Valencia para todos

Valencia es una  de las ciudades más importantes de España. Por su ubicación, a orillas del Mediterráneo, es considerado un destino de sumo encanto. Además, su atractivo deviene del rico patrimonio artístico e histórico que engloba.
Es muy popular por la calidad de sus espacios naturales, ello explica el porqué se la conoce como la ciudad de las flores. Uno de sus principales parques, quizás el de mayor concurrencia, es el Gulliver, el cual se caracteriza por su temática infantil. Aunque también podemos ir a los Jardines del Real, el Jardín de Aroya, el Parque de Benicalap y el Jardín del Turia.
De todos modos, si deseamos conocer los principales monumentos de la ciudad, debemos comenzar por recorrer su casco antiguo, zona en la que se encuentra la iglesia Santa María, famosa por su torre-campanario Miguelete; la Basílica de la Virgen de los Desamparados, la Real Parroquia de los Santos Juanes, declarada Patrimonio de la Humanidad, y la iglesia de Santa María Mártir, por mencionar algunos de los templos religiosos más significativos.
Uno de los sitios de visita obligada es la Ciudad de las Artes y las Ciencias, de atmósfera futurista, que constituye uno de los centros de divulgación científica más renombrados de España y Europa, que se divide en áreas denominadas el Museo de las Ciencias, el Hemisféric y el Oceanogràfic. Otro sitio de especial interés, sobre todo si viajamos con niños, es el Bioparc,  zoológico en el que son recreados los distintos hábitats del continente africano.
Algunas de las actividades que no podemos dejar de hacer en nuestro paso por Valencia es ir a los Baños del Almirante, concurrir a la Plaza de Toros, contemplar la Lonja de la Seda y dar un paseo por las Torres de Serranos, éste último cobija los restos de la vieja muralla que circunscribía la ciudad. También, podemos apreciar claros ejemplos de la arquitectura moderna, como las Torres de Quart.
Los interesados en el turismo de naturaleza, no pueden dejar de conocer el Parque Natural de la Albufera y el Jardín Botánico, además de realizar excursiones por la Huerta de Valencia y el Marjal de Rafalell y Vistabella.
Por supuesto que no podemos irnos sin antes haber disfrutado de sus playas, tendidos al sol y practicando deportes acuáticos.

Imagen:

Wikipedia

Visita Santoña

Santoña es una encantadora localidad situada en Cantabria que, además de contar con algunos monumentos interesantes, puede ser tomada como punto de partida para emprender rutas que conducen a atractivos sitios, localizados en zonas aledañas.
El principal monumento es la iglesia de Santa María del Puerto, la cual perteneció en sus orígenes a un monasterio altomedieval y que fue de gran importancia durante siglos.
Si bien permaneció largo tiempo en decadencia, fue en el siglo XIII comenzó a construirse el templo actual. Se trata de un edificio gótico, rematado con sencillas bóvedas de crucería. Lo que más impacta de su exterior son las dos puertas y los  ventanales con morfología románica.
Durante la época de los enfrentamientos con franceses fueron construidas diversas fortificaciones, como el Fuerte Imperial, El Mazo, y los fuertes de San Martín y San Carlos.
Para conocer los alrededores de Santoña, existen algunas rutas que conducen a iglesias románicas, como la de Escalante y Bareyo, así como a numerosas torres señoriales bajomedivales.
La iglesia de San Román de Escalante, es un templo románico que pertenece al gobierno autonómico de Cantabria. Su exterior es rústico y sencillo, en tanto que su interior comprende una sola nave y ábside semicircular. La corona de canecillos es su mayor atractivo, aunque también puede apreciarse una cabecera muy decorada y algunas estatuas-columna.
Por su parte, la iglesia parroquial de Santa María de Bareyo, ubicada cerca de la de Escalante, es una construcción de estilo románico, cuya única nave se encuentra unica a la cabecera de ábside semicilíndrico. La pila bautismal románica, apoyada sobre dos leones, es otro de los elementos que no pasan desapercibidos.
También, puede visitarse la Torre de Venero en Castillo, Arnuero, que sobresale por sus almenas, ventanas y la muralla exterior.
Asimismo, en la costa cantábrica se aconseja conocer las Torres de Isla: Cabrahigo, Jado, Torrín y Cueva, todas ellas de estructura similar.

