Puebla de Almenara, un remanso de calma

Si nos encontramos de paseo por Castilla-La Mancha, veremos que hay numerosos poblados, interesantes y atractivos por igual, para poder visitar. Tal es el caso de Puebla de Almenara, un apacible  pueblo, que es visto por muchos turistas como un remanso de calma, por lo que es la opción ideal para escapar de la rutina que conlleva la vida cotidiana. Además de la tranquilidad del lugar, podemos destacar también el calor de sus gentes, muy hospitalarias por cierto.
Para admirar de cerca la oferta cultural de Puebla de Almenara nada mejor que visitar el Castillo de Almenara, poseedor de una muy interesante historia; la  Iglesia Parroquial de la Asunción, una construcción que combina diversos  elementos del Barroco y el Renacimiento; y la Ermita de la Misericordia, templo ubicado en las afueras de la ciudad en el que descansa la patrona del pueblo.
Otros sitios de especial interés son el Cerro de la Cruz, que posee una altura de 1054 metros, y las cuevas que se ubican en las cercanías del mismo.
También, Puebla de Almenara es un buen lugar para todos aquellos que gusten del turismo rural, por su ubicación incomparable en la Península y su excepcional entorno natural. En fin, no hace falta decir mucho más para confirmar que se trata de un destino que merece ser conocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.