Santander, ciudad de belleza incalculable

Santander, la capital de la Comunidad Autónoma de Cantabria, es una importante ciudad que está situada en la cornisa cantábrica, a pocas horas de Madrid. Su término municipal se extiende frente a la bahía de Santander y la playa del Sardinero, ambas separadas por la península de la Magdalena.
Se trata de un municipio de una naturaleza admirable, con bellas playas y un gran puerto natural. En los alrededores se hallan el parque natural de las Dunas de Liencres, un vasto espacio dunar, y el parque de Peña Cabarga.
Santander es, por cierto, una ciudad moderna, debido a que fue reconstruida tras el incendio que sufrió en 1941. Entre sus principales monumentos se hallan la Catedral, de estilo gótico; el Museo Provincial de Prehistoria, que exhibe los

restos de los yacimientos arqueológicos de la región; el Museo Municipal de Pintura, con óleos españoles de los siglos XVII y XVII; y el Palacio de Festivales.
Una de sus principales construcciones es el Real Palacio de la Magdalena, que dispone de un muro levantado con piedra de sillería,  tejados a dos aguas y la torre con remates almenados. El palacio está rodeado por un parque público de estilo inglés.
La zona de El Sardinero es una de las más populares debido a la gran afluencia de turistas que posee. Aquí se localizan una serie de balnearios, además del Casino y numerosos hoteles, que hacen del Sardinero una ciudad-balneario de primer orden. La playa del Sardinero, que se encuentra dividida por los Jardines de Piquio, es una playa urbana de gran prestigio.
Realizando una recorrida por el Paseo de Pereda, podrá apreciar  señoriales edificios que forman parte de las riquezas artísticas más significativas de Santander, y que presentan una amplia variedad de estilos arquitectónicos.
La Calle de Castelar, que se caracteriza por sus edificios burgueses, finaliza en el Palacio de Festivales de Cantabria. Entre los sitios más destacados que completan el conjunto se hallan la Sala Argenta, desde donde se obtienen increíbles vistas de la bahía, el Planetario, La Escuela de la Marina Mercante y el Centro de Vela de Alto Rendimiento.
Asimismo, no podrá obviar durante su paseo realizar una visita al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, el cual constituye una reserva de animales en peligro de extinción que es muy elegido como lugar de esparcimiento y de ocio, tanto por los locales como por los turistas. El parque está habitado por alrededor de 500 animales representantes de todas las comunidades zoológicas,  aparte de 64 especies arbóreas.
En el litoral de Santander disfrutará de estupendas playas, como la playa de los Peligros, de la Magdalena, Bikinis, del Sardinero, de los Molinucos y de Mataleñas, en la mayoría de las cuales es posible practicar la pesca.
Justo frente a la bahía de Santander se ubica la península natural de la Magdalena,  un espacio natural de abundante vegetación que dispone de un pequeño zoológico, en el que pueden observarse una gran variedad de especies marinas.
Si desea pasar un día al aire libre, no olvide frecuentar el Parque de Mataleñas, el mayor parque público de la ciudad que cuenta con paseos, zonas de descanso, un campo municipal de golf, un estanque y que sirve de acceso a las playas de los Molinucos y Mataleñas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.