Reinosa y las rutas monumentales

Reinosa, localidad ubicada al sur de Cantabria, es la capital de la comarca de Campoo y, por su cercanía a estaciones de esquí y las visitas a donde tiene su origen el río Ebro, en Fontibre, es un destino muy elegido por los turistas.
Su mayor atractivo recae básicamente en la posibilidad que existe de realizar desde Reinosa diversas rutas monumentales, que conducen a sitios de especial interés como el yacimiento arqueológico de la ciudad romana de Julióbriga (Retortillo), y numerosos santuarios rupestres altomedievales.
Uno de sus principales monumentos es la Iglesia parroquial de San Sebastián, templo barroco construido entre los años 1754 y 1774, que sobresale por su portada meridional y su torre ornamentada con pináculos.
De todos modos, los mayores atractivos monumentales se hallan fuera de la ciudad de Reinosa.  Así, por ejemplo, recomendamos visitar la ciudad romana de Julióbriga, ubicada en Retordillo, a tan sólo 4 kilómetros de Reinosa. Su construcción data del
siglo I a.C., y ha sido abandonada durante la crisis bajoimperial. Si bien se encuentra en estado ruinoso, todavía pueden contemplarse los vestigios de un edificio del foro, así como diversas viviendas adornadas con mosaicos.
También, a escasos 3 Km. de Reinosa, en dirección a Retortillo y Julióbriga, se encuentra Bolmir, un pueblo que destaca por su iglesia parroquial de San Cipriano. Este pequeño templo que ha sido restaurado, conserva sobrias formas románicas que datarían de la primera mitad del siglo XII. Del conjunto sobresalen los capiteles de los ventanales.
Aproximadamente a 2 Kilómetros de Bolmir se ubica la iglesia de Santa María de Retortillo, construida sobre el lugar que antiguamente ocupaba el foro de Julióbriga.
Se mantiene casi como en sus orígenes, aunque como la construcción fue realizada en etapas algunas partes fueron sustituidas. Lo que llama la atención de esta iglesia es el tímpano incrustado en el muro meridional.
Además, merece la pena visitar la colegiata de San Pedro de Cervatos, considerada una de las mejores iglesias de la región debido a su arquitectura y su peculiar decoración. Pero el principal atractivo de este templo reside en la colección de esculturas de temática erótica que alberga, por eso es muy famosa entre los amantes del arte.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/6b/Reinosa_010_Ebro_river.jpg/558px-Reinosa_010_Ebro_river.jpg

Atractivos de Altura

Altura es una localidad de Castellón, que se encuentra enmarcada por el Valle del Palancia y la Sierra Calderona.

En todo su entorno es posible apreciar diversos viaductos y acueductos, entre los que sobresale el Viaducto del Barranco de la Jarea, de origen medieval.

Por otro lado, en su término municipal se localiza La Cartuja de Vall de Cristo, que fue fundada a fines del siglo XIV a pedido del Infante Don Martín. En su momento, La Cartuja constituyó un núcleo de gran poderío, tanto religioso, cultural, económico, como político. Vall de Cristo cuenta con importantes obras arquitectónicas, como su Iglesia Mayor, de estilo único.

En el núcleo urbano de Altura, es posible apreciar numerosos monumentos y sitios de interés, como la Plaza Mayor y la Iglesia Parroquial de San Miguel. Mientras que en la zona del casco antiguo se halla la Iglesia Primitiva, de estilo gótico valenciano, considerada todo un símbolo del culto cristiano.

En el extramuros está la Casa Grande, un caserón de estilo renacentista que fue construido en el siglo XVI y que aún hoy conserva algunas de sus dependencias originales y de los muros que la protegían.

Otro de los sitios de interés es, sin dudas, el Santuario de la Cueva Santa, que está ubicado en los alrededores de Montmayor. La cueva, de veinte metros de profundidad, sirvió antiguamente de refugio para los pastores. En el fondo de la sima está la Capilla de Ntra. Sra. de la Cueva Santa, datada a fines del siglo XVII, en cuyo interior se conserva un retablo que contiene grabadas escenas vinculadas a la historia de la Cueva Santa.

De su entorno natural se destaca el Parque Natural de la Sierra Calderona, que presenta importantes microreservas de flora y fauna.

La Vía Verde Ojos Negros, al igual que la Senda de La Cueva Santa, es una buena opción para recorrer los diferentes parajes de Altura.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c0/VGeneral_Altura.JPG/800px-VGeneral_Altura.JPG

Alcázar de Venus: ¡Allá vamos!

