Serra, el paraíso de los excursionistas

Serra es un municipio de la Comunidad Valenciana, que está situado en la comarca del Campo de Turia en pleno Parque Natural de la Sierra Calderona, lo cual lo dota de una belleza paisajística sin igual.
Serra se caracteriza por sus calles intrincadas y empinadas, debido al relieve accidentado de la zona, dominio de la Sierra Calderona.
Hay diversos yacimientos arqueológicos, como “Salt del Riu”, “Les Eretes del Riu” y “La Cova Soterranya”. Por su parte, entre los yacimientos eneolíticos es posible mencionar: “Puntal del Sapo”, “La Torreta” y “Torre Umbría”.
El origen histórico de Serra reside en un castillo árabe, que hoy está en ruinas. Se encuentra emplazado en un cerro empinado. Sirvió de parada y refugio a las huestes de El Cid Campeador durante la toma de Valencia.
La principal construcción religiosa de Serra es Cartuja de Portaceli, una iglesia de estilo neoclásico que contiene cuatro claustros y un acueducto  que en el pasado traía agua de la Fuente de la Mina pero que hoy está en desuso. Supo ser una de las más importantes, ya que por ella han pasado reyes, papas, cardenales y hasta militares. Si bien a lo largo de su historia ha tenido diferentes usos, en el año 1943 la Diputación Provincial la compró, regresando así a ella los monjes cartujos.
Al mismo tiempo, Serra representa un verdadero  paraíso para el turista, por sus parajes naturales de gran belleza, dotados de frondosos pinares, propios de la Sierra Calderona. De ahí que es el escenario perfecto para la práctica de montañismo y senderismo, al tiempo que es el entorno elegido por muchos aficionados a la espeleología, pues en su término municipal hay un gran número de grutas, cuevas, minas y simas.

Imagen:

 http://img.fotocommunity.com/Motivos/Panoramas/La-Cartuja-de-Porta-Coeli-Serra-Valencia-a20562152.jpg

 

Turismo activo y mucha playa en Zarauz

La villa de Zarauz, situada a escasos  25 kilómetros de San Sebastián, es un bello destino para visitar ya que ofrece un amplio abanico de propuestas para descubrir sus numerosos atractivos.
Con el mar Cantábrico como postal de fondo,  no es difícil suponer que uno de sus principales encantos no es otro que la playa, bañada por aguas frías y con fuerte oleaje, ideal para los amantes del surf y el turismo activo. Además, dispone de un paisaje compuesto por dunas, formado por la acción del viento.
Si te agrada la aventura, entonces no te perderás la posibilidad de surcar en parapente los cielos de Zarauz, practicar golf o realizar excursiones para descubrir los bellos paisajes que posee la villa, apreciando la flora y fauna del lugar además de la bonita imagen que ofrecen los campos guipuzcoanos.
Es posible afirmar que Zarauz presenta una combinación perfecta entre tradición y modernidad, lo cual se vislumbra en este  enclave rodeado de naturaleza que posee un estilo propio de otras épocas y culturas, que habitaron la costa cantábrica en el pasado. Los adeptos a la cultura, podrán inspirarse con el conjunto arqueológico monumental de la villa que dispone de unos siete yacimientos, en donde se han descubierto los restos de los antiguos pobladores de esta tierra, que habitaron en ella desde la Edad de Piedra hasta la Medieval. También, aquí se han encontrado importantes vestigios  del legado romano.
También, la diversidad de culturas se ve claramente representada en la parroquia de Santa María la Real, de forma conjunta con la torre y el campanario de Zarauz. Este conjunto monumental permite acercarse a la historia oculta de pueblos originarios de la Edad de Hierro, descubriendo a la vez necrópolis medievales así como el templo gótico que data de finales del siglo XV.
Visita Zarauz y podrás comprobar que sobran las palabras para describir este maravilloso lugar.

Imagen:

www.guiarestaurantes.org

 

Cuevas del Almanzora

Cuevas del Almanzora es una de las localidades más grandes de la provincia de Almería. Está situada en una zona árida en la que prevalecen numerosos restos  arqueológicos, pertenecientes a diferentes épocas, de enorme interés.
El Museo de Arte Contemporáneo Antonio Manuel Campoy, cuyo nombre hace honor al prestigioso crítico y coleccionista de arte, expone una importante colección de pintura que fue donada al municipio por Campoy y que es exhibida en el Castillo del Marqués de los Vélez. Se trata de la pinacoteca de mayor relevancia de la provincia, conservando más de 400 cuadros de importantes autores contemporáneos como Picasso, Solana, Miró, Pedro Bueno, Tàpies, Revello de Toro, Vela Zanetti, Cristóbal Toral, entre otros.
Uno de los monumentos más emblemáticos de Cuevas de Almanzora es la atalaya, una obra de origen musulmán que ha sido declarada Bien de Interés Cultural. Constituye una de las tantas fortalezas que levantaron los árabes en el año 955, cuando Almería era considerada bajo la categoría de medina.

Continue reading

Chirivel

Chirivel es un municipio que tradicionalmente ha servido de lugar de posada y descanso para pasajeros y caminantes. 
Su patrimonio artístico y cultural, contiene tesoros como la estatua de Dionisos, de origen romano y familiarmente llamada “el Chirivello”.
Entre sus principales atractivos se encuentran la iglesia parroquial de San Isidoro,  construida durante el siglo XIX, y la Tienda Grande, una casa de estilo modernista originaria del siglo XX. Los interesados en la arqueología, también pueden visitar los yacimientos arqueológicos de Loma de las Cometas, de El Villar, del Pasillo de Chirivel y de Contador.
Con respecto a la artesanía, Chirivel posee un Museo del Esparto que, según se cree, es  el que más piezas contiene en toda Europa. Vale aclarar que el esparto constituye una de las labores predilectas de los locales, quienes la realizan generalmente como pasatiempo.
Los platos más representativos de la gastronomía de Chirivel son el asado de cabezas, el potaje de trigo y las migas. Aunque la repostería ocupa un lugar preponderante, sobresaliendo las gachas, barquillos, tortas de la Virgen y roscos de naranja, ente otros dulces.
A fines del mes de agosto, se realizan las fiestas patronales en honor a San Isidoro, las cuales son precedidas por el Pasa Arte, que consiste en una semana cultural en la que se lleva a cabo una representación de músicas del mundo, en la que participan músicos de España y del exterior.
Otras de las celebraciones que tienen lugar en Chirivel son las Lumbres de San Antón, en enero, y el Baile de las Ánimas y la Misa del Gozo, en Navidad.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/22/Panoramica_Chirivel.jpg/800px-Panoramica_Chirivel.jpg

Obejo: Pueblo tranquilo

Obejo es una tranquila localidad cercana a Córdoba, situada en Sierra Morena y cuya población se reparte en tres núcleos: el de la Estación, que de los tres es el menos habitado, el de Cerro Muriano, ubicado en la parte más alta del pueblo, y el histórico, que se halla un tanto aislado producto de las ineficientes vías de comunicación y las condiciones de la orografía de su entorno.
Accediendo al pueblo por la calle que conduce a Plaza España es posible apreciar de cerca la arquitectura típica del lugar que se manifiesta en sus casas blancas. También, puede observarse transitando por el entramado laberíntico de sus callejas los restos de una antigua fortaleza árabe, conformados por parte de sus murallas y torreones, que están ubicados junto al edificio de la Iglesia Parroquial de San Antonio Abad. Asimismo, al borde del camino viejo que va de Córdoba a Obejo se encuentran los restos del Castillo de Peñaflor y del Castillo de Lara.
En Las Torres, pueden contemplarse las torres cuadradas de mortero romano que rodean las murallas del viejo castillo. Además, en la parroquia de San Antonio Abad se exhiben diferentes elementos decorativos de distintas épocas y estilos, como por ejemplo dos capiteles corintios romanos.
En el pasado, predominaba en la zona la explotación minera, sobre todo en sitios como el arroyo de Pedrique, el Ronquillo Bajo y el Corral del Botijón, donde aún quedan algunas galerías y pozos.
Para disfrutar de la naturaleza de Obejo, sólo basta con recorrer el cauce del río Guadalbarbo que conduce hacia zonas de gran belleza y rica vegetación, con una variedad de paisajes que asombran. Por aquí, parten numerosos senderos y caminos que ofrecen interesantes recorridos entre olivares y encinas.
Otro de los parajes dignos de retratar es el de Los Conventos, situado en Sierra Morena; característico por su bosque mediterráneo, el cual está ligado a una leyenda por haber sido el sitio escogido por monjes mozárabes como espacio de retiro.

Camino a Tazones

Tazones es un pequeño pueblo asturiano de apenas 300 habitantes que posee un encanto especial, gracias a su paisaje compuesto por casas bajas y calles empedradas. Sin dudas es una localidad distinta a cualquier otra, colorida y con un romántico reflejo en el mar.

Por aquí es posible transitar por caminos que no conducen a ningún lado, pero algunos de ellos llevan hacia promontorios desde donde se obtienen vistas inmejorables del entorno. Para llegar a este pueblo podemos hacerlo desde Villaviciosa, por una carretera que discurre junto a la ría. En el trayecto, es posible contemplar la belleza inexorable de la playa de Rodiles. Al arribar a Tazones debemos descender por una vía asfaltada, rodeada por una vegetación exuberante, hasta alcanzar al nivel del mar que sirve de antesala a este lugar paradisiaco.

