Escapada a Talavera de la Reina

Talavera de la Reina, considerada por Cervantes como la mejor tierra de Castilla, es una ciudad que sobresale por la calidad de su cerámica perteneciente a los siglos XV y XVI. Aquí se han fabricado azulejos que actualmente se hallan en importantes edificaciones, como es el caso de la Catedral vieja de Salamanca y el Monasterio de San Lorenzo del  Escorial, por mencionar algunas.
La ciudad posee un gran número de monumentos que dan cuenta de su rica historia. De este modo, es posible apreciar conventos, iglesias, palacios, puentes y edificios muy importantes, como por ejemplo el Antiguo Ayuntamiento y la Basílica de Nuestra Señora del Prado.
Dado a que Talavera continúa siendo considerada la ciudad de la cerámica, la Ruta de la Cerámica es uno de los paseos obligados, durante el cual es posible conocer diferentes lugares de la ciudad, como la Ermita de Nuestra Señora del Prado, patrona de la villa, en la que puede apreciarse una magnífica colección de azulejos. El paseo prosigue por los jardines del Prado, sitio en el Continue reading

Turismo ecológico en Calera y Chozas

Calera y Chozas es un afable y bello poblado de la provincia de Toledo, situado a pocos kilómetros de Talavera de la Reina, popularmente conocida como la Ciudad de la Cerámica. Justo en este pueblo es donde tiene comienzo la Vía Verde de la Jara, un recorrido ecológico de poco más de 50 kilómetros que abarca antiguas líneas ferroviarias caídas en desuso.
La Vía Verde de la Jara es una buena opción para el turismo rural y ecológico, siendo muy visitada por senderistas, cicloturistas y aficionados a la naturaleza y los deportes al aire libre. La vía atraviesa tierras de regadío,  ofreciendo paisajes de berrocales de granito de inigualable belleza, entre otros de fuerte contraste.

Continue reading

Segurilla, ciudad de fuentes y torres

Segurilla es un municipio situado cerca de Talavera de la Reina y la Sierra de San Vicente.
Entre sus principales construcciones, se destaca la Iglesia de San Juan Bautista, un templo del siglo XVI que consta de una sola nave, y que dispone de un campanario en dos cuerpos, uno de mampostería y el otro de ladrillo.
También, se puede visitar la Ermita de la Soledad, el edificio  más antiguo del pueblo del cual tan solo se conserva el porche. En el frente de la ermita, es posible apreciar uno de los cruceros del Vía Crucis que circunscribe al pueblo por completo. Recientemente restaurada.
En la parte sur del pueblo se encuentra la Atalaya, una torre de 15 metros de alto, que domina, por el sur, la totalidad del valle del Tajo y, por el norte, los caminos que vienen de la Sierra de Gredos. La construcción es de origen musulmán, de planta circular.
Este tipo de torres de vigilancia fueron levantadas durante la Edad Media como una especie de “red de alarma” que, al estar en línea visual con otros puntos de vigilancia, servían como medio defensivo de los pueblos.
Al tiempo que vale la pena apreciar las fuentes de piedra El Caño, El Cañillo y La Fuentecilla, todas ellas originarias del siglo XIX, así como el Lavadero, construido con 35 pilas de granito monolíticas dispuestas en forma de círculo en torno a un pozo donde hoy hay un parque.

Imagen:

http://archivos.turismocastillalamancha.com/patrimonio/iglesias-catedrales/15183/39/68b2/iglesia-parroquial-de-san-juan-bautista-segurilla.jpg