El encanto irresistible de Zaragoza

Zaragoza, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Aragón, es la capital de la provincia que lleva su nombre y constituye el centro metropolitano del Valle del Ebro.
Muchos son los vestigios que aún conserva la cuidad de su pasado romano, como es el caso de los restos de la muralla Cesaraugusta y el Teatro romano.  Mientras que de la época musulmana destaca la Aljafería, del siglo XI,  la cual posee planta cuadrada, además de varios patios y estancias. Por el patio central se llega al Salón del Trono o de los Mármoles con dos estancias laterales, que conserva uno de los más maravillosos artesonados mudéjares. En el lado norte se erige la torre del Trovador, a la que alude Verdi en una de sus óperas.


Por su parte, el templo religioso más significativo del lugar es la Seo, de estilo gótico y fechada en el siglo XIV. De todas maneras, la Basílica de Nuestra Señora del Pilar es la más popular ya que durante siglos fue lugar de peregrinación. Como monumentos religiosos sobresalen también la capilla de San Miguel, la de San Fernando y la de San Agustín, donde se halla el Museo Diocesano que expone tapices flamencos y franceses del siglo XVI, y bocetos de Goya.
Entre los edificios civiles encontramos la Lonja, que dispone de cuatro fachadas de estilo renacentista con un acceso central  y cuatro torrecillas en los ángulos.  En su  interior es posible apreciar un gran salón con tres naves cubiertas de bóvedas de crucería estrellada sobre columnas jónicas.
Al mismo tiempo, Zaragoza cuenta con una amplia oferta cultural, si de museos se trata. Así, podrá visitar el Museo del Puerto Fluvial de Caesaraugusta, donde se exhiben diversas antigüedades del que fuese en el pasado el principal enclave redistribuidor de mercancías;  el Museo Capitular de la Seo, ubicado en lo que fuera la Sacristía Mayor de la Catedral;  y el Museo del Foro Romano, que permite al visitante conocer a fondo sobre los orígenes de la ciudad, entre otros.
Por otro lado, la Cartuja de Aula Dei, catalogada como Bien de Interés Monumental, representa uno de los conjuntos artísticos más trascendentes de Aragón. Cuenta con una iglesia del siglo XVI, y su planta es de cruz latina. Está cubierta con bóvedas de crucería estrellada. Los edificios del conjunto se hallan dentro de un recinto amurallado de ladrillo.
No podemos dejar de mencionar al Mercado Central, uno de los referentes de la arquitectura modernista aragonesa, que fue construido en la Plaza de Lanuza empleando la técnica de armado metálico de la Torre de Eiffel.
Otro edificio de interés es el de la Audiencia o Palacio de los Condes de Luna, una edificación del siglo XVI que fue declarado Bien de Interés Cultural. Varias torrecillas flanquean su fachada y está coronada por una galería con portada decorada con bajorrelieve de la entrada en Roma de Benedicto XIII. En la actualidad, es sede de la Audiencia de Zaragoza.
Por supuesto que Zaragoza dispone de espacios abiertos que valen la pena aprovechar, como es el caso de la Plaza de Los Sitios, ubicada en pleno centro de la ciudad, que es muy frecuentada por los zaragozanos. Dicho lugar, reúne ferias de artesanía, de libros, de productos alimentarios, y resulta ideal para dar un paseo ya que cuenta con un  recinto ajardinado de gran belleza.
En el barrio de las Fuentes, encontrará el Soto de Cantalobos,  uno de los pocos bosques de ribera que se conservan en las orillas del Ebro. Representa uno de los espacios naturales más importantes del cinturón verde de Zaragoza, de  gran interés ecológico.
Además de los antes mencionados, es recomendable recorrer el Parque y Arboleda de Macanaz, al igual que las llamadas «Selvas del Ebro«, sitios que sin duda alguna lo conectarán con la naturaleza. No se lo pierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *