Viaje por la costa de Bareyo

Bareyo es un municipio de la costa de Trasmiera, que está situado en la zona del Cabo de Ajo, al norte de Cantabria. Está compuesto por tres pueblos: Ajo, el más importante y popular por sus playas y la ría, Bareyo, que da nombre al ayuntamiento y que posee una de las mejores iglesias románicas de la región, y Güemes, localizado en un valle escondido y alejado.

Posee el típico paisaje de la costa cántabra, caracterizado por suaves relieves cubiertos de praderías y un litoral en el que predominan los acantilados. También, cuenta con dos playas, Cuberris y La Antuerta, y la encantadora ría de Ajo, conocida también como de La Venera o de Castellano, que está muy bien conservada. Este estuario, donde tiene su desembocadura el río Campiazo, constituye el límite con el municipio de Arnuero. La carretera es atravesada por el Puente de la Venera, desde donde es posible contemplar uno de los molinos de marea más importantes de la región.

Al igual que otros municipios de la costa de Trasmiera, Bareyo ha experimentado en los últimamente un notable desarrollo turístico y urbano, sobre todo en el pueblo de Ajo, que es el más cercano a la costa. No obstante, la zona de las playas y la ribera de la ría no se vieron afectadas por el crecimiento urbano. En el núcleo urbano de Ajo es posible contemplar diferentes casonas y casas-torres, que le confieren cierto estilo.

La zona de la costa, donde se alzan los acantilados de Cabo Quintres, considerados los más altos de Cantabria, y los de Cabo del Ajo, es la más atractiva del municipio. Para llegar a Cabo Quintres debemos partir del pueblo de Ajo, tomando una pista que pasa por el barrio La Peña y la zona de Seles hasta acceder a los alrededores del cabo. A este lugar se puede acceder también desde la zona de las playas, recorriendo la costa por praderías procurado mantener distancia de  las rocas del acantilado. Por otro lado, es recomendable recorrer la ruta jacobea cantábrica, en el tramo que discurre por el municipio. Para ello, una opción es ascender desde el Puente de Solorga hasta arribar al pueblo de Bareyo, para luego continuar por la carretera local hasta Güemes, donde hay un albergue de peregrinos. Desde allí, es necesario seguir hasta Galizano primero, y al santuario de Latas y Santander después. Otra alternativa es ascender por los caminos rurales que salen desde el Puente de Solorga y que conducen hacia la iglesia románica de Santa María de Bareyo.

Imagen:

http://www.laspain.com/Cantabria/Bareyo_Cantabria1.jpg

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies