Viaje a la ciudad costera de Adra

Adra es una localidad situada en la costa de Almería, en los límites con Granada y Berja. Posee un patrimonio monumental realmente austero aunque interesante.
Entre la arquitectura civil resultan atractivas las casas señoriales de la burguesía del siglo XIX y, aunque muy pocas quedan intactas, se pueden contemplar en la carrera de Natalio Rivas, paseo que desemboca en la Torre de los Perdigones y donde actualmente funciona la Oficina de Turismo.
Otra de las torres principales de Adra es la Torre de Guainos, una construcción defensiva que, junto con las murallas,  formó parte de la estructura planeada por la reina Juana de Castilla.


Para conocer a fondo la historia de la ciudad, se recomienda visitar el Museo de Adra, en cuyo interior conserva un yacimiento arqueológico además de seis salas de exposición. En tanto que para los amantes del arte, nada mejor que asistir a la Fabriquilla del Vinagre, un museo que en el pasado fue un  almacén destinado a la obtención de plata. Es uno de los símbolos más representativos de la localidad.
De la arquitectura medieval persiste el castillo de Adra, el cual fue construido  en el año 1505 a pedido de la reina Juana «la loca» y que sobresalía por sus torres de más de 15 metros de altura.  La fortaleza, que en la actualidad se halla en ruinas, estaba conformada por la plaza de Armas y una torre del Homenaje, que recibía el nombre de El Macho.
Destaca la iglesia de la Inmaculada Concepción, originaria del siglo XVII y que atrae a los visitantes por su estética similar a la de una fortaleza y por las importantes imágenes que cobija, la de la Alquería, que dispone de una nave con dos capillas laterales, y la ermita de San Sebastián, templo del s.XVII que fue quemado durante la Guerra Civil y finalmente reconstruido en el año 2000.
Para aquellos que deseen conectarse con la naturaleza, pueden optar por visitar la Albufera de Adra, una reserva natural que está formada por dos lagunas, la de Honda y la Nueva, respectivamente. Este importante humedal constituye un lugar de nidificación de muchas aves acuáticas, como la malvasía, el pato colorado o porrón común, entre otras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.