Astorga, una ciudad que vale la pena conocer

La ciudad de Astorga, en la provincia de León, se halla en la base de los Montes de León. Está situada en la comarca La Maragatería, y su paisaje está repleto de  contrastes. Alberga diversos ecosistemas: ríos, valles fluviales, lagunas y montañas; que se están presentes en la zona montañosa que la separa de La Cabrera y El Bierzo y en las áreas esteparias que predominan en el este.
Astorga cuenta con un patrimonio cultural sobresaliente, el cual  puede apreciarse en lugares como el Museo de la Catedral, sito en la Catedral, que cuenta con una amplia colección de arte sacro,  que incluye imágenes de la Virgen, un arcón románico, una arqueta de Alfonso III y joyas maragatas del siglo XVIII. Continue reading

Santander, mucho más que bellas playas

La ciudad de Santander, capital de la región de Cantabria, es uno de los destinos de España más elegidos por los turistas por su calidad de localidad costera, bañada por las aguas del  Mar Cantábrico. Por lo que constituye el sitio ideal para disfrutar de la playa y descansar.
En la actualidad, gracias a la pluralidad de ofertas de vuelos que existen, es posible acceder a esta bella ciudad y sus alrededores, a costos que se ajustan a todos los bolsillos.
Quizá lo que torna a esta ciudad más hermosa aún no es otra cosa más que su excelente ubicación, ya que se emplaza en una de las bahías más bellas del mundo. De este modo, Santander presenta todas las características típicas de una capital dinámica, en la hay de todo para ver, desde un entorno natural de enorme belleza hasta monumentos de marcado valor artístico y cultural.
De esta manera, aparte de sensacionales playas, es posible realizar una visita a la Biblioteca y Casa-Museo de Menéndez Pelayo, así como al Museo Municipal de Bellas Artes, y la Catedral, la cual dispone de una cripta perteneciente al siglo XIII aparte de un claustro del siglo XV.
Por su parte, el Paseo de Pereda, el Puerto Chico y la Avenida de la Reina Victoria son otros de los sitios de visita obligada debido a que ofrecen al visitante paisajes urbanos por demás pintorescos. En tanto que la Península de la Magdalena, representa un magnífico parque que acoge al Palacio Real, que ha sido residencia de verano de la Familia Real hasta 1930. La playa del Sardinero y el Gran Casino, junto con los museos, como el de Prehistoria y Arqueología y el Museo Marítimo del Cantábrico, completan este periplo realmente encantador.
En caso que contemos con más tiempo, podemos visitar, en los alrededores de Santander, las zonas naturales de Liencres, Peña Cabarga y Cabárceno, así como también las cuevas de El Soplao y Altamira.

 

El escenario rural de los Valles Pasiegos

Hoy visitamos la comarca de los Valles Pasiegos, en Cantabria, cuya singularidad reside en que se alza en torno a las cuencas de los ríos Pas, Miera y Pisueña. Cuenta con un encantador paisaje rural, de alguna manera esculpido por los estilos de vida tradicionales muy ligados a la ganadería que todavía persisten, y numerosos atractivos por descubrir.
Los primeros pobladores, que habitaron los valles pasiegos durante el Paleolítico, han dejado sus huellas en las cuevas del Monte Castillo, tres de ellas delcaradas Patrimonio de la Humanidad.
Las primeras iglesias y ermitas datan del siglo XVII, en torno a las cuales se asentaron las villas de San Pedro del Romeral, San Roque del Riomiera y la Vega de Pas. En efecto, los templos más antiguos son los de San Roque de Riomiera, Nuestra Señora de la Vega y el de San Pedro del Romeral.
Las cabañas pasiegas, construcciones características de la zona, dan cuenta del modo de vida de los pobladores del valle pasiego. Hasta no hace mucho, eran usadas en verano por los pastores cuando llevaban el ganado desde los pueblos hacia la zona de pastos. Su estructura es de dos plantas y tejado de lastras de pizarra. Era común que cada familia tuviera unas cinco o seis de estas cabañas, a las cuales se trasladaban de acuerdo a los pastos.
La práctica de la trashumancia ha conformado desde siempre el estilo de vida pasiega, pues esta comarca, gracias a sus grandes extensiones de praderías y pastizales, ha sido el sitio perfecto para la cría de la vaca pasiega, su raza autóctona. Con su leche son elaborados diversos productos representativos de la zona, como las quesadas, la mantequilla y los dulces.
Todas las costumbres y tradiciones ancestrales del lugar pueden conocerse mejor visitando el Museo de las Tres Villas Pasiegas, ubicado en un antiguo edificio de la Vega de Pas, cuya construcción se asemeja a una típica cabaña pasiega. Allí, se exponen numerosos utensillios de trabajo, entre otros objetos representativos de los pasiegos.
También, puede visitarse la Casa del Pasiego, centro de interpretación en el que se exhiben distintos elementos, maquetas y útiles que dan cuenta de la forma de vida tradicional de la comarca.
Otra opción es acercarse a coocer el Museo de las Amas de Cría Pasiegas, en Valvanuz, que cuenta con una exposición conformada por  más de 300 fotografías de amas de crías pasiegas, a modo de documentar las costumbres típicas de los pobladores de la comarca.

Imagen:

Wikipedia

Villacañas: Tradiciones, monumentos y naturaleza, un combo impactante

La localidad de Villacañas, cuya denominación original fue “Villar de Cañas”, es un destino muy rico en cuanto a tradiciones y monumentos se trata.

La villa posee dos museos, el Museo Etnográfico del Silo y el de la Tía Sandalia. El Museo del Silo le ofrece al visitante la posibilidad de disfrutar la experiencia de vivir bajo tierra. La decoración del lugar reconstruye fielmente las características de las viviendas subterráneas que prevalecieron en la región, de las cuales se contabilizaban 1700 en la década del 50. Mientras que el Museo de la Tía Sandalia alberga una interesante colección de obras de carácter religioso de la artista Sandalia Simón Fernández, que incluye 26 lienzos, 66 esculturas y 40 relieves.

Su terreno es llano, aunque presenta pequeñas elevaciones al oeste, que es donde se encuentran las sierras del Coscojo. Asimismo, la villa alberga humedales de gran importancia debido a la riqueza vegetal y ornitológica de los mismos. La belleza natural del paisaje se completa con los auténticos oasis que emergen en la llanura manchega, conformados por las aguas del río Riánsares y diversas lagunas, como por ejemplo la Laguna Larga, La Albardiosa, la del Taray y la Laguna de Tirez, ésta última de agua salada que cuenta con especies botánicas únicas en el mundo.

Cada 1 de mayo, como hace más de trescientos años, tienen lugar las fiestas en conmemoración del Santísimo Cristo de la Viga. Su importancia e interés cultural es tal que fueron declaradas de Interés Turístico Regional. Los bailes que realizan los danzantes del Cristo en la calle son su principal atractivo.

Con respecto a sus monumentos, es interesante visitar la Ermita de la Concepción, fechada en el siglo XVI, la Ermita de San Roque, construcción del siglo XIX de planta rectangular y una sola nave, la Ermita del Cristo, perteneciente al siglo XVIII, y la Ermita de San Gregorio, construida durante el siglo XIX.

Con todos estos atractivos, el viajero seguramente no dejará pasar la ocasión de disfrutar de una estadía en Villacañas.

Imagen:

diputoledo.es

Descubre Ciudad Real

Ciudad Real, en Castilla-La Mancha, fue en sus orígenes una ciudad amurallada, algo que queda de manifiesto en la Puerta de Toledo, un estupendo monumento nacional que es al mismo tiempo un claro ejemplo de arquitectura militar.
Otro orgullo de esta ciudad son, sin dudas, las Iglesias de Santiago, San Pedro y la catedral Nuestra Señora del Prado, las cuales componen el triángulo gótico de Ciudad Real.
Los museos, por cierto numerosos, son el escenario ideal para conocer de lleno la historia de esta rica ciudad. En la Casa Museo Elisa Cendrero, es posible apreciar una vasta colección de abanicos que datan de los siglos XVI al XIX, aparte de armas, títulos de nobleza y mobiliario estilo Luis XVI. Por su parte, el Museo del Quijote recrea con montajes multimedia el ambiente del siglo XVI. Mientras que el Museo Provincial, el Continue reading

Recorrido por Málaga

Un recorrido por la ciudad de Málaga, en Andalucía, nos permitirá conocer el encanto que conserva en cada uno de sus rincones.
Uno de los principales monumentos es la Alcazaba, palacio que perteneció a los reyes nazaritas, cuya construcción se inició en el siglo XI, donde actualmente funciona el Museo Arqueológico Provincial, sitio donde se exponen piezas de diferentes períodos y culturas, predominando las de la era paleolítica. Además de recorrer sus jardines, aquí pueden apreciarse las Ruinas de un viejo Teatro Romano, en cuyo escenario se encuentra la Casa de Cultura.
En sus cercanías, está el Castillo de Gibralfaro, que posee dos torres que se conectan a través de un pasadizo con la Alcazaba.
Otra de las construcciones emblemáticas es la Catedral, que fue construida a lo largo de dos siglos sobre la Mezquita Mayor. Debido a que una de sus torres todavía no ha terminado de construirse, los locales la denominan popularmente “la manquita”.
En el centro histórico de la ciudad, más precisamente en el Palacio de Buenavista, se ubica el Museo Picasso, que alberga una valiosa colección del artista.
El Museo de Bellas Artes, que alberga una de las más grandes colecciones pictóricas del siglo XIX; el Museo de Artes y Tradiciones Populares, en donde es posible conocer los modos de vida característicos de la región; y el Museo Diocesano de Arte Sacro, que acoge interesantes colecciones de pintura, invitan a disfrutar de una experiencia más que enriquecedora.
De sus iglesias, sobresale el Santuario de la Virgen de la Victoria, en donde la Cripta con el Sepulcro de los Condes de Buena Vista capta la atención del visitante por su belleza.
Los jardines de Málaga, como el Parque de Picasso, el Parque de Málaga, El Retiro y la Puerta Oscura, por citar algunos, son otros de sus encantos.
Por supuesto que no podemos dejar la ciudad sin antes visitar la Casa natal de Pablo Picasso, situada en la Plaza de la Merced.

Imagen:

http://viajardespacio.com/wp-content/uploads/2012/07/448px-Alcazaba1.jpg

Conociendo Arrecife, capital de Lanzarote

De paseo por una de las islas más bellas de España, Lanzarote, bien merece la pena darse una vuelta por Arrecife, su capital. Se trata de una ciudad portuaria, que dispone de una importante actividad comercial. La existencia de numerosos museos y edificios históricos, permiten a Arrecife disponer de una intensa vida cultural.
Arrecife es una localidad muy animada y que sobresale por una serie de edificios modernos. Al mismo tiempo, cuenta con un atractivo paseo marítimo que alberga palmeras de gran tamaño, las cuales sirven de escolta para aquellos que deseen disfrutar de la playa.
Una buena opción es visitar la Iglesia de San Ginés, cuyos alrededores resultan más que propicios para realizar una tranquila caminata.
Por su parte, aquellos que gustan de la vida nocturna, nada mejor que visitar la zona de la calle José Antonio y sus adyacencias.
El Castillo de San José es otro de los lugares que se pueden conocer. Es una construcción del siglo XVIII, la cual es muy popular por ser el edificio más antiguo de la ciudad. Posee una muralla Continue reading

Déjate embrujar por Zuheros

Una de las localidades por las que discurre la Vía Verde de la Subbética es Zuheros, un pueblo de Córdoba que se caracteriza por sus blancas calles y miradores que envuelven en una suerte de embrujo a todo aquél que pasa por aquí. No por nada se lo ha declarado Bien de Interés Cultural.
Zuheros puede ser tomado como punto de partida para llevar a cabo numerosas rutas de senderismo, así como excursiones por el entorno natural.
Si observamos desde el mirador, contiguo a la Cueva de los Murciélagos, apreciaremos el castillo-palacio, el cual forma parte del patrimonio monumental de la villa. Se trata de una construcción del siglo IX excavada en la roca, de origen árabe, que se halla situada sobre un imponente risco. Hoy el edificio alberga algunos vestigios de un palacio renacentista, desde donde se obtienen maravillosas vistas panorámicas de la localidad.
Adentrándonos en Zuheros, podemos visitar la Iglesia de los Remedios, una vieja mezquita en cuyo interior atesora un atractivo retablo, además de una talla de la Virgen datada en el siglo XIII.
También, vale la pena hacernos un tiempo para hacer una recorrida por los museos de la villa, comenzando por el museo arqueológico, donde se exhiben diversos materiales y utensillios hallados dentro de la Cueva de los Murciélagos; la Casa Muso y el Museo de Costumbres de Artes Populares “Juan Fernández”.
Pero, sin dudas, el plato principal de Zuheros es la visita a la Cueva de los Murciélagos, que se localiza en lo más alto de la montaña, aproximadamente a mil metros de altura sobre el nivel del mar; y sobresale por su interesante conjunto arqueológico. Este Monumento Natural, tal como ha sido declarada, llama la atención del viajero por sus atractivas formaciones calizas, pinturas y lagos. Aunque lo mejor de esta cavidad es, por cierto, el importante yacimiento arqueológico del Neolítico que alberga.
La cueva posee dos entradas: Cueva Grande, que conduce a una serie de corredores con estalactitas y estalagmitas de gran belleza, y Cueva Chica, por donde se encuentra la Sala de los Estratos. Si pensamos visitarla, es bueno que antes sepamos que esta cavidad posee unos 700 escalones en los 450 metros que están abiertos al público.

 Imagen:

http://www.urbecordoba.com/wp-content/uploads/2011/01/cueva-de-los-murcielagos.jpg

Ponferrada, un alto en el camino

En esta ocasión haremos un alto en el camino en Ponferrada, una localidad de la Comarca de El Bierzo, en la provincia de León, en donde convergen senderos  tradicionales. Desde aquí, es posible acceder al Valle del Silencio, sitio desde el cual se pueden vislumbrar los montes sagrados de la tradición cántabro-astur.
Una de las principales construcciones del lugar es el Castillo de los Templarios, el cual luego de ser derribado por los musulmanes en el siglo IX ha sido reconstruido por la orden del Temple en 1218. De planta cuadrada irregular, sobresale por la entrada, para lo cual hay que atravesar un foso sobre un puente levadizo y dos grandes torreones unidos por un arco. Continue reading