Conociendo la historia y los paisajes de Calaceite

Calaceite, es un municipio de la Comarca de Matarraña, que está ubicado en la provincia de Teruel.
Se alza en una zona con grandes influencias de tierras catalanas y valencianas, que crearon costumbres, así como historias y paisajes, que sorprenden a todos sus visitantes.
Calaceite sobresale por su belleza arquitectónica. De ahí que su casco urbano fuese declarado Conjunto de Interés Histórico Artístico y  Bien de Interés Cultural.
El centro se estructura en torno a la Plaza Mayor y el Templo Parroquial. Dese allí nacen las tres vías más importantes que cruzan la población y que comunican con las capillas-portales, de la Virgen del Pilar, San Antonio, y la ya desaparecida Virgen del Rosario.
La Torreta y el Castell son sus dos núcleos elevados originarios, al tiempo que en su estructura urbana es posible apreciar la abundancia de casas solariegas. Vale destacar que durante el siglo XVIII y comienzos del XIX hubo una época de apogeo arquitectónico en la que fueron construidas muchas casas, lo cual daba cuenta de la prosperidad económica que se vivía en la zona por el cultivo del olivo, puesto que Calaceite ha sido históricamente el mayor productor de la región.
Además de realizar las visitas tradicionales en lugares como el Ayuntamiento, la Iglesia Parroquial de la Asunción, el Museo de Juan Cabré y La Bassa, entre otros, merece la pena descubrir el poblado Ibérico de San Antonio, que está ubicado en la sierra de San Cristóbal y ha sido declarado Bien de Interés Cultural. Este poblado posee dos núcleos y se encuentra circunscrito por un foso y una imponente muralla. Otros asentamientos ibéricos de especial interés son les Umbries y les Ferreres.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c0/Conzello_de_Calazeit.jpg/800px-Conzello_de_Calazeit.jpg

Chiva y su entorno

En la Comunidad Valenciana se encuentra Chiva,  capital de la Comarca de la Hoya de Buñol. Tiene una extensión de 178 km2 y cuenta con una población de unos 15.000 habitantes. Su estupendo entorno y sus servicios en general hacen de Chiva un municipio residencial.
Podemos comenzar por visitar el Barrio de Bechinos, de origen árabe, cuyo trazado y disposición de las calles, en su mayoría estrechas, le dan un toque diferente a nuestro paseo.
Su principal templo religioso es la Iglesia de San Juan Bautista, que fue levantada en el siglo XVIII en el casco antiguo de Chiva. Esta magnífica construcción sobresale por su gran valor arquitectónico y pictórico.
También, podemos conocer la Ermita dedicada a la Patrona de la Virgen del Castillo, la cual por hallarse a unos 371 metros de altura permite a todo el que la visite apreciar la sensacional panorámica de la Comarca en su totalidad y del Mar Mediterráneo.
Uno de los emblemas del municipio es el Castillo, situado en lo alto del monte que domina la población. Se trata de una construcción de origen musulmán que fue edificada sobre una antigua construcción romana. Hoy en día, sólo quedan ruinas de él, entre las que se encuentran  algunas partes de muralla y numerosas torres.
Otro sitio significativo es La Torreta, una torre visigoda que integraba el conjunto defensivo de la villa, lo que le ha valido se declarada Bien de Interés Cultural.
Por su parte, la Fuente de los 21 Caños es también un símbolo de la población. Está ubicada al lado de la Balsa de los Patos, en la Plaza de la Constitución.
Para disfrutar de la naturaleza bien vale la pena recorrer la Sierra de Chiva, un paraje natural de belleza inigualable que es considerado uno de los principales atractivos turísticos del lugar. Por lo que es utilizado como punto de encuentro y referencia por muchos excursionistas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/6/6a/Urbanizaciones_y_Chiva.JPG/800px-Urbanizaciones_y_Chiva.JPG