Al sur de Siera Nevada, se halla Alcázar de Venus, una fantástica localidad de la provincia de A Coruña que vale la pena  visitar.

En la entrada del pueblo se encuentra la casa de Consuelo, cuya fachada destaca por la gran cantidad de flores y plantas que posee.

En el barrio Bajo, por su parte, se dispone el único bar de Alcázar, un pequeño local en el que durante los fines de semana, y en especial en época de caza,  pueden degustarse exquisitas tapas.

Antes de arribar a la plaza de la Iglesia, podemos tomarnos un momento para conocer la Placilla de Abajo, que generalmente no es muy concurrida con excepción de los días festivos.

Tomando la carretera que conduce a Torvizcón, se sitúa la iglesia de Nuestra Señora la Virgen del Rosario, uno de los monumentos más significativos del lugar que se erige en la plaza de la Iglesia. Se trata de un templo de estilo mudéjar que cuenta con tres cuerpos, la nave central, la sacristía y el presbiterio. En el interior de esta construcción de ladrillo árabe poco queda de sus orígenes. El retablo, al igual que el coro y el púlpito, quedó destruido por un incendio. En la nave central, puede apreciarse un bonito artesonado de madera, una serie de imágenes y la bóveda del presbiterio, que si bien no poseen un gran valor artístico son muy valoradas por los habitantes del pueblo.

Por el callejón que está a la derecha de la iglesia se llega hasta la fuente del barranco y, un poco más allá, a la parte más alta de Alcázar donde se emplazan las las escuelas. Por aquí también se encuentran los dos antiguos molinos de aceite: el de Santiago Escudero, actualmente en estado ruinoso, y el de Esteban Gómez, que está en desuso.

En la zona del barrio Bajo se ubican las bodegas de vino en Alcázar, que bien merece la pena visitar.

Roquetas de Mar, ciudad turística por excelencia

La provincia de Almería dispone de lugares para descubrir, dotados de gran encanto, como es el caso de Roquetas de Mar, ciudad turística por excelencia.
Roquetas de Mar sobresale por sus magníficas playas, una significativa oferta hotelera y la calidez de su gente.  Por todo ello, es que se trata de una ciudad  muy elegida por los turistas.
Además de sus diversos atractivos culturales y de ocio, ofrece a sus visitantes  playas de gran nivel, lo cual sumado a la importante oferta gastronómica y hotelera hacen que la ciudad sea muy visitada, especialmente en verano.
Entre los monumentos de Roquetas de Mar se encuentran la Torre del Esparto, la Torre de Cerrillos y la del Castillo de Santa Ana, todos ellos fiel testimonio del Castillo de las Roquetas del siglo XVII. Un ejemplo del sistema defensivo medieval lo constituye la Torre del Castillo, situada entre Roquetas de Mar y la Mojonera. También, vale la pena visitar la Torre de la Quebrada de Aguadulce, la cual debido a que se halla ubicada en lo alto de una colina concede una vista magnífica del mar y el puerto deportivo.
De la arquitectónica del lugar se destacan la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, situada frente a la Plaza de la Constitución y próxima al Ayuntamiento, así como la Capilla de la Santa Cruz.
Otro sitio de interés es el Arrecife Barrera de Posidonia, conformado por praderas de posidonia oceánica de las costas del Mediterráneo. En dirección al sur, es posible visitar  el Paraje y Reserva Natural de Punta Estinas, el cual consiste en 14 kilómetros de playas arenosas, dunas y zonas de salinas.
En fin, si eres un amante del sol y la playa, Roquetas de Mar tiene todo lo que necesitas para que tu viaje sea excepcional gracias a su excelente infraestructura vacacional, además de su atractivo patrimonio artístico, cultural y natural.

