El paisaje insondable de Caldas de Malavella

Caldes de Malavella es una acogedora ciudad ubicada en la comarca de La Selva, en Girona. Se destaca por sus terrenos llanos con suaves ondulaciones, lo cual propicia la presencia de encinares y breves colinas.
El cráter del Camp del Ninots, así como las formaciones basálticas del Puig de les Moleres y del Puig de Sant Maurici, son un claro ejemplo de la actividad volcánica que se da en la zona.
La iglesia parroquial dedicada a San Esteban, del siglo XI, posee planta basilical y un impactante ábside románico. Llama la atención tanto por su fachada como sus atractivos detalles de la arquitectura antigua. El templo está ubicado en el centro de la plaza de San Esteban y se halla circunscripto por sendos edificios modernistas, como es el caso de la Casa Quintana.
Del tradicional Castillo de