El entorno serrano de Aracena

En esta oportunidad realizaremos un recorrido por Aracena, una localidad perteneciente a la provincia andaluza de Huelva,  que dispone de mucho para ver y descubrir.
Su término municipal se sitúa en pleno centro de la Sierra de Huelva, en la zona más occidental de Sierra Morena. Al mismo tiempo, forma parte del Parque Natural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche, un espacio natural de 184.000 hectáreas de composición caliza.
En nuestro paso por la ciudad, hallaremos diversos museos como el Museo Geológico Minero, donde se puede apreciar una interesante exposición sobre minerales,  el Museo Arqueológico, que exhibe interesantes restos arqueológicos que fueron encontrados en yacimientos cercanos a Aracena, el Museo de Escultura al Aire de Aracena, dedicado a Obras de Pepe Noja, y el mas peculiar de todos, el Museo del jamón y del cerdo Ibérico, que ofrece un recorrido por todos los elementos que forman parte en la producción y elaboración del jamón. Continue reading

Principales atractivos de Hecho

Hecho, es una localidad que pertenece al municipio del Valle de Hecho, en la provincia de Huesca, que sobresale por la arquitectura popular de su casco urbano.
Las grandes balconadas que se abren en bonitas fachadas de piedra,  y las techumbres coronadas por las tradicionales chimeneas de la zona, son la impronta del lugar. La Casa Mazo y la Casa Gascón, son dos claros ejemplos de la arquitectura típica del pirineo jacetano.
También, es posible apreciar otros modelos de construcciones populares, que llaman la atención por las bordas, cruceros y humilladeros que se diseminan por toda la población.
La Iglesia Parroquial dedicada a San Martín, la principal construcción religiosa de la ciudad, data de los siglos XI o XII.  El templo sufrió un voraz incendio durante la Guerra de la Independencia, por lo que debió ser remodelada casi en su totalidad, conservándose tan solo su estructura y el ábside. Dispone de una planta de cruz latina con tres naves y portada clásica.
Asimismo, vale destacar a la Torre Ysil del siglo XVI, que construida a pedido de Felipe II para ser empleada como torre de vigilancia en la Calzada Romana.
Aparte de su pintoresco núcleo urbano, otros lugares que valen la pena visitar son el Museo Etnológico “Casa Mazo”, donde se exhiben los trajes tradicionales que fueron usados hasta mediados del siglo XX; y el Museo de Escultura Contemporánea al Aire Libre, donde se conservan numerosas esculturas contemporáneas de piedra, además de obras pictóricas.
En su alrededores se alza el Castillo de Acher, una formación geológica que se encuentra circunscripta por murallas rocosas, por lo que se asemeja a una fortaleza.
En la zona, existen frondosos bosques situados a los pies de los valles conocidos como “selvas”, como es el caso de la Selva de Oza, un magnífico paraje que sirve de hábitat para numerosas especies endémicas.
Otro de los principales atractivos de la región es el Río Aragón y sus alrededores, espacio ideal para la práctica del piragüismo y barranquismo.

Imagen:

