Lorca, una ciudad que vuelve a nacer

viajardespacio

El turismo rural se ha convertido en la gran alternativa de negocio de muchas localidades. La demanda de los viajeros por hospedarse en alojamientos rurales hace que cualquier pueblo, grande o pequeño se convierta en el perfecto lugar donde relajarse. El turismo es la opción económica que está salvando a muchas localidades.

Y una de ellas es Lorca, probablemente de las más castigadas por la naturaleza en los últimos años. Los movimientos sismológicos que se han producido desde 2005, han dejado al pueblo dañado por la dureza de los terremotos registrados. El primero, precisamente, en 2005 tuvo una magnitud de 4,6 grados, causando graves daños en las estructuras de los edificios. Pero sobre todo los de 2011 (con hasta 5.2 grados en la escala de Richter) fueron los que más problemas causaron, pues no sólo hubo daños materiales, también personales. Nueve muertos y más de 300 heridos dejaron desolada a una ciudad de casi 93.000 habitantes.

Lorca es una ciudad ideal para practicar el turismo rural. A pesar del gran volumen de población que tiene, conserva espacios naturales que son interesantes visitar en una escapada tanto de verano como de invierno.

¿Qué ver?

Uno de los atractivos que más interés despierta es la Vía Augusta. Cuenta con casi 1.500 kilómetros de longitud y recorre prácticamente toda la costa mediterránea. Los restos encontrados en los alrededores de Lorca, confirman que esta vía tenía paso por la localidad.

El Castillo de Lorca fue declarado, junto al casco antiguo, Conjunto Histórico – Artístico. Se trata de una fortaleza construida entre los siglos IX y XV que convirtió a la ciudad en un punto de seguridad incomparable a cualquier otro lugar del sureste peninsular.

El Palacio de Guevara se encuentra en una de las calles más importantes de Lorca, tránsito de la aristocracia y burguesía de los siglos XVIII y XIX. Pertenece al estilo barroco civil y en la actualidad es utilizado para actividades culturales, exposiciones y como museo.

Sobre todo en verano es un lugar ideal para una escapada de unos días. A pesar de que el centro urbano se encuentra en el interior, Lorca cuenta con una pequeña salida al mar. 8 kilómetros de costa por donde pasear e impregnarse del aroma del mar Mediterráneo. El desconocimiento, ha hecho que su estado de conservación de sus playas sea excelente, convirtiéndose en una de las playas más paradisíacas de toda la costa murciana.

Si quieres experimentar sensaciones diferentes, no dudes en viajar hasta Lorca, te estarán esperando con los brazos abiertos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.