Imagen:

Wikipedia

 

La Luisiana, un paseo por la campiña sevillana

La Luisiana es un municipio que forma parte de la campiña sevillana, en el cual son conservados los restos de baños romanos, su principal yacimiento arqueológico, que en el pasado fueron utilizados como balneario por las personas de clase acomodada.
Esta población, cuenta además con una gran cantidad de restos arqueológicos, muchos de los cuales pertenecen sobre todo al período íbero y a la Edad de Bronce, y pueden ser apreciados en el Museo Arqueológico de Sevilla.
Existe una gran variedad de monumentos, los cuales pueden ser contemplados por los visitantes en su paso por esta encantadora villa. Entre ellos, se destaca el edificio del Ayuntamiento, una construcción del siglo XVIII que fue utilizada como depósito de granos hasta bien entrado el siglo XX.
Otro de los sitios de interés de La Luisiana es la Casa de Postas, un edificio barroco que conserva su estructura original. Consta de dos partes: la primera compuesta por una panadería y una vivienda, en tanto que la segunda está representada por un patio con magníficas columnas toscanas.
El paseo se completa con la Fuente de los Barricos, así como con las Iglesias del Campillo y de la Inmaculada Concepción. Esta última constituye un claro ejemplo de la arquitectura barroca.
En sus alrededores, es posible contemplar los vestigios de antiguas explotaciones agrícolas, que hoy en día continúan utilizándose para el cultivo así como para la producción de aceite de oliva.

Imagen:

http://4.bp.blogspot.com/-8ZVKEU6CbpA/T7gqDfcX4SI/AAAAAAAAOR4/f0U5XzTdaA8/s1600/laluisiana_panoramica.jpg

Atractivos de Altura

Altura es una localidad de Castellón, que se encuentra enmarcada por el Valle del Palancia y la Sierra Calderona.

En todo su entorno es posible apreciar diversos viaductos y acueductos, entre los que sobresale el Viaducto del Barranco de la Jarea, de origen medieval.

Por otro lado, en su término municipal se localiza La Cartuja de Vall de Cristo, que fue fundada a fines del siglo XIV a pedido del Infante Don Martín. En su momento, La Cartuja constituyó un núcleo de gran poderío, tanto religioso, cultural, económico, como político. Vall de Cristo cuenta con importantes obras arquitectónicas, como su Iglesia Mayor, de estilo único.

En el núcleo urbano de Altura, es posible apreciar numerosos monumentos y sitios de interés, como la Plaza Mayor y la Iglesia Parroquial de San Miguel. Mientras que en la zona del casco antiguo se halla la Iglesia Primitiva, de estilo gótico valenciano, considerada todo un símbolo del culto cristiano.

En el extramuros está la Casa Grande, un caserón de estilo renacentista que fue construido en el siglo XVI y que aún hoy conserva algunas de sus dependencias originales y de los muros que la protegían.

Otro de los sitios de interés es, sin dudas, el Santuario de la Cueva Santa, que está ubicado en los alrededores de Montmayor. La cueva, de veinte metros de profundidad, sirvió antiguamente de refugio para los pastores. En el fondo de la sima está la Capilla de Ntra. Sra. de la Cueva Santa, datada a fines del siglo XVII, en cuyo interior se conserva un retablo que contiene grabadas escenas vinculadas a la historia de la Cueva Santa.

De su entorno natural se destaca el Parque Natural de la Sierra Calderona, que presenta importantes microreservas de flora y fauna.