Fuente: Foto

La Alberca: Pueblo litúrgico y tradicional

La Alberca, es una localidad turística del sur de Salamanca que está situada en la Sierra de Francia, muy visitada por aquellos que gustan del turismo ecológico y cultural. Se trata de una población cuyo trazado urbano, de calles laberínticas, permanece casi intacto desde la Edad Media.
La arquitectura popular serrana, compuesta por viviendas que reproducen la arquitectura típica de las sierras de Francia y Gata, es uno de los principales atractivos de La Alberca. Las fachadas de las casas exhiben grandes aleros y entramados de madera, al tiempo que disponen de tres plantas erigidas sobre bases de granito. Muchas de ellas aún conservan establos con animales.
También, la población cuenta con diversos monumentos como la Antigua Cárcel, actual punto de información turística.
El espíritu religioso de este pueblo litúrgico y tradicional, es proyectado en diversos tipos de ritos, los cuales han sido forjados manifestaciones tanto costumbristas como arquitectónicas. En efecto, en todo el pueblo es posible apreciar numerosas manifestaciones religiosas grabadas en piedra.
Podemos comenzar por visitar la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo del siglo XVIII, que destaca por su púlpito de granito policromado y su torre de campanario, sobre la cual versan distintas historias.
Rumbo a Mogarraz se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de Majadas Viejas, cuya particularidad reside en estar ubicada en un bosque recóndito de castaño y robledal recóndito, con características casi místicas. Es una construcción sencilla, de la cual sobresale su pórtico románico. Cerca de aquí se halla la Ermita de San Marcos, actualmente en ruinas, que sorprende al visitante por las vistas que allí pueden contemplarse de la Peña de Francia, el Portillo de la Cruz, La Alberca, la Peña del Huevo y el río Francia.
La Ermita del Cristo del Humilladero, es una de las más antiguas del pueblo. En el pasado fue el camino de entrada desde Salamanca.
En dirección a las Batuecas se localiza la Ermita de San Blas, conocida en el pasado como la de Los Santos Mártires. Es muy popular por la romería de “El Día del Pendón” que es celebrada allí. 
Para apreciar el entorno natural de esta población deberemos acercarnos hasta el Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia, donde se ubican  diversas cuevas prehistóricas. Aquí, 18 ermitas componen el recinto sagrado, encabezado por el convento de los Carmelitas, muchas de ellas pueden visitarse a pesar de encontrarse en ruinas.
A 1723 metros sobre el nivel del mar se sitúa el Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, El Cabaco, construido en el siglo XV por los monjes Dominicos. Desde esta atalaya es posible apreciar la belleza paisajística de los alrededores.
Por otro lado, todavía se conserva el “rollo“, un poste de piedra que posee tallados en su fuste los símbolos de la pasión de Cristo.

Imagen:

Wikipedia

La herencia arquitectónica de Dos Torres

Dos Torres, es un pueblo de la provincia de Córdoba que merece ser visitado para apreciar su herencia arquitectónica y disfrutar de su cultura.

Entre sus monumentos religiosos se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que fue construida entre los siglos XV y XVII y en la cual se combinan de forma armoniosa los estilos renacentista, barroco, gótico y mudéjar andaluz, Se trata de un templo de planta de cruz latina que se halla separado en tres naves. El magnífico altar mayor fue añadido luego en las obras de ampliación durante el siglo XVI.

Puede visitarse también la Iglesia de Santiago, templo que data del siglo XV, que constituye el monumento más representativo de la antigua villa de Torrefranca. Posee una sola nave, y sobresale por las roscas irregulares de los arcos que sostienen la cubierta. Aquí, actualmente se halla la Casa de la Cultura,  donde se realizan buena parte de las actividades culturales de esta localidad.

Otra de las joyas arquitectónicas es la antigua Basílica Paleocristiana, conocida actualmente como Pozo de la Nieve, cuyos orígenes se remontan a los  siglos I al IV d.C. Su importancia radica en que se trata de uno de los pocos monumentos que existen de  este tipo en Andalucía. Se destaca, sobre todo, por la bóveda que cubre el cubículo. El pozo fue abierto recién en el siglo XVIII.

De todos modos, podría decirse que el mayor atractivo de Dos Torres recae en la monumentalidad de la Plaza Mayor, la cual se caracteriza por sus soportales, que fue la antigua cárcel de Torremilano. Su estructura posee diversas similitudes con la arquitectura castellana y extremeña.

También, se puede realizar un recorrido por las ermitas de la Villa, que forman parte del  Conjunto Histórico: San Bartolomé, San Sebastián, San Roque, Nuestra Señora de Loreto y la Ermita del Santo Cristo. Con excepción de esta última, que se ubica en el centro de Dos Torres, el resto están orientadas hacia los cuatro puntos cardinales. Estas construcciones datan entre los siglos XVI y XVIII, y poseen las características constructivas típicas de la región, con nave única y muros de piedra.

