Viaje inolvidable a Ceuta

Ceuta es una estupenda ciudad española del norte de África, desde la cual pueden verse, al unísono, tres naciones y dos continentes. También, es el sitio donde las aguas del Mediterráneo se unen a las del Océano Atlántico. Presenta un crisol de culturas, ya que en ella se han mezclado desde tiempos inmemoriales musulmanes, cristianos, judíos e hindúes. En fin, se trata de un verdadero paraíso para quienes gustan del sol y la vida de playa.
Una de sus principales atracciones es el Parque Marítimo del Mediterráneo, un extraordinario lugar de insoslayable belleza que ha sido diseñado por César Manrique sobre terrenos ganados al mar. Aquí, es posible disfrutar del baño, el relax y practicar diversos deportes. Posee tres lagos de agua salada, que es bombeada desde el mar, los cuales están rodeados de vegetación exótica, imponentes cascadas, bellos jardines tropicales y un gran solarium. Al mismo tiempo, presenta un circuito botánico con numerosas esculturas móviles, restaurantes, pubs y mesones, así como una sensacional Exposición Permanente César Manrique. Sin dudas, no alcanzan las palabras para describir este lugar impresionante.
Para disfrutar del sol, Ceuta cuenta con una amplia variedad de playas, para todos los gustos. En la bahía sur, se encuentran las playas urbanas de La Ribera y El Chorrillo. Más al sur, existen diversas calitas y pequeñas playas.
En la bahía norte, sobre la costa Atlántica, sobresalen las playas Benítez y Benzú, muy populares entre la gente del lugar. La playa Benzú es ideal para la práctica del submarinismo. Desde estas costas, es posible contemplar el tránsito de barcos en el estrecho de Gibraltar.
Para aquellos que gustan de llevarse siempre algún souvenir del lugar que visitan, es bueno saber que se pueden adquirir artículos de calidad a precios muy razonables debido a que Ceuta goza de algunos privilegios fiscales y, por lo tanto, no se pagan ciertos impuestos.
Los apasionados del deporte, encuentran en Ceuta el sitio ideal para desarrollar todo tipo de actividades, que van desde kayak aventura, equitación, senderismo y motor aventura, hasta la pesca submarina, buceo y navegación.
En tanto que aquellos que opten por el turismo cultural en Ceuta, la ciudad posee una gran cantidad de museos y exposiciones de primer nivel, además de yacimientos arqueológicos, monumentos y edificios religiosos, que incluyen catedrales, mezquitas, sinagogas y oratorios hindúes.
Podría decirse que a Ceuta no le falta nada: verdes bosques, magníficas playas, dos mares y la increíble vista sobre los dos continentes y las tres naciones, la transforman en una ciudad inolvidable. ¿Te lo vas a perder?

Un paseo por Logroño

Logroño, núcleo cultural y económico de la provincia de La Rioja, es una ciudad que tiene de todo para hacer, desde visitas a bodegas, excursiones por sus paisajes, paseos por el Ebro o recorridos por sus monumentos más significativos.  Al mismo tiempo,  en Logroño existe un cruce del Camino de Santiago, el cual está simbolizado por un Juego de la Oca.
Entre sus principales monumentos religiosos sobresale la Concatedral de Santa María de la Redonda, que acapara la atención de todos por sus torres gemelas. Otros templos de especial importancia son la iglesia de San Bartolomé, que se caracteriza por su atractiva portada gótica, la iglesia de Santiago, cuya fachada deja ver sus lineas barrocas, y la iglesia Santa María del Palacio, donde su aguja gótica piramidal resalta del resto del conjunto. Asimismo, Logroño dispone de una serie de conventos y ermitas que valen la pena recorrer.
Los monumentos más característicos de la ciudad son la Muralla de Revellín, conformada por los restos de antiguas fortificaciones que poseía la ciudad con propósitos defensivos, el Puente de Hierro y el legendario Puente de Piedra.
Durante el paseo, no podemos dejar de admirar la fachada de estilo neobarroca del edificio de Correos, además de realizar una visita al Mercado Central y los edificios situados en sus alrededores, como es el caso del Teatro Bretón y la Casa de la Inquisición. Por su parte, el Puente Romano de Mantible, que data de la época romana, es otro de los atractivos que ofrece la ciudad.
Si deseamos conocer los sitios más emblemáticos del centro de Logroño, podemos caminar por la popular  Calle Laurel, sobre la cual se sitúan diversos locales gastronómicos en donde tendremos la posibilidad de probar los clásicos pinchos de la región acompañados de una copa del exquisito vino Rioja. En las proximidades, se encuentra la judería, sitio en el que antiguamente supieron convivir moros y cristianos.
Otra opción es visitar el yacimiento donde se encuentran los restos romanos de Varea, o bien dirigirnos al monte Cantabria para apreciar los vestigios de la época prerromana. Para quienes estén interesados en hacer turismo cultural, pueden recorrer  la Casa de las Ciencias y el Museo de la Rioja.

