla de Avellaneda

Alcubilla de Avellaneda es una localidad situada en la provincia de Soria, que además de ser conocida por ser “el pueblo de las 100 fuentes”, se destaca por estar ubicada en una zona de importante interés turístico. En efecto, en sus alrededores es posible encontrar numerosos lugares de gran encanto. Por lo que si elegimos este destino, es imprescindible disponer de un coche para poder recorrer todos esos lugares.

A tan sólo 15 km del término municipal se hallan las ruinas de Clunia Sulpicio, una antigua ciudad romana de la que aún se conservan el foro, el anfiteatro y las termas.

También, podemos visitar San Esteban de Gormaz, pueblo localizado a escasos 20 minutos, cuyos principales atractivos son el castillo del siglo IX, una construcción de origen musulmán que se halla en franco estado de abandono; las iglesias Nuestra Señora del Rivero y de San Miguel, y el puente que cruza el Duero, de origen medieval.

 En el Parque Natural Cañon de Río Lobos, podremos apreciar un profundo cañón, que se erige sobre el río Lobos, además de diversas grutas, cuevas y la ermita templaria de San Bartolo del s.XIII, que se dispone en el centro mismo del cañón.

Otra población de gran atractivo es Peñaranda de Duero, que se sitúa a tan solo 16 km. En ella, además de su casco medieval, apreciaremos distintos edificios de interés, como el castillo, el Palacio de los Zúñiga Avellaneda, la Botica de Ximeno y la iglesia parroquial de Santa Ana, entre otros.

Por su parte, si visitamos Burgo de Osma vale la pena dar un paseo para conocer sus principales monumentos, como la Catedral, las ruinas romanas de Uxama y la Universidad de Santa Catalina. También, podemos realizar un recorrido por la la Plaza Mayor y la Plaza de San Pedro, hasta culminar en las murallas.

Mientras que Coruña del Conde, pueblo situado a 16 km, ofrece sitios de  visita obligada, como el Castillo, del que todavía se conservan las torres y algunos restos de muralla; la Ermita del Santo Cristo de San Sebastián, de origen visigótico; la plaza porticada y dos puentes romanos que se  alzan sobre el río Arandilla.

Un poco más alejada se halla la Fuentona de Muriel, un espacio protegido cuyo entorno sorprende por su belleza. Entre sus principales valores se pueden mencionar el acuífero de la sierra Cabrejas y el Ojo de La Cuentona.

Asimismo, a poco más de una hora de viaje está la Laguna Negra, que se encuentra ubicada en un entorno de gran belleza paisajística. En este sitio se localiza el Pico Urbión, muy elegido por quienes practican escalada.

Por último, a 61 km de Alcubilla de Avellaneda visitamos la Playa Pita y el Pantano de la Cuerda del Pozo, una atractiva zona de recreo que resulta ideal para realizar actividades náuticas, pescar o ir de camping.

En fin, desde Alcubilla de Avellaneda podremos llegar a lugares sensacionales y de enorme valor natural, que nos depararán una grata experiencia.

Imagen:

http://www.alcubilladeavellaneda.es/uploads/imagenes/imagenes_AlcubillaAvellanedacalle1_56993387.JPG

Monumentos y parajes de Valdeverdeja

Valdeverdeja es una villa de la provincia de Toledo, que está situada en la comarca de la Campana de Oropesa. Su término municipal se encuentra prácticamente rodeado por las aguas del río Tajo, el cual hace de frontera entre Castilla-La Mancha y Extremadura.

El terreno granítico sobre el que se asienta da lugar a los denominados canchales. El Tajo cruza el municipio y en sus márgenes pueden observarse diversos molinos de agua, actualmente en desuso.

Entre sus principales monumentos es posible citar a la Iglesia de San Blas, templo del siglo XVI que fue ampliado durante el siglo XVIII, y a la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados, construcción del siglo XVIII que fue erigida sobre otra anterior.

De sus parajes destaca el del Pozos Nuevos, sitio en el que se localizan numerosos pozos con sus respectivos lavaderos fabricados en piedra. Vale mencionar que este lugar ha sido declarado Bien de Interés Cultural, bajo la categoría de Sitio Histórico.

La Casa Curato, es otro de los principales atractivos de la villa. Se trata de una casa rectoral que sobresale por su bonita fachada con vista a la plaza Mayor. Sobre la calle San Blas se encuentra el acceso principal, por el cual se ingresa al patio mediante un portalón en medio punto.

Su patrimonio arquitectónico se completa con la Casa del arco, construcción levantada en el año 1876 con bóveda de cañón y arcos de medio punto.

Imagen:

diputoledo.es