Vélez-Málaga a puro sol

Vélez-Málaga es una ciudad maravillosa que está situada en la vega del río Vélez, en la comarca de la Axarquía, provincia de Málaga,  y que dispone de un bello paisaje y  tierras fecundas. Es una tierra hermosa y tranquila para vivir, donde la calidad de vida es excelente en parte gracias al buen clima y ello se nota en el buen número de turistas que llegan cada año para ocupar hoteles, alquilar apartamentos en Málaga y llenar las playas y chiringuitos.
El clima de Vélez-Málaga es mediterráneo, con suaves inviernos y cálidos veranos, contando con alrededor de 3.000 horas de sol al año. 
El casco antiguo de Vélez, es ciertamente bello tanto por su trazado como por sus edificaciones. Es de época morisca y, a causa de su exquisita arquitectónica, fue declarado Conjunto Histórico Artístico. Uno de los monumentos más sobresalientes de dicho período es la fortaleza árabe y sus murallas, del siglo VIII.
En la zona del núcleo urbano es posible encontrar imponentes edificaciones, como la iglesia parroquial de Santa María la Mayor, una construcción del siglo XVI que fue erigida sobre una antigua mezquita. A su lado, está la Fortaleza, del siglo XIII, de la que aún se mantienen en pie los muros y la torre del Homenaje, además de dos puertas árabes del barrio de La Villa.


De igual manera se destaca la iglesia del convento de San José de la Soledad, del siglo XVII, que posee una fachada manierista. En este sentido, también vale la pena visitar la ermita de Nuestra Señora de los Remedios, la de la Virgen de la Cabeza, y la de San Sebastián.
Mención aparte merece la Casa de Cervantes, una edificación de gran interés que fue utilizada durante años como posada. Se trata de una construcción de estilo mudéjar que resulta muy atractiva, sobre todo por su estupendo patio interior con columnas de ladrillo. Indudablemente, es uno de los mayores atractivos turísticos de la localidad ya que fue la residencia de don Miguel de Cervantes en la época que fue recaudador del reino.
Otro edificio importante es el Ayuntamiento, de estilo renacentista, el cual dispone de un magnífico artesonado de madera sobre la subida de las escaleras.
Al mismo tiempo, Vélez-Málaga sorprende por sus numerosas torres, como la Torre Lagos, la de Moya, la de Chilches y la Torre del Mar. Esta última constituye uno de los principales centros turísticos de la Costa del Sol, ya que se emplaza en una zona de gran belleza, con cuatro kilómetros de arenas doradas.
Por su parte, el Yacimiento Arqueológico Desembocadura del Río Vélez es una muestra del arte prehistórico que perdura en la región, gracias a lo cual es reconocido como Bien de Interés Cultural.
Por supuesto, si está de paseo por la Costa del Sol no puede dejar de disfrutar de las maravillosas playas con las que cuenta. La playa Almayate-Bajamar, de arena oscura y oleaje moderado, es muy poco frecuentada ya que dispone de escasos servicios. Todo lo contrario sucede en la Caleta de Vélez, que posee un grado de ocupación alto y alberga además un paseo marítimo. También, puede acercarse hasta la Playa Chilches,  la de Benajarafe, y la de  Lagos / Pijil. 
Por último, no puede dejar pasar la oportunidad de recorrer la Hoya de Vélez, un enclave natural que presenta una gran depresión, causada por el río Vélez, provocando la ausencia de relieve, y la preponderancia de terreno aluvial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.