Santa Cruz de la Serós

Santa Cruz de la Serós, puede ser considerado uno de los pueblos mejor conservados del Pirineo. Popular por su arquitectura tradicional, cuenta con viviendas de piedra rematadas con el tradicional tejado de losas y chimeneas coronadas por espantabrujas. Todo ello da cuenta de que se trata de la población de mayor valor arquitectónico de toda la comarca.
Su nombre deviene de su relación secular con las religiosas que, hasta fines del siglo XVI, residieron en el Monasterio de Santa María, el cual fue fundado por Ramiro I de Aragón aproximadamente en el año 1060. La monumental Iglesia de Santa María, una verdadera  joya del románico aragonés, se conserva casi intacta, en tanto que las diferentes dependencias del monasterio han ido desapareciendo con los años.
A la salida de Santa Cruz de la Serós, se alza la Iglesia Parroquial de San Caprasio, una construcción típicamente lombarda, en cuya cabecera se erige una imponente torre, datada a fines del siglo XII.
Durante nuestro paso por el lugar, no podemos dejar de acercarnos hasta el Parque Cultural de San Juan de la Peña, un área considerada Lugar de Interés Comunitario y declarada zona Zona de Especial Protección de Aves, que conjuga patrimonio con el entorno idílico de la localidad.
Muy cerca de la población, se halla el Monasterio de San Juan de la Peña, un Sitio Nacional en el que confluyen importantes valores naturales, históricos y culturales. Éste ha sido el Monasterio más emblemático de Aragón durante la Alta Edad Media.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/5/53/Santa_Cruz_de_la_Ser%C3%B3s_-_Iglesia_de_Santa_Mar%C3%ADa.jpg/800px-Santa_Cruz_de_la_Ser%C3%B3s_-_Iglesia_de_Santa_Mar%C3%ADa.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.