Si bien en el pasado Tazones fue un puerto ballenero, hoy en día sólo se dedica a la pesca autóctona, que da lugar a una rica oferta de pescado y chigres en los restaurantes locales.

Según se dice, Tazones es famosa también por ser donde desembarcó Carlos V, durante su primer viaje a España, allá por el año 1517, con el propósito de hacerse cargo de su corona. Este es uno de los tantos motivos por los que esta localidad ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico. Es interesante aclarar que muchos consideran que esto no ha sido más que una leyenda. De todos modos, es un datp que ha dado lugar al día de San Roquín, una tradición festiva que se conmemora cada 17 de agosto en la que los vecinos se visten con trajes de época, a modo de representar a alguno de los miembros de la corte de Carlos V.

En los pedreros circundantes se ubica uno de los más destacados yacimientos de huellas de dinosaurios de todo el continente europeo. En los alrededores del faro hay infinidad de icnitas tridáctilas. También, pasando el espigón del puerto, pueden observarse huellas jurásicas.

De modo que si contamos con tiempo libre, visitar Tazones es una buena idea, para caminar por este lugar de inmenso atractivo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/0/04/Tazones_Asturias.jpg/800px-Tazones_Asturias.jpg

Turre

Turre es un municipio andaluz cuyos orígenes se remontan al siglo XVI, época en que Felipe II ordenó un plan de repoblación luego de la expulsión de los moriscos de estas tierras.
Uno de los principales monumentos de esta localidad de Almería es la iglesia parroquial de la Purísima, templo de estilo mudéjar que fue construido en el siglo XVI y remodelado dos siglos después. Otro edificio religioso de especial interés es la ermita de San Francisco de Asís, levantada en el siglo XVII.
Al visitar Turre, no hay plan mejor que hacer un recorrido por sus diversos yacimientos, como por ejemplo el de Cerro de Castellón, que contiene vestigios del poblado argárico de Gata; el de Los Gallardos, de carácter ibérico y romano; el del Poblado de Teresa, que conserva restos de los periodos Paleolítico Superior y Neolítico; y el de Poblados de Cabrera, de origen hispano-musulmán.
Otros de los tesoros que componen el patrimonio cultural de Turre son la fuente morisca, la Cueva de Los Murciélagos, un aljibe, la Cueva de la Palmera y los restos de una antigua  mezquita. 
En relación a la artesanía de este pueblo, se destacan los trabajos realizados con esparto y latón, además de toda clase de elementos decorativos confeccionados con encaje de bolillos.
La gastronomía típica de esta localidad de la comarca del levante almeriense sorprende al visitante con exquisitos platos, como las pelotas, la olla de trigo, la fritaílla, las migas con tropezones y los gurullos a base de conejo y perdiz.
Las principales festividades de Turre son las que se celebran en honor a San Francisco de Asís, las cuales tienen lugar entre el 3 y 6 de octubre. Durante las mismas, se realiza la tradicional corrida de cintas a caballos, que atrae a gente de toda la comarca.

Imagen:

Wikipedia

Turismo cultural en Alpandeire

De visita por Málaga realizaremos un alto en Alpandeire, un municipio que forma parte del Valle del Genal, en la Serranía de Ronda. Su ubicación geográfica hace que la bella estampa que ofrece su casco urbano se combine con un entorno natural sumamente encantador.
Además de poseer una gran cantidad de arroyos, el pueblo cuenta con espacios de singular belleza que son dignos de visitar, como es el caso de los Tajos del Canalizo, el Infiernillo, el Cerro de los Frailes y la Finca de las Amarillas, por mencionar solo algunos.
Esta ciudad fortificada posee en su término municipal diversos yacimientos arqueológicos que dan cuenta de los antiguos pobladores del lugar en sus diferentes épocas.
El casco urbano, de calles angostas y empinadas, aún conserva su traza árabe y mucho de su arquitectura tradicional. Aquí, encontraremos las construcciones y rincones más significativos de la población, entre los que se destacan la Iglesia de San Antonio de Papua, edificada en el siglo XVI y reconstruida dos siglos después, popularmente se la conoce como “la catedral de la serranía”; la Casa Natal de Fray Leopoldo, uno de los monumentos más emblemáticos, la antigua Casa de Pósito, donde actualmente funciona un centro cultural, y el Monolito a Fernando VII, entre otros.
Por otra parte, Alpandeire cuenta con yacimientos arqueológicos prehistóricos, como  los dólmenes de las Encinas Borrachas, los enterramientos de Montero y La Vasija, este útlimo de la época romana.
Entre sus festividades más tradicionales se encuentra el Domingo de Resurrección junto con la Fiesta del Niño del Huerto.
En fin, se trata de un destino de gran interés histórico que vale la pena descubrir durante nuestro paseo por Málaga.

Imagen:

http://andaluciarustica.com/fotos/alpandeire.jpg