Adeje, el sitio que buscabas para tus vacaciones

De paso por la Villa de Adeje, encontrarás una singular población poseedora de diversas atracciones naturales, históricas y culturales.
La ciudad sobresale por su arquitectura, ofreciendo una combinación de los antiguos estilos coloniales con las tendencias típicas de la zona sur de la Isla de Tenerife. El abanico arquitectónico, se completa con una serie de construcciones modernas del siglo XX.
El Granero, representa el emblema de la arquitectura popular canaria de los siglos XVII y XVIII. Es una construcción rural de muros de piedra, madera y tejado a cuatro aguas. Aquí, se realizan numerosas exposiciones artísticas y culturales relacionadas con la tradición de la zona.
La Casa Fuerte, una construcción que sirve de muestra del pasado de la ciudad de Adeje, fue erigida con fines defensivos en el siglo XVI y  a lo largo de más de tres siglos fue el centro de la ciudad y sede de un importante archivo histórico, el cual es conservado hoy en día en el Museo Canario de Las Palmas.
La iglesia parroquial de Santa Úrsula, es otro lugar digno de conocer. Se trata de una construcción verdaderamente atípica para su época, debido a que en el siglo XVI, cuando fue construida, la arquitectura de la región era bastante más cargada y llena de secciones. La construcción, tan sencilla como estupenda, combina artesonados mudéjares con retablos de estilo colonial barroco.
En la Villa de Adeje también se recomienda visitar el Museo de Arte Sacro, el cual alberga una colección de piezas de índole religiosa que datan desde el siglo XIV al XIX, así como tapices gobelinos.
La ciudad de Adeje, sirve como punto de partida para recorrer la parte sur de la Isla de Tenerife, donde está el paseo del Parque Nacional del Teide.
En cuanto a las playas, en la Costa de Adeje hallarás un maravilloso conjunto de costas de aguas cristalinas y climas agradables que te darán la posibilidad de practicar diversos deportes náuticos, como la navegación a vela, windsurf, submarinismo o pesca de altura.
Asimismo, en Adeje podrás rentar barcos y veleros para efectuar plácidos paseos por los mares, realizando el avistaje de ballenas y delfines.
En cuanto a la cocina del lugar, Adeje se caracteriza por los platos a base de pescados y mariscos.
Sin lugar a dudas, Adeje es el sitio que estabas buscando para pasar unas excelentes vacaciones.

Pasear por Agua Amarga (Almería)

Agua Amarga es un pequeño pueblecillo de la costa almeriense. Aunque sigue manteniendo gran parte de su tradición pesquera, en los últimos años se ha convertido en uno de los puntos turísticos de la costa del Cabo de Gata. Esto se debe a su tranquilidad, su sosiego y su puro estilo andaluz. En este pueblo parece que el tiempo se detuvo hace cien años y todavía se puede pasear tranquilamente por sus maravillosas y limpísimas playas sin preocuparte del reloj y olvidándote del bullicio de los sitios de vacaciones habituales. A pesar del aumento reciente del turismo, la gente que visita Agua Amarga no es la clase de turista que molesta… la gente que va a Agua Amarga sabe a lo que va.
Agua Amarga todavía conserva su arquitectura antigua, blanca, inmaculada… Bien cuidada por lo que viven y visitan este pueblo. Agua Amarga cuenta con pocas tiendas, en las que puedes encontrar los artículos típicos de los sitios de veraneo: vestidos de verano, pareos, chanclas, bikinis, camisetas, algún que otro souvenir… También podrás encontrar algunos bares y un par de restaurantes en la playa. Entre los restaurantes podemos destacar el Restaurante El Pescador, donde podrás degustar maravillosas parrilladas de pescado fresco y sus estupendos vinos. También hay una pizzería, donde tienes que comer al aire libre en mesas colocadas en una de las calles del pueblo.
Agua Amarga es el sitio perfecto si quieres desconectar de todo y sólo escuchar el canto de las gaviotas. Está rodeado de campo y montañas, lo que lo hace perfecto para pasear y hacer senderismo por los alrededores del pueblo. Por supuesto, no podemos dejar de mencionar sus playas… puedes empezar una ruta desde la propia playa del pueblo, de unos 800 metros de largo y terminar horas después habiendo paseado por mil playas y calas de gran belleza y prácticamente desiertas, algunas de ellas naturistas.
Si quieres moverte alrededor de Agua Amarga, necesitarás un coche de alquiler. Lo necesitarás para visitar la Playa de los Muertos, cuyo nombre no hace justicia a la belleza de la playa, para muchos la más bonita de toda la costa andaluza. Lo necesitarás también si quieres darte una vuelta por la “civilización”. Hay varios pueblos alrededor de Agua Amarga; Carboneras, Las Negras o San José son un poco más grandes, pero del mismo estilo pesquero, con el mismo ambiente cálido y reconfortante y con algo más de variedad en hoteles, restaurantes, tiendas y bares de copas si quieres un poco de acción.

Regala un viaje por Navidad: Cruceros por el Mediterráneo

La costa mediterránea es rica en calas vírgenes, playas de arena blanca y rincones costeros donde late la historia. Aunque se respire el mismo aire cada lugar que rocía el Mediterráneo posee denominación de origen y una singularidad digna de conocer. Para descubrirlos lo más rentable es viajar con cruceros y elegir el destino que más nos interese. Y también puede ser un buen regalo de Navidad para aquellos seres queridos que se merezcan un descanso o que nunca hayan visto las bellezas del mar Mediterráneo.

Además, la estancia en un barco de estas características hacen el viaje mucho más confortable que viajar en avión o moverse por la ciudad con otro tipo de transporte. Y no hay que decir que contemplar las noches estrelladas sobre el mar es una de las escenas más bonitas que nos puede obsequiar la naturaleza.

Existen muchos destinos de salida pero los más demandados son los minicruceros desde Barcelona, Valencia, Almería y Málaga. La mayoría de estos cruceros acceden a los puertos de las Islas Baleares y algunos de Italia, Francia, Túnez y Malta. Durante el viaje se harán descansos para poder visitar la ciudad y comprar algún souvenir.

Viajar por el Mediterráneo es uno de los destinos obligados para aventureros y amantes de la historia. En las ciudades colindantes de los puertos era donde se desarrollaba los comercios que hicieron emerger la ciudad y desarrollar la cultura mediterránea que nos caracteriza hoy. Nuestros antepasados recorrían el mar en busca de fortuna, otros querían encontrar nuevos lugares que engrandecieran la belleza del mar que les vio nacer.

Asimismo, el Mediterráneo es uno de los destinos preferidos por los extranjeros que llenan las playas de arena blanca y disfrutan de las calas vírgenes que adornan la costa. Además de saborear deliciosos restaurantes donde se ofrece pescado fresco y marisco de primera calidad.

Regalar un viaje es regalar cultura. Es regalar nuevas vistas y experiencias que componen nuestra vida.

Viaje por la costa de Bareyo

Bareyo es un municipio de la costa de Trasmiera, que está situado en la zona del Cabo de Ajo, al norte de Cantabria. Está compuesto por tres pueblos: Ajo, el más importante y popular por sus playas y la ría, Bareyo, que da nombre al ayuntamiento y que posee una de las mejores iglesias románicas de la región, y Güemes, localizado en un valle escondido y alejado.

Posee el típico paisaje de la costa cántabra, caracterizado por suaves relieves cubiertos de praderías y un litoral en el que predominan los acantilados. También, cuenta con dos playas, Cuberris y La Antuerta, y la encantadora ría de Ajo, conocida también como de La Venera o de Castellano, que está muy bien conservada. Este estuario, donde tiene su desembocadura el río Campiazo, constituye el límite con el municipio de Arnuero. La carretera es atravesada por el Puente de la Venera, desde donde es posible contemplar uno de los molinos de marea más importantes de la región.

Al igual que otros municipios de la costa de Trasmiera, Bareyo ha experimentado en los últimamente un notable desarrollo turístico y urbano, sobre todo en el pueblo de Ajo, que es el más cercano a la costa. No obstante, la zona de las playas y la ribera de la ría no se vieron afectadas por el crecimiento urbano. En el núcleo urbano de Ajo es posible contemplar diferentes casonas y casas-torres, que le confieren cierto estilo.

La zona de la costa, donde se alzan los acantilados de Cabo Quintres, considerados los más altos de Cantabria, y los de Cabo del Ajo, es la más atractiva del municipio. Para llegar a Cabo Quintres debemos partir del pueblo de Ajo, tomando una pista que pasa por el barrio La Peña y la zona de Seles hasta acceder a los alrededores del cabo. A este lugar se puede acceder también desde la zona de las playas, recorriendo la costa por praderías procurado mantener distancia de  las rocas del acantilado. Por otro lado, es recomendable recorrer la ruta jacobea cantábrica, en el tramo que discurre por el municipio. Para ello, una opción es ascender desde el Puente de Solorga hasta arribar al pueblo de Bareyo, para luego continuar por la carretera local hasta Güemes, donde hay un albergue de peregrinos. Desde allí, es necesario seguir hasta Galizano primero, y al santuario de Latas y Santander después. Otra alternativa es ascender por los caminos rurales que salen desde el Puente de Solorga y que conducen hacia la iglesia románica de Santa María de Bareyo.

Imagen:

http://www.laspain.com/Cantabria/Bareyo_Cantabria1.jpg