La Vía Verde Ojos Negros, al igual que la Senda de La Cueva Santa, es una buena opción para recorrer los diferentes parajes de Altura.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c0/VGeneral_Altura.JPG/800px-VGeneral_Altura.JPG

La Alberca: Pueblo litúrgico y tradicional

La Alberca, es una localidad turística del sur de Salamanca que está situada en la Sierra de Francia, muy visitada por aquellos que gustan del turismo ecológico y cultural. Se trata de una población cuyo trazado urbano, de calles laberínticas, permanece casi intacto desde la Edad Media.
La arquitectura popular serrana, compuesta por viviendas que reproducen la arquitectura típica de las sierras de Francia y Gata, es uno de los principales atractivos de La Alberca. Las fachadas de las casas exhiben grandes aleros y entramados de madera, al tiempo que disponen de tres plantas erigidas sobre bases de granito. Muchas de ellas aún conservan establos con animales.
También, la población cuenta con diversos monumentos como la Antigua Cárcel, actual punto de información turística.
El espíritu religioso de este pueblo litúrgico y tradicional, es proyectado en diversos tipos de ritos, los cuales han sido forjados manifestaciones tanto costumbristas como arquitectónicas. En efecto, en todo el pueblo es posible apreciar numerosas manifestaciones religiosas grabadas en piedra.
Podemos comenzar por visitar la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo del siglo XVIII, que destaca por su púlpito de granito policromado y su torre de campanario, sobre la cual versan distintas historias.
Rumbo a Mogarraz se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas, cuya particularidad reside en estar ubicada en un bosque recóndito de castaño y robledal recóndito, con características casi místicas. Es una construcción sencilla, de la cual sobresale su pórtico románico. Cerca de aquí se halla la Ermita de San Marcos, actualmente en ruinas, que sorprende al visitante por las vistas que allí pueden contemplarse de la Peña de Francia, el Portillo de la Cruz, La Alberca, la Peña del Huevo y el río Francia.
La Ermita del Cristo del Humilladero, es una de las más antiguas del pueblo. En el pasado fue el camino de entrada desde Salamanca.
En dirección a las Batuecas se localiza la Ermita de San Blas, conocida en el pasado como la de Los Santos Mártires. Es muy popular por la romería de “El Día del Pendón” que es celebrada allí. 
Para apreciar el entorno natural de esta población deberemos acercarnos hasta el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, donde se ubican  diversas cuevas prehistóricas. Aquí, 18 ermitas componen el recinto sagrado, encabezado por el convento de los Carmelitas, muchas de ellas pueden visitarse a pesar de encontrarse en ruinas.
A 1723 metros sobre el nivel del mar se sitúa el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, El Cabaco, construido en el siglo XV por los monjes Dominicos. Desde esta atalaya es posible apreciar la belleza paisajística de los alrededores.
Por otro lado, todavía se conserva el “rollo“, un poste de piedra que posee tallados en su fuste los símbolos de la pasión de Cristo.

Imagen:

Wikipedia

El paisaje pintoresco de La Pobla Llarga

Muy cerca de la ciudad de Valencia, y al sureste de la provincia homónima, se halla el municipio de La Pobla Llarga, una tierra que se caracteriza por el buen sabor de su gastronomía y que deslumbra a sus visitantes con sus exquisitos platos típicos, como es el caso del gazpacho.
Vale la pena realizar el recorrido a pie por las inmediaciones de la Calle Vall y la Calle Major, las cuales constituyeron en el pasado el núcleo principal de este municipio valenciano, es decir, el viejo casco urbano. Actualmente, durante el paseo es posible apreciar los blasones heráldicos que se hallan en las distinguidas casonas nobiliarias de la zona. Continue reading

La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg

Recuerdos de Abla

Abla es una localidad de la Comunidad de Andalucía, situada entre Granada y Almería, dentro de cuyo territorio  incluye al núcleo poblacional Las Adelfas.
Ya desde la prehistoria, específicamente durante el periodo de los Millares, Abla disponía de diversos asentamientos. Luego, en el s. III a. C., fueron asentándose los íberos en el Castillo de Abla. También los romanos se sintieron atraídos por el encanto de este lugar, lo cual queda demostrado en un mausoleo romano que fue erigido para darle sepultura a un personaje relevante de la época. Dicho mausoleo, fue utilizado para fines diversos, pero lo que lo hizo perdurar hasta hoy es la Ermita a San Sebastián que allí funciona, aunque se encuentra en muy mal estado de conservación. También, resultan de interés para el visitante el Pedestal de Aviliano, ubicado en la plaza de San Antón, y la Ermita que lleva el mismo nombre, datada en el s. XVII.
Tras la reconquista a mano de los cristianos, el pueblo creció considerablemente. Así, por ejemplo, en 1629 fue construida la Ermita de los Santos Mártires, en homenaje a los patronos del municipio, Apolo, Isacio y Crotalo. Esta Ermita ha ido objeto de numerosas reformas.
Por su parte, la Iglesia Parroquial de Abla, separada del ayuntamiento por una calle estrecha, es casi una de las visitas obligadas, al igual que su plaza mayor, considerada una de las más bonitas de Almería.
Del pasado árabe, se conservan algunos restos de una alcazaba, situados en la parte más alta del pueblo. De ella, sólo quedan en pie algunos cimientos, parte de sus muros y un aljibe. Desde aquí, puede contemplarse el barrio del Castillo, que se caracteriza por su interesante arquitectura tradicional.
Aquellos que quieran llevarse un recuerdo de su visita a estas tierras, pueden comprar alguna jarapa en los talleres artesanos de Abla.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/6814692.jpg

Visita Abanto

Abanto es una localidad de la provincia de Zaragoza, en Aragón, que le depara al visitante un atractivo itinerario para realizar.

No muy lejos de su término municipal se halla la laguna de Gallocanta, que con sus 1400 hectáreas de superficie es la de mayor extensión de España. Esta laguna natural, que se halla ubicada a unos 1.000 m. de altura, atrae a ornitólogos provenientes de todas partes de Europa dada a la gran variedad de aves acuáticas que allí se concentran.

De paseo por el pueblo, una buena opción es visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que se alza en pleno centro del casco urbano. Se trata de un templo del siglo XVIII, de portada barroca y planta rectangular, que contiene numerosas imágenes escultóricas.

A unos mil quinientos metros antes de la entrada a Abanto, se sitúa la Ermita de los Mártires San Fabián y San Sebastián que, si bien se desconoce la fecha de su construcción, conserva muy bien su estructura.

Otra de las ermitas que encontramos por aquí es la Ermita de San Sebastián, que está ubicada en dirección al Pantano sobre una pequeña elevación. Del templo, destaca la imagen de San Esteban del altar mayor. A pesar que no posee grandes dimensiones, este lugar no puede dejar de ser visitado por quienes gustan de los monumentos antiguos y de lineas rústicas.

De su paraje natural, no podemos dejar de mencionar al embalse o laguna de Las Fuentes, nutrida por manantiales de importante caudal que brotan por debajo de una gran roca así como de las fuentes situadas un tanto más arriba.

El Pantano de Abanto, suele servir como marco ideal para la pesca o el baño. Este lugar dispone de un merendero, donde es posible saborear diferentes comidas. En fin, se trata de un paraje que resulta ideal para descansar y disfrutar de la naturaleza, sobre todo durante los meses de calor.

Otro de los sitios que merecen ser visitados es la muralla de Abanto, situada en uno de los lados de un cerro de calizas. Esta monumental estructura llama la atención de los visitantes por sus sillares de más de dos toneladas.

También, caben destacar otros lugares como el Molino de Abanto, la Fuente del Hostal y las Salinas.

Imagen:

http://agenda21abanto.dpz.es/gestion/archivos/adjuntos/panoramica.jpg

Viaje a Padrón

En la provincia de A Coruña, en su límite con Pontevedra, se levanta el municipio de Padrón, un sitio con un patrimonio arquitectónico y monumental que vale la pena apreciar.
Esta localidad alberga lugares de gran revés cultural como la Casa Museo Rosalía de Castro, que fue la residencia en la que la autora escribió sus obras más destacadas
En cuanto a la arquitectónica religiosa, sobresale la Iglesia Parroquial de Santa María de Herbón, que es parte del convento que lleva el mismo nombre. Se trata de una construcción de estilo románico que data del siglo XII y se caracteriza por su base rectangular y un ábside semicilíndrico. También, se puede apreciar el convento del Carmen, en cuyo interior se conservan tallas de un gran valor artístico. Además cuenta con un mirador desde donde se observan las rías del Sar y el Ulla. Continue reading