Por La Puebla de Valverde

La Puebla de Valverde es una localidad de la Comarca de Gúdar-Javalambre, en Teruel, que se levanta justo al pie de la Sierra de Javalambre.
Dentro de su término municipal, se halla el punto más alto de la provincia de Teruel, con 2020 metros, y de sus mojones comienzan las pistas de esquí de la Estación de Esquí de Javalambre.
Se trata de un paraje característico de la alta montaña mediterránea, que ha sido modelado por efecto de procesos periglaciares y kársticos, lo cual le ha valido  la inclusión en el listado de Lugares de Importancia Comunitaria.
El núcleo poblacional se ubica sobre una colina, estructurado en torno a la Calle Mayor. Entre sus principales atractivos se encuentran la Iglesia Parroquial de Santa Emerenciana, templo de una sola nave de estilo gótico-renacentista, la Ermita de Loreto, del siglo XVI, y las Casas de la Calle Mayor, las construcciones más tradicionales del lugar.
De la antigua muralla, conserva el Portal de Teruel, con portada de sillería apuntada y el Portal de Valencia, que está ubicado en un lienzo de la muralla en buen estado de conservación y junto al cual se hallan los restos de un Torreón. Ambas puertas, datan de los siglos XII-XIII.
Mención especial merece el yacimiento arqueológico de Los Castillejos, que conserva restos de edificaciones y lienzos de murallas de origen ibérico y romano. 

Imagen:

http://viaverdeteruel.blogspot.com/2010/11/la-puebla-de-valverde.html

Paseo por las fuentes y barrancos de Torás

Torás es un municipio de la cuenca del Alto Palancia que se caracteriza por sus bellísimos paisajes, poseedores todos ellos de gran  valor ecológico y ambiental. En nuestro paso por Torás, podremos apreciar diversas fuentes, barrancos con exuberante vegetación, además de bellos encuadres de piedra caliza que albergan una importante variedad faunística.
De la totalidad de sus barrancos, sin dudas, se destaca el Barranco del Regajo, que nace en las cercanías al núcleo poblacional y en donde es posible encontrar distintos ejemplares de roble valenciano.
En las proximidades de este barranco se halla la antigua estación Bejís-Torás, que conforma un estrato vegetal que se continúa con la sierra de El Toro y Bejís. El conjunto en su totalidad, se halla dentro de las estribaciones de la Sierra de Javalambre, muy popular por su diversidad botánica y de paisajes. Al lado de la antigua caseta de RENFE, se encuentra la antigua vía minera de Ojos Negros, una de las rutas verdes más recomendadas, la cual puede recorrerse desde Torás hasta Sagunto.
Cerca del límite con Bejís, hay un reducto de bosque mediterráneo compuesto por  carrascas y que hoy puede visitarse, pues allí se el cerro más alto del municipio, desde el cual se obtienen vistas maravillosas. Otro de los lugares de especial interés es el Embalse de Camarillas, una construcción que sobresale por estar excavada en piedra y que se nutre de las aguas de la Fuente de Camarillas, situada junto al embalse. Dicho conjunto, está catalogado como área recreativa.
Al mismo tiempo, Torás dispone de varios cerros y montículos repoblados de pinos carrascos que se denominan Aguamala y constituyen un paisaje artificial de encanto. Este lugar puede recorrerse usando una pista que nace en la carretera comarcal que conecta Viver con Torás y que llega hasta lo más alto del paraje.
Torás, en resumen, es uno de los destinos turísticos de la Comarca de El Alto Palancia que no tiene desperdicio.

Imagen:

