Tras el legado de Jérica

Jérica, ciudad situada en la  provincia de Castellón, es un destino que nos depara grandes sorpresas durante nuestro recorrido.
La Villa de Jérica está ubicada en las estribaciones de un promontorio rocoso, el cual es atravesado por el cauce del río, que ha formado un precipicio imponente. De manera que la población asciende gradualmente en semicírculos hacia esa área elevada desde la calle.
En Jérica es posible encontrar restos pertenecientes a diversas épocas, como es el caso de las lápidas del período romano que fueron halladas en el término municipal, convirtiéndola en una de las más destacadas del Alto Palancia.
De especial interés es el Castillo de Jérica, una fortaleza  que data de la era musulmana de la cual, a pesar de las reformas posteriores, se conservan importantes vestigios.
También, se puede apreciar el torreón, que está situado a los  pies de la actual Ermita de San Roque, aledaña al Castillo, que fue reutilizado como campanario al levantarse la iglesia. En definitiva, la Torre Mudéjar de las Campanas es el edificio más representativo de la villa, tanto por su historia como por su estilo arquitectónico.
Para aquellos que deseen adentrarse en el pasado de la ciudad es recomendable visitar el  Museo Municipal, en el que sobresalen la Colección Epigráfica Romana, el Pendón de la Reconquista, la colección de cerámica y azulejería, el Retablo de San Jorge y el Sepulcro de la familia Roque Ceverio.
Asimismo, vale destacar la conocida Vuelta de La Hoz, donde el recodo del Río Palancia ha creado, con el transcurso del tiempo, lo que hoy se conoce como el Monte de la Torreta, en honor al monumento que lo corona.
A orillas de este mismo río está el Paseo de las Fuentes, donde el turista puede dar un paseo por sus «calles» o, simplemente, beber de sus fuentes: Randurías, El Carmen o El Consuelo.
Si estamos con ganas de realizar excursiones y practicar senderismo.  podemos optar por ir a los Picos de Yuste, del Villar, de la Muela, a los Montes del Frontón, la Herbasana, del Alto Gafero, los Pelaos, entre otros.

One thought on “Tras el legado de Jérica”

  1. He visitado recientemente Jérica y es muy positivo todo lo que he visto y sentido con su esbelta torre mudéjar;su iglesia barroca en su interior,me ha parecido muy bella con la imagen de santa Agueda,su patrona,los paseos por el rio Palancia,me han llenado de sosiego.Ojalá que respetemos la naturaleza y siempre se conserve sin contaminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *