Vila Joiosa, la bella estampa de la Costa Blanca

La Vila Joiosa, también conocida como «la ciudad de la joya», es un poblado de la costa de Alicante, perteneciente a la comarca de la Marina Baja. Limita con los municipios de El Campello y Benidorm.
Su estupenda ubicación, en la Costa Blanca alicantina, y sus grandes extensiones de playas de arena blanca que completan el paisaje, convierten a este lugar en el sitio predilecto de muchos viajeros.
En la zona del puerto se asoman numerosas casas, que por el intenso colorido de sus fachadas, pintadas así para ser reconocidas por los marineros al regreso de las faenas, atrapan la atención de los visitantes.
En los límites comprendidos por el casco antiguo de la villa se pueden observar abundantes restos del pasado medieval y de las murallas renacentistas que allí se asientan.
El Museo Municipal ofrece un itinerario interesante que incluye, entre otras cosas, cuantiosas piezas de arqueología ibérica y romana, así como elementos de pesca, navegación, carpintería, agricultura y cocina tradicional que forman parte del pasado de la región.
Por su parte, en el Museo del Chocolate de Vila Joiosa podrá conocer todo acerca de la fabricación de este exquisito producto, por demás tentador. 
Con respecto a la arquitectónica de la ciudad, se destaca la Iglesia de la Asunción, un templo fortificado que fue construido a mediados del siglo XVI. De estilo predominantemente gótico, cuenta con una sola nave con capillas laterales.
Un dato peculiar: las torres de vigilancia abundan en este municipio alicantino, las cuales fueron construidas en tiempos remotos para defender la zona marítima de posibles incursiones piráticas. Entre ellas, se encuentran la Torre d’Aguiló, la  Torre de Hércules, la  Torre la Torreta, la  Torre de San José, y la Torre del Xarco, por mencionar algunas.
Pero, sin dudas, lo más hermoso del lugar son las distintas calas y playas que se extienden a lo largo de la costa, como  la Cala de El Charco, Playa de La Caleta, Cala de El Paradís, Cala del Llomarí, Cala Coveta Fumà, Playa del Bol Nou, y  Cala Venta lanuza, que le confieren una estampa de belleza a Vila Joiosa e invitan a descansar, disfrutando a pleno del sol.

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.