Bárcena Mayor, el pueblo más antiguo de Cantabria

Bárcena Mayor es una antiquísima población, una de las más bellas de Cantabria, que se encuentra situada en el valle de Cabuérniga, en el corazón del Parque Natural de Saja-Besaya. Por lo que es el destino perfecto para quienes gusten del turismo rural.
A la villa se accede por Correpoco, en cuyas praderas se celebra cada año, a mediados del mes de agosto, la feria del ganado. El trazado de sus calles, así como el aspecto pintoresco de sus casas y su  maravilloso entorno natural, convierten a esta población en un pueblo lleno de encanto.
Según se dice, éste es el pueblo más antiguo de Cantabria y tal vez de España. Ha sido declarado conjunto histórico-artístico, debido a su asombroso estado de conservación.
Bárcena Mayor conserva sus antiguas construcciones, con sus típicas casas montañesas de galerías de madera y portalones, de las que sobresalen algunos soportales con arcos de sillares y clásica talla en madera con decoración en vigas, pilares y aleros. En fin, estas casonas representan lo mejor de su arquitectura original, algo que solo puede apreciarse en estas poblaciones de montaña.
Recorriendo sus callejuelas, es posible descubrir su carácter medieval y montañés, lo cual se evidencia en los zaguanes, lavaderos, hornos de pan y pajares.
También, aquí el visitante podrá disfrutar del trabajo de la madera que realizan los grandes artesanos del lugar, como las albarcas, las cachavas, los cubiertos, etc.
Siguiendo el curso de los ríos Saja y Argoza, en pleno entorno natural, se llega al alto del valle de Cabuérniga, conjunto histórico-artístico que contiene lo mejor de la arquitectura popular de la comunidad de Cantabria. Otros puntos de especial interés son el puerto de la Polombera, el Mirador de Cardosa, el Tajahierro y el Pozo del Amo.
Para aquellos que deseen practicar senderismo, encontrarán en Bárcena Mayor un buen punto de partida para incursionar en el medio natural, ascendiendo hasta la ermita o al puerto de Palombera, dando un paseo hasta la antiguo área de acampada del pueblo, el Llano Castrillo, entre otros senderos.

Imagen:

http://campingvalderredible.squarespace.com/

Viaje de relax en Andorra la Vella

La capital del Principado de Andorra, Andorra la Vella, es una estupenda ciudad que se halla ubicada en el corazón de un atractivo y fecundo valle y circunscripta por majestuosas montañas como el Pico de Can Ramonet y la sierra de Enclar. Se trata, sin dudas, de una ciudad en la que contrastan visiblemente sus orígenes medievales con la modernidad imperante.
De su legado histórico puede apreciarse, entre otras cosas, la Casa de la Val, una casa-fuerte que data del siglo XVI y que en la actualidad es sede del Parlamento Andorrano. Si bien ha sido restaurada, aún conserva su estilo arquitectónico medieval, que puede contemplarse en la Sala del Consell General, la sala-museo y la cocina típica. En los jardines, se pueden apreciar una pila bautismal, proveniente de la iglesia de Sant Juliá de Lória, una cruz de término de La Massana y el palomar de la torre, además de diversas esculturas.
Otros edificios históricos de la ciudad son la iglesia parroquial de San Esteban o Sant Esteve, de la que todavía es conservada una parte del templo románico original, y la iglesia de Santa Coloma, característica por su campanario circular.
Andorra la Vella posee, además, un entorno natural de estupendos paisajes montañosos con picos nevados y fecundos valles, que invitan al relax, al descanso y al ocio.
Por otro lado, éste es el destino perfecto para ir de compras ya que goza de un régimen impositivo por el cual casi no se pagan impuestos, pudiendo adquirir  perfumes, ropas de diseñador, tabaco e, incluso, licores y vinos, a precios más que tentadores. La Avinguda de Meritxell es la arteria principal de Andorra la Vella, donde es posible encontrar las mejores boutiques, joyerías, restaurantes y hoteles.
Si decides viajar en el invierno, Andorra la Vella te ofrece una tentadora propuesta para practicar lo mejor del deporte blanco: el esquí, gracias a sus amplias pistas de esquí. Disfruta de tus vacaciones en Andorra la Vella, y anímate a vivir la naturaleza del lugar además de conocer su historia.