http://detoras.es/

Ruta de los Tres Reinos

Los Tres Reinos, de origen medieval, es una zona a caballo con escasa densidad de población que se encuentra ubicada entre Aragón, Castilla – La Mancha y Valencia.
Este territorio abarca alrededor de un centenar de municipios, que pertenecen a las comarcas de Sierra de Albarracín, Rincón de Ademuz, Gúdar-Javalambre y a Teruel. El mismo se prolonga por el Sistema Ibérico, área que se caracteriza por sus sierras, ríos, paisajes rurales y la abundancia de zonas boscosas.
El entorno de los caseríos es de gran valor natural, pues dispone de un patrimonio ambiental de sumo interés dado a la escasa acción del hombre que se registra desde hace décadas en esta zona. Los paisajes agrícolas, característicos por los cultivos de cereales, destacan por su cercanía a numerosas sierras que se alzan por todo el territorio.
Al mismo tiempo, los pocos cambios que se han producido en los pueblos y la tarea restauradora que viene desarrollándose en los últimos años posibilitaron la preservación de un rico patrimonio cultural. La arquitectura popular puede apreciarse en las casas construidas en piedra, que se combinan con palacios señoriales, templos, recintos amurallados, ermitas y amplias casonas, de estilos y épocas diversas.  
Al recorrer el territorio puede apreciarse de cerca el patrimonio arquitectónico, compuesto por  castillos, puentes, antiguos caminos empedrados, molinos, sistemas de riego de larga data e infinidad de corrales de ganado. Existe una amplia oferta museística, que propone itinerarios temáticos para conocer en detalle la zona.
Durante el trayecto visitamos el Rincón de Ademuz, una isla valenciana que se erige en torno al valle del Turia y a los valles del Boilgues y el Ebrón, donde se hallan las  principales poblaciones, en tanto que en la zona de alta montaña que los rodean hay pueblos y aldeas más pequeños. Además de una gran variedad paisajística, en Rincón predominan los campos de cereal y los huertos de manzanas. Incluso, podemos realizar una excursión al Cerro Calderón, 1.859 metros, que es considerado la mayor elevación de toda la Comunidad Valenciana.
El periplo puede continuar por Albarracín, un territorio singular muy popular por las pinturas rupestres que alberga y los numerosos vestigios de poblaciones antiguas que conserva.
Por su parte, en la Comarca de Teruel podemos contemplar su variedad de paisajes, entre los que sobresalen las vegas del Jiloca y Alfambra, además de zonas de alta montaña y páramos desérticos.
La Sierra de Javalambre (2.020 metros de altitud), por su lado, representa uno de los macizos más escarpados del Sistema Ibérico. Se trata de un territorio de contrastes, en el que se incluyen desde el paisaje lunar propio de la alta montaña y bosques, pasando por el desierto de las salinas y vegas. Por lo que la diversidad de su fauna y flora es impactante.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Javalambre_Teruel1.jpg

Fin de semana en Barracas

El municipio de Barracas, situado entre la Sierra de Pina de Montalgrao y la Sierra de Javalambre,  en la comarca del Alto Palancia, es un buen lugar para una escapada de fin de semana.
En su casco urbano, se hallan diversos lugares de interés, como es el caso de la iglesia de San Pedro Apóstol, un templo gótico del siglo XVI que sobresale por su torre campanario y el rosetón colocado sobre el altar mayor. A tan solo unos metros de la iglesia está la fuente, muy popular por sus aguas con propiedades medicinales.
Paseando por el final de la Calle Teruel, llaman la atención las fachadas de las casas que disponen de piedras en ventanales y portales.
En los alrededores de Barracas, se localiza la ermita de San Roque que se destaca por su pórtico de gran atractivo.
El término de municipal se encuentra atravesado por una Ruta Verde que, en poco tiempo,  servirá para practicar cicloturismo. Junto a la ruta, en la Estación del Palancar, hay una zona de acampada, cuyo entorno se halla rodeado de carrascas y pinos.
Barracas también constituye un buen punto de partida para diversos itinerarios o rutas señalizadas para hacer excursiones a El Toro y Pina de Montalgrao.
En las proximidades del casco urbano, hay una zona húmeda que se la conoce como la Balsa Grande, que bien merece una visita. Otro paraje de gran interés es El mazorral, que representa uno de los pocos bosques que quedan en la Comunidad Valenciana, que está conformado por carrascas y encinas.
Carramanchel, Los Quemados, Cerro de los Pastores y El Barruezo, éste último en el límite con Aragón, son otros parajes de los que puede disfrutarse durante nuestro paso por Barracas.
Si bien vale la pena visitar este destino en cualquier época del año, durante el invierno adquiere mayor encanto debido a que sus parajes naturales se ven cubiertos de nieve, ofreciendo una postal sensacional de Barracas.

Imagen:

www.casaturismorural.com