Imagen:

Wikipedia

Naturaleza y cultura de Huétor Tájar

La provincia de Granada esconde lugares de inmenso atractivo y en los cuales se respira absoluta tranquilidad, y Huétor Tájar es uno de ellos. Este municipio sobresale por sus encantos, no sólo naturales sino también culturales y gastronómicos.

Para conocer los principales rincones de la villa, recomendamos realizar un recorrido cultural por su entorno, poseedor de una de las tierras más fértiles de toda la provincia granadina. Al pasear por el casco urbano es posible apreciar una torre vigía, que en el pasado formó parte de la popularmente conocida Fortaleza de Taharca. En ese preciso lugar se han descubierto monedas, restos de ánforas y diversos utensilios, sin embargo hoy en día la torre es todo lo que queda de esa estructura. Se la puede apreciar a simple vista desde la parte alta de la plaza del Ayuntamiento. En esa misma plaza se encuentra la Iglesia parroquial de Santa Isabel, templo del siglo XV en cuyo interior conserva un campanario de ladrillos.

Luego de recorrer los monumentos más importantes de la localidad, vale la pena caminar por los alrededores, donde se encuentran las cooperativas dedicadas al cultivo de espárragos. Es preciso señalar que aún hoy se conservan los sistemas de riego de la época musulmana, por lo que el paseo posee doble atractivo.

Después, seguramente el viajero deseará degustar algunos de los tantos platos típicos elaborados a base de los famosos espárragos, los cuales comúnmente suelen servirse en guisos, a la plancha, fritos o en pasteles. Pero además los espárragos son protagonistas de una de las celebraciones principales de esta localidad, la recogida del espárrago, que tiene lugar a mediados de marzo.

Imagen:

Wikipedia

Esquivias: Viaje al mundo de Cervantes

Los interesados en conocer el mundo de Cervantes, tal como si fuera un viaje al pasado, seguramente no dudarán en visitar Esquivias, una tranquila localidad de la Comarca de La Sagra que comunica Toledo con Madrid.

Al caminar por sus calles con casas blasonadas, la Casa Museo de Cervantes es la parada obligada. Se trata de una antigua casa de labradores, en donde vivieron Miguel de Cervantes y su esposa, Catalina de Palacios.  En este lugar se expone una interesante una colección etnográfica que incluye utensilios domésticos y aperos de labranza, así como documentos históricos de gran relevancia en los cuales aparecen reflejados algunos personajes de El Quijote.

El itinerario puede continuar por la Casa de Catalina de Palacios, una casa palacial de dos plantas que fue construida en el siglo XVI, en la que Catalina vivió junto a sus padres y hermanos hasta que se casó con el genial escritor.

Si llegó hasta aquí, el visitante tampoco debe perderse la oportunidad de conocer La Torrecilla, sitio que a comienzos del siglo XX funcionaba como posada o mesón y en el que acostumbraba hospedarse el escritor Azorín, en cuyas estancias escribió “La Novia de Cervantes” y “La Ruta del Quijote”. Se trata de un eficio barroco de tres plantas que data del siglo XVIII.

Para apreciar la arquitectura religiosa de Esquivias, es recomendable visitar la Ermita de San Roque, templo barroco que fue erigido durante el siglo XVII.

La Casa de los Ávalos, la Ermita de Santa Bárbara, la Iglesia Parroquial de la Asunción y la Fuente de Carlos IV, son otros de los atractivos de este pueblo.

Imagen:

turismocastillalamancha.com