Almansa turística

Almansa es una villa de la provincia de Albacete, cuyos atractivos turísticos están encabezados por el Castillo de Almansa, una espectacular fortaleza que se alza sobre la enorme roca que preside la ciudad.

El entramado de callejuelas del casco antiguo se dibuja en torno al Castillo de Almansa, considerado uno de los mejor conservados de la provincia y declarado Conjunto Histórico Artístico. Fue edificado en el siglo XIV, según se cree sobre antiguas fortificaciones, y en su interior conserva interesantes obras de cantería góticas.

Aparte del mencionado castillo, puede visitarse el Centro de Investigación y Documentación de la Batalla de Almansa, donde se exhibe documentación de la época, así como maquetas, uniformes y diversos objetos que fueron recuperados del campo de batalla. La Sala de Interpretación de la Batalla se divide en 3 partes, una donde se puede conocer el marco histórico de dicho enfrentamiento, otra donde se informa los sitios y parajes en los que se desarrolló la batalla, y un tercer bloque audiovisual de gran calidad didáctica. Vale destacar que el centro es el primero dedicado a un acontecimiento histórico de Castilla-La Mancha de carácter internacional.

El recorrido puede continuar por la Iglesia de la Asunción, el Palacio de los Condes de Cirat, el Convento de las Agustinas o el Santuario de Nuestra Señora de Belén. En su entorno, pueden apreciarse las fortificaciones existentes en Higueruela y Alpera. Aquí se encuentra la Cueva de la Vieja, que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad por albergar excelentes ejemplos del arte rupestre levantino.

Imagen:

Wikipedia

La riqueza arqueológica de Lupión

Lupión es una atractiva localidad de la provincia de Jaén que se destaca principalmente por su vasta riqueza arqueológica, un claro ejemplo del rico legado histórico de esta población.
Un torreón defensivo constituye el yacimiento arqueológico más sobresaliente de su entorno. Se trata de una construcción del siglo XIII, que representa lo único que queda de lo que en su momento fue un castillo.
Además de estos restos de la época medieval, también se conservan diversos vestigios del periodo islámico.
Paseando por las calles de su casco urbano, es posible vislumbrar algunos de sus monumentos más destacados, como es el caso de la Iglesia de Nuestra Señora de Asunción, una pequeña edificación datada en el siglo XV que combina diferentes estilos. Su estructura consta de tres naves, las cuales están separadas por pilares. Su fachada es más bien sencilla.
También, vale la pena visitar el Ayuntamiento y la plaza sobre la que se asienta, en cuyo centro dispone de una fuente.
Si queremos apreciar mejor el entorno natural de la villa, no hay mejor lugar para hacerlo que la campiña de olivares de gran extención que la circunda, además del paraje conocido como Casa de Máquinas, un sitio al que es posible arribar tanto en auto como a pie, realizando senderismo. En ambas orillas del río Guadalimar, el visitante se impactará con el verde intenso de su vegetación.
De la gastronomía típica de Lupión, merece la pena destacar las tortas a la Carda, elaboradas con una fina masa de pan; y Morrococo, un plato realizado a base de tomate, garbanzos y cebolla.