http://www.cuentatuviaje.net/uploads2/image/A–PUEBLOS/ECHO/HECHO.jpg

Orense: La Ciudad de las Termas

Orense es una bella ciudad de Galicia de origen romano, por lo que es poseedora de una gran riqueza histórica.
Su principal monumento religioso es la catedral de San Martín, templo de origen románico que presenta retablos de estilo gótico. Siguiendo el recorrido por la arquitectura religiosa, merece la pena realizar una visita a la iglesia Santa María de Aguas Santas. Si concurrimos a la iglesia de la Santísima Trinidad, el retablo renacentista que se encuentra en la capilla mayor y su bóveda de crucería son los elementos que más nos llamarán la atención de todo el conjunto. Entre sus santuarios encontramos el de Nuestra Señora de las Ermitas, muy concurrido durante Semana Santa, el de Santa Clara y el de Nuestra Señora de los Milagros. 
Esta ciudad cuenta también con numerosos puentes,  como es el caso del Puente Romano, datado de la época de César Augusto y actualmente en ruinas, y el Puente Milenio, que simboliza el progreso y modernismo de Orense. El Puente Nuevo, el de Loña y el Puente Codesal, son otros de los puentes que se hallan dispersos por la ciudad. 
Los balnearios de aguas termales son ideales para una jornada de relax. El balneario de Pozas de A Chavasqueira, se destaca porque el agua emana desde el interior de Templarium, una construcción de granito. Otras piscinas al aire libre son el Manantial do Tinteiro, cuyas aguas poseen propiedades para curar enfermedades de la piel, la Burga do Muíño, de acceso gratuito al público, y las Burgas de Outariz, donde la temperatura del agua alcanza 60 grados. Para llegar a las termas, podemos hacerlo en el tradicional trencito que recorre cada una de ellas. La existencia de estas piscinas al aire libre hace que la ciudad sea popularmente conocida como la Ciudad de las Termas.
Lo ideal es hacernos tiempo para conocer los museos de Orense. Por un lado, se encuentra el Museo Gallego do Xoguete de Allariz, ideal para concurrir con niños pues exhibe una interesante colección de juguetes, y por el otro está el Museo Arqueológico, que nos permitirá hacer un recorrido por la vasta  historia de la ciudad.
En la zona del casco histórico, se aglutinan diversos bares y restaurantes donde es posible deleitarse con las mejores exquisiteces de la gastronomía gallega, muy popular por sus empanadas y mariscos.

Viaje a Sepúlveda

Sepúlveda, ciudad perteneciente a la provincia de Segovia, se halla en las cercanías de  las localidades de Segovia, Madrid y Valladolid.
Se trata de un lugar en donde la naturaleza ocupa un lugar preponderante, ya que alberga a las Hoces del río Duratón, cuyo cauce ha dado forma a un desfiladero. Este cañón se origina en la localidad de Sepúlveda y alcanza su mayor grado de belleza paisajística aguas abajo, en donde se alza una impactante zona de meandros encajados con paredes que alcanzan los 100 metros de altura. Es aquí en donde se erige la Ermita de San Frutos, un enclave que puede contemplarse desde lo alto de las cumbres o, mejor aún, navegando por su cauce. Continue reading

Qué hacer en Badajoz

Badajoz es una encantadora ciudad de  la Comunidad de Extremadura, que le ofrece al viajero una amplia variedad de actividades para hacer.
La Alcazaba, cuya construcción estuvo a cargo de los moros en la época de la conquista a España, es una de las visitas ineludibles. La torre almohade de Espantaperros, al igual que la Puerta de las Palmas y las murallas de origen medieval de Bauvan, son otros de los monumentos que no pueden faltar en nuestro recorrido.
El principal exponente de la arquitectura  religiosa de Badajoz es la  Catedral de San Juan Bautista, templo donde se conjugan a la perfección los estilos renacentista, gótico y barroco. Otras iglesias de especial interés son las de San Andrés, San Agustín y Santo Domingo. Mientras que de sus conventos se destacan el de las Franciscanas, las Carmelitas y el convento de las Trinitarias.
La oferta museística, por su parte, incluye el Museo de la Ciudad, el de Bellas Artes y el Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo.
Continuando con el paseo por la ciudad, es recomendable realizar un alto en el casco antiguo, zona donde se ubican sitios de especial interés, como por ejemplo el Palacio Municipal, la Plaza Cervantes y la Plaza de España. 
Tampoco podemos perdernos la posibilidad de conocer el edificio de la Giralda o de visitar la Plaza Alta, que en la antigüedad fue un zoco musulmán. En la zona del centro, podemos hacer un recorrido por la Casa Buiza, el casino y la Casa del Cordón, entre otros edificios emblemáticos.
Si nos queda tiempo, podemos aprovechar la oportunidad de viajar hasta Mérida, la capital de Extremadura, ciudad que sobresale por su maravilloso conjunto arqueológico romano, el cual incluye antiguos templos, mausoleos, el circo romano y el anfiteatro, así como diversos acueductos y puentes.

Imagen:

Wikipedia

Granada más allá de la Alhambra

La ciudad de Granada, situada en la provincia homónima,  es sin dudas uno de los destinos más encantadores de España, famoso mundialmente por su espectacular fortaleza  de Alhambra, la cual domina buena parte de Granada. Sin embargo, la ciudad alberga numerosos lugares de interés, además de un rico legado musulmán.
La mayoría de las atracciones turísticas históricas se concentran en el Casco Viejo y el Albayzín.
Las montañas de Sierra Nevada ofician de fondo a Granada, una ciudad que dispone de numerosas plazas públicas, como la Plaza Nueva de Granada y la Plaza Isabel La Católica.
Otros grandes atractivos del lugar son el distrito Realejo, El Albaicín y el barrio del Sacromonte, éste último más conocido como el barrio gitano de Granada.
No obstante, los turistas suelen concentrar su atención en La Alhambra, la popular fortaleza del siglo XIII de origen musulmán, que se halla rodeada por los Jardines del Generalife.
También, pueden visitarse sitios como  El Bañuelo, los baños históricos de origen morisco de Granada; las Murallas del Albayzin, de la cual sólo se conservan algunos restos;  el palacio de Granada del Mexuar, que supo ser la residencia de un sultán rico; y el Mirador de San Nicolás, donde es posible apreciar  sensacionales vistas de la Alhambra y Sierra Nevada.
Para quienes gusten dar un paseo por los museos locales, vale la pena visitar el Museo Arqueológico y Etnológico, que atesora  objetos e información del pasado de la zona,  Museo de la Zambra, situado en el “Cuevas de los gitanos”, Parque de las Ciencias, que es a la vez un museo de ciencia moderna y un parque con planetario y repleto de pantallas interactivas, y el Museo de Bellas Artes, que exhibe una gran colección de pinturas, esculturas y yesos.

Astorga, una ciudad que vale la pena conocer

La ciudad de Astorga, en la provincia de León, se halla en la base de los Montes de León. Está situada en la comarca La Maragatería, y su paisaje está repleto de  contrastes. Alberga diversos ecosistemas: ríos, valles fluviales, lagunas y montañas; que se están presentes en la zona montañosa que la separa de La Cabrera y El Bierzo y en las áreas esteparias que predominan en el este.
Astorga cuenta con un patrimonio cultural sobresaliente, el cual  puede apreciarse en lugares como el Museo de la Catedral, sito en la Catedral, que cuenta con una amplia colección de arte sacro,  que incluye imágenes de la Virgen, un arcón románico, una arqueta de Alfonso III y joyas maragatas del siglo XVIII. Continue reading

Santander, mucho más que bellas playas

La ciudad de Santander, capital de la región de Cantabria, es uno de los destinos de España más elegidos por los turistas por su calidad de localidad costera, bañada por las aguas del  Mar Cantábrico. Por lo que constituye el sitio ideal para disfrutar de la playa y descansar.
En la actualidad, gracias a la pluralidad de ofertas de vuelos que existen, es posible acceder a esta bella ciudad y sus alrededores, a costos que se ajustan a todos los bolsillos.
Quizá lo que torna a esta ciudad más hermosa aún no es otra cosa más que su excelente ubicación, ya que se emplaza en una de las bahías más bellas del mundo. De este modo, Santander presenta todas las características típicas de una capital dinámica, en la hay de todo para ver, desde un entorno natural de enorme belleza hasta monumentos de marcado valor artístico y cultural.
De esta manera, aparte de sensacionales playas, es posible realizar una visita a la Biblioteca y Casa-Museo de Menéndez Pelayo, así como al Museo Municipal de Bellas Artes, y la Catedral, la cual dispone de una cripta perteneciente al siglo XIII aparte de un claustro del siglo XV.
Por su parte, el Paseo de Pereda, el Puerto Chico y la Avenida de la Reina Victoria son otros de los sitios de visita obligada debido a que ofrecen al visitante paisajes urbanos por demás pintorescos. En tanto que la Península de la Magdalena, representa un magnífico parque que acoge al Palacio Real, que ha sido residencia de verano de la Familia Real hasta 1930. La playa del Sardinero y el Gran Casino, junto con los museos, como el de Prehistoria y Arqueología y el Museo Marítimo del Cantábrico, completan este periplo realmente encantador.
En caso que contemos con más tiempo, podemos visitar, en los alrededores de Santander, las zonas naturales de Liencres, Peña Cabarga y Cabárceno, así como también las cuevas de El Soplao y Altamira.

 

El escenario rural de los Valles Pasiegos

Hoy visitamos la comarca de los Valles Pasiegos, en Cantabria, cuya singularidad reside en que se alza en torno a las cuencas de los ríos Pas, Miera y Pisueña. Cuenta con un encantador paisaje rural, de alguna manera esculpido por los estilos de vida tradicionales muy ligados a la ganadería que todavía persisten, y numerosos atractivos por descubrir.
Los primeros pobladores, que habitaron los valles pasiegos durante el Paleolítico, han dejado sus huellas en las cuevas del Monte Castillo, tres de ellas delcaradas Patrimonio de la Humanidad.
Las primeras iglesias y ermitas datan del siglo XVII, en torno a las cuales se asentaron las villas de San Pedro del Romeral, San Roque del Riomiera y la Vega de Pas. En efecto, los templos más antiguos son los de San Roque de Riomiera, Nuestra Señora de la Vega y el de San Pedro del Romeral.
Las cabañas pasiegas, construcciones características de la zona, dan cuenta del modo de vida de los pobladores del valle pasiego. Hasta no hace mucho, eran usadas en verano por los pastores cuando llevaban el ganado desde los pueblos hacia la zona de pastos. Su estructura es de dos plantas y tejado de lastras de pizarra. Era común que cada familia tuviera unas cinco o seis de estas cabañas, a las cuales se trasladaban de acuerdo a los pastos.
La práctica de la trashumancia ha conformado desde siempre el estilo de vida pasiega, pues esta comarca, gracias a sus grandes extensiones de praderías y pastizales, ha sido el sitio perfecto para la cría de la vaca pasiega, su raza autóctona. Con su leche son elaborados diversos productos representativos de la zona, como las quesadas, la mantequilla y los dulces.
Todas las costumbres y tradiciones ancestrales del lugar pueden conocerse mejor visitando el Museo de las Tres Villas Pasiegas, ubicado en un antiguo edificio de la Vega de Pas, cuya construcción se asemeja a una típica cabaña pasiega. Allí, se exponen numerosos utensillios de trabajo, entre otros objetos representativos de los pasiegos.
También, puede visitarse la Casa del Pasiego, centro de interpretación en el que se exhiben distintos elementos, maquetas y útiles que dan cuenta de la forma de vida tradicional de la comarca.
Otra opción es acercarse a coocer el Museo de las Amas de Cría Pasiegas, en Valvanuz, que cuenta con una exposición conformada por  más de 300 fotografías de amas de crías pasiegas, a modo de documentar las costumbres típicas de los pobladores de la comarca.

Imagen:

Wikipedia

Villacañas: Tradiciones, monumentos y naturaleza, un combo impactante

La localidad de Villacañas, cuya denominación original fue “Villar de Cañas”, es un destino muy rico en cuanto a tradiciones y monumentos se trata.

La villa posee dos museos, el Museo Etnográfico del Silo y el de la Tía Sandalia. El Museo del Silo le ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar la experiencia de vivir bajo tierra. La decoración del lugar reconstruye fielmente las características de las viviendas subterráneas que prevalecieron en la región, de las cuales se contabilizaban 1700 en la década del 50. Mientras que el Museo de la Tía Sandalia alberga una interesante colección de obras de carácter religioso de la artista Sandalia Simón Fernández, que incluye 26 lienzos, 66 esculturas y 40 relieves.

Su terreno es llano, aunque presenta pequeñas elevaciones al oeste, que es donde se encuentran las sierras del Coscojo. Asimismo, la villa alberga humedales de gran importancia debido a la riqueza vegetal y ornitológica de los mismos. La belleza natural del paisaje se completa con los auténticos oasis que emergen en la llanura manchega, conformados por las aguas del río Riánsares y diversas lagunas, como por ejemplo la Laguna Larga, La Albardiosa, la del Taray y la Laguna de Tirez, ésta última de agua salada que cuenta con especies botánicas únicas en el mundo.

Cada 1 de mayo, como hace más de trescientos años, tienen lugar las fiestas en conmemoración del Santísimo Cristo de la Viga. Su importancia e interés cultural es tal que fueron declaradas de Interés Turístico Regional. Los bailes que realizan los danzantes del Cristo en la calle son su principal atractivo.

Con respecto a sus monumentos, es interesante visitar la Ermita de la Concepción, fechada en el siglo XVI, la Ermita de San Roque, construcción del siglo XIX de planta rectangular y una sola nave, la Ermita del Cristo, perteneciente al siglo XVIII, y la Ermita de San Gregorio, construida durante el siglo XIX.

Con todos estos atractivos, el viajero seguramente no dejará pasar la ocasión de disfrutar de una estadía en Villacañas.

Imagen:

diputoledo.es