Por último, merece una visita el Puente Romano de Santiago, que se alza sobre el arroyo Milano, comunicando el barrio de San Juan con el resto de la población.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/78/DosTorresSoportalesPlaza.jpg/800px-DosTorresSoportalesPlaza.jpg

La Horra: la villa del buen vino

La Horra es una villa que se localiza sobre una pequeña ladera, en la provincia de Burgos, rodeada por un pinar extenso y frondoso. Es muy popular por sus vinos, cuya denominación de origen es “Ribera del Duero”, y bodegas, dado que buena parte de su territorio está ocupado por las viñas.

La Horra constituye la primera localidad en la cual fue introducida la variedad de Cabernet Sauvignon, uva traída desde Burdeos por el Hermano francés Martín Dumas, quien fundara la primera casa de su congregación en la villa.

Una de las visitas obligadas es el museo del vino, en el cual es posible conocer la historia del vino en el pueblo, además de apreciar los numerosos utensilios con los que se cultivaba que aquí se exponen. Lo mejor de este museo es, por cierto, la bodega subterránea.

Al mismo tiempo, es interesante remarcar la importante cantidad de bosques y pinares que circundan el pueblo, entre los que se destaca el Monte Villalobón, que cuenta con una ruta de senderismo creada por la Mancomunidad Ruta del Vino.

El monumento más importante de este lugar es la iglesia parroquial, que destaca por su portada clásica con un gran arco realizada por  Domingo de Ondátegui, arquitecto vasco que durante el siglo XVIII participó en la construcción de numerosas obras arquitectónicas, como la imponente torre de la catedral de El Burgo de Osma. El conjunto en sí mismo es maravilloso, en su interior  dispone de tres naves denominadas “de salón”. El altar mayor posee en su interior dos bajorrelieves del siglo XII que sobresalen por su arte.

Sus principales festividades tienen lugar el 12 de febrero, celebración que honra a Santa Eulalia de Barcelona, y el 15 de agosto, fiesta de la Asunción de Nuestra Señora. Además, se lleva a cabo la fiesta del nativo ausente que se inicia el jueves posterior a la de Asunción, donde se efectúa la ya clásica “decoración de los barrios”.

Imagen:

Wikipedia

Fresno de Rodilla: Pueblo con encanto

Fresno de Rodilla es un pequeño pueblo de la provincia de Burgos, en Castilla y León, que limita con varias Comarcas naturales. Podría ser incluido en la Comarca de la Bureba, como en las proximidades de Burgos o en la Sierra de la Demanda.

Tan solo posee 30 habitantes, lo cual hace de este lugar un destino tranquilo. Dar una vuelta por el pueblo supone recorrer sus verdes calles conformadas por el prado que es mantenido por los propios vecinos. En torno a las mismas se disponen las casas de arquitectura tradicional.

Uno de sus principales monumentos es la iglesia parroquial de San Román, ubicada en el extremo del páramo, sobre una cueva, y que destaca por su bello retablo. El paisaje del lugar es excepcional.

Gracias a su magnífico mirador pueden observarse los Montes de Oca, Sierra de Atapuerca y la Sierra de La Demanda.

En la zona del pinar se localiza el dolmen, monumento funerario de la época campaniforme, que configura un grato paseo.

Tomando el camino que conduce a Monasterio, vale la pena ascender hasta el Alto de Rodilla, sitio en el que se hallan los vestigios los restos de la antigua ciudad Tritium autrigonum, que se permanecen ocultos bajo terrenos de cultivo. Por este preciso lugar discurría la vía romana “de Italia en Hispanias”, desde donde nacían sendas secundarias que llevaban hacia ciudades como Clunia y Auca, por mencionar las más importantes. El camino que se encaminaba hacia Clunia, que hoy comunica Fresno con Atapuerca, forma parte del Camino de Santiago, en la ruta conocida como de Aquitania, que en el pasado fue la vía principal de la ruta jacobea.

Otro de los encantos de este pueblo con encanto son, por cierto, las fuentes, como el Pilón, el manantial de los huertos, la fuente Taleja, la fuente Cachín y la fuente Buena, entre otras.

En sus alrededores se encuentran los Yacimientos arqueológicos de la sierra de Atapuerca, el Camino de Santiago y la Catedral de Burgos, que configuran indudablemente los mayores atractivos de la región ya que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

Imagen:

http://www.fresnoderodilla.com/Fotos_archivos/arcoiris_iglesia.jpg