Imagen:

http://2.bp.blogspot.com/_P3o2TYVMLzo/TR-1I3hXvMI/AAAAAAAAAOE/Rd1BAcDgwnI/s1600/LUPION.gif

Oferta de ocio en Sotogrande

Muy cerca de la Costa del Sol, junto al Estrecho de Gibraltar, se alza Sotogrande, una prestigiosa localidad considerada así porque buena parte de sus habitantes goza de un buen pasar económico. Por eso, es muy común que sus calles estén surcadas por sensacionales casas. De hecho, en su entorno además es posible encontrar una amplia oferta de hoteles de lujo y restaurantes de primer nivel, así como instalaciones para la práctica de todo tipo de deportes.
Los amantes del polo pueden asistir al Club de Polo Santa María, sitio donde se disputan torneos de carácter internacional. Este centro, pone a su disposición once canchas y una escuela de polo.
También, esta urbanización gaditana posee numerosos campos de golf, entre los cuales sobresale el de Valderrama, sitio que supo ser la sede de diversos campeonatos mundiales.
Por su parte, el Centro Hípico Sotogrande es el lugar elegido para disfrutar de todo tipo de actividades, teniendo la posibilidad de tomar clases de equitación, asistir a competiciones o realizar algunas de las rutas ecuestres que allí se proponen. 
La oferta deportiva local se ve completada por las actividades que se organizan en el puerto deportivo, al igual que en el Real Club Marítimo. El padel y el tenis, son otras de las propuestas que atraen a los adeptos a la vida sana.
A los más pequeños, les encantará visitar el Sotogrande Kids Club o el Iguana Park, sitios que concentran una importante oferta de ocio destinadas a toda la familia.
Para aquellos que desean realizar un recorrido cultural, nada mejor que ir hasta San Roque, localidad ubicada próxima a Sotogrande, más precisamente al  Teatro Juan Luis Galiardo y la Galería Municipal de Arte, donde se suelen llevar a cabo interesantes exposiciones y conferencias. Al mismo tiempo, se puede aprovechar para recorrer sus fantásticos museos, como por ejemplo el Museo Carteia, el Taurino o el Museo Ortega Brú.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/49/Playa_de_Sotogrande.jpg/800px-Playa_de_Sotogrande.jpg

Pujerra y su entorno

La Serranía de Ronda, en Málaga, acoge lugares realmente excepcionales, dueños de atractivas leyendas, como es el caso de Pujerra.  Se trata de un municipio que, aunque pequeño, sorprende al visitante por su trazado, así como por su entorno natural.
En efecto, el encanto sobrecogedor de la Sierra Bermeja, se conjuga armónicamente con los frondosos bosques que componen el Valle del Genal, lo cual convierte a Pujerra en el sitio indicado para quienes les atrae el turismo rural o disfrutan de practicar senderismo, entre otros deportes de aventura.
Al igual que en otras poblaciones aledañas, en su núcleo poblacional, de callejas sinuosas y angostas, la iglesia constituye el principal edificio del lugar. Se trata de la Iglesia del Espíritu Santo, datada en el siglo XVI, que sobresale por su torre de campanario.
En la zona de acceso al municipio, se emplaza una fuente que contiene un mural, el cual da cuenta de los orígenes del pueblo. Una vez que ingresamos a él, es posible allegarse hasta un mirador para apreciar una estupenda vista panorámica del Alto Genal.
Otro sitio de interés es, por cierto, la Ermita de San Antonio, la cual se localiza a tan sólo 1,5 kilómetros de Pujerra.
Para disfrutar mejor de la naturaleza del lugar, bien vale la pena visitar el Molino del Puente, que está en estado ruinoso, el cual se erige junto al río Genal. Este paraje es bastante concurrido durante el verano, pues aquí es posible darse una zambullida y reposar guarecido por los bosques.
También, podemos realizar una excursión al  Monte de Guaitará, un bosque de pinares que se destaca visiblemente entre la vegetación que circunda este paraje.
Por supuesto que mientras estemos de paso por este pueblo, no podremos evitar la tentación de degustar un sabroso gazpacho, el plato típico de la gastronomía local.

Imagen:

http://www.turismoderonda.es/excursiones/imagenes/pujerra1.jpg

Ruta de los Gracioseros

Si andamos de visita por Lanzarote no podemos dejar de realizar la Ruta de los Gracioseros, un sinuoso y angosto camino que comúnmente era recorrido por los habitantes de la Isla de la Graciosa para subir el pescado desde las playas hasta los pueblos situados al norte de Lanzarote.

Para iniciar el recorrido, es necesario tomar el desvío hacia Mirador del Río, que está situado a la salida del pueblo de Yé camino a Guinate. Se trata de una ruta de gran encanto, puesto que permite apreciar unas magníficas vistas de la zona costera.

El itinerario consiste básicamente en descender unos 3 km desde los riscos de Famara hasta llegar a la playa del Risco. El camino está conformado por piedras combinadas con pequeñas rocas volcánicas, lo cual lo torna muy resbaladizo, por lo que es preciso tomar los recaudos necesarios durante el trayecto.

Lo mejor de todo, es que al final de la ruta nos daremos el gusto de bañarños en esta formidable playa.

El regreso se realiza por el mismo camino, de modo que deberemos ascender por una senda de piedras, con algunos desniveles en el tramo de subida. El descenso lo llevamos a cabo zigzagueando por el camino resbaladizo, lo cual salva aunque más no sea un poco el pronunciado desnivel. Las vistas son sensacionales en todas direcciones.

Al llegar al llano, ya podemos disfrutar de la playa del Risco, de aguas azuladas, y las vistas al Archipiélago Chinito, procurando no pensar en lo que viene luego, volver a subir por los riscos de Famara. Esta playa de arena blanca posee una extensión de unos 600 metros. Cuando la marea sube se vuelve estrecha.

El Archipiélago Chinito, la mayor reserva marina de toda Europa, está compuesto por las islas de La Graciosa, Montaña Clara y Alegranza, así como por los islotes de Roque del Este y Roque del Oeste, de reducido tamaño. Se encuentra ubicado sobre una gran plataforma submarina, abarcando unas 19.270 hectáreas. La Reserva Natural Integral de Los Islotes y el Parque Natural del Archipiélago Chinito, constituyen sus espacios protegidos.

Imagen:

http://s1.wklcdn.com/image_1/36727/251061/53711.jpg

Valle de Guriezo

El Valle de Guriezo, la zona baja de la cuenca del río Agüera, se encuentra lindante con Vizcaya y Castro Urdiales, en  Cantabria. Desde el pueblo de Agüera, el río homónimo atravieza un encantador y amplio valle hasta su desembocadura en El Pontarrón, dando origen a la Ría de Oriñón.

Vale aclarar que Guriezo es un conjunto de 24 barrios que se hallan diseminados por la llana del valle y las laderas contiguas. Entre las entidades de población que más se destacan se hallan El Puente, la capital del municipio, y Trebuesto, uno de los barrios de mayor población que sirve de acceso al embalse del Juncal.

El patrimonio natural y cultural de Guriezo es muy variado. Uno de sus principales atractivos es el Pico las Nieves (778 metros), que alberga en su cima a la ermita del mismo nombre. En todo su entorno existen diferentes restos de monumentos megalíticos, como el menhir del Ilso de Lodos y un túmulo situado en las proximidades. Otro paraje de especial encanto es el Embalse del Juncal, ubicado en las elevaciones que existen al sur del valle. También pueden encontrarse diversos vestigios megalíticos en la divisoria con el municipio de Castro Urdiales.

En cuanto al patrimonio histórico-artístico, merece la pena destacar la iglesia de San Vicente de la Maza, construcción del siglo XVII que está ubicada en mitad del valle, circunscripta por un frondoso encinar. Otro sitio de especial interés es la Ferrería de Laiseca, aunque no puede visitarse debido a que es una propiedad particular. También, puede apreciarse la arquitectura popular de este valle, cuyas casas son de un estilo muy pintoresco y típico de la zona de Cantabria  más allá del Asón.

Una de las excursiones más recomendadas es la subida al Pico las Nieves (778 metros), la cima más alta del valle, a través de la ruta que comienza en el barrio de Landeral.

Otro itinerario interesante es el del Embalse del Juncal, paraje que sobresale por su gran belleza natural y absoluto sosiego. Para acceder a él, es necesario tomar la pista que sube desde Trebuesto y que discurre por bonitos parajes agrestes. Esta ruta, que recorre el trazado original del canal, es un tanto dificultosa debido a que hay que caminar por laderas peñascosas con precipicios de gran altitud y algún túnel que conduce a sitios un tanto peligrosos.

Imagen:

http://www.laspain.com/Cantabria/Guriezo_Cantabria1.jpg

Cañete la Real

Cañete la Real puede ser considerado como el destino ideal para disfrutar de la naturaleza en su más puro estado, combinado con el encanto que transmite su patrimonio histórico y monumental.
La Sierra del Padrastro, de gran valor ecológico, domina su entorno natural. Estña habitado por numerosas especies animales y vegetales, conformando así un escenario estupendo para la práctica de deportes, tales como parapente, espeleología, senderismo, escalada o bicicleta de montaña. Aquellos que practican parapente, seguramente no querrán perderse la oportunidad de saltar junto al cementerio del pueblo. En tanto que quienes prefieren la escalada, la Sierra del Padrastro y “La albacara”, son de cita obligada. 
De sus monumentos sobresalen las casas señoriales, propias de los siglos XV y XVIII, la Iglesia Parroquial de San Sebastián, que se caracteriza por su portada barroca, el Convento de San Francisco, edificio levantado en el siglo XVII, el Monasterio del Santísimo Sacramento de las Monjas Carmelitas, datado en el siglo XVIII, las torres defensivas de Ortegícar y Atalayón y los restos del castillo Hins Canit, de origen árabe.
Con respecto a su artesanía, los visitantes suelen preferir comprar los tradicionales azulejos decorados, al igual que productos de repostería hechos por las monjas de clausura.
Para degustar lo mejor de su gastronomía, sólo tenemos que probar la carne guisada con cebolla, la porra, el potaje de tagarninas, el gazpacho tostado y las chacinas.

Imagen:

Wikipedia

Paseo por la costa de Bárcena de Cicero

Bárcena de Cicero es un municipio de la comarca de Trasmiera, localizado en la ribera de la Bahía de Santoña. La ría y el puente de Treto lo separan de Colindres.

Posee el paisaje típico de la costa de Cantabria, con suaves relieves cubiertos de praderías y amplios eucaliptales, quedando sólo algunos vestigios de los bosques originales. Los pueblos se hallan dispersos, con diversos barrios y viviendas diseminadas a lo largo de las carreteras. Esto dota a la zona de un paisaje rural afable, donde sobresale el verde de las masas forestales.

De todos modos, lo que despierta mayor interés en Bárcena de Cicero es su franja costera, que se caracteriza por sus marismas y zonas intermareales incluidas en la Reserva Natural de las Marismas de Santoña y Noja. Para acceder a ella, se lo debe hacer desde Cicero, Treto, Gama o Adal.

Al realizar paseos por el interior del municipio, podremos conocer por ejemplo el monte o barranco de Ocina, que limita con la Junta de Voto. Para llegar acá es necesario tomar la carretera de Carasa a la altura de Treto, desviándose hacia Nates, para arribar al Puente de Ocina, comienzo de la pista que conduce hasta el barranco.

Otra opción es incursionar por la pista que sube hasta La Tejera de Moncalián, desde el pueblo que lleva el mismo nombre.Se recomienda continuar por las ventas del Pico y de Cobos hasta llegar a la pista por la que se accede a Vidular, el barrio más alejado del municipio.

Imagen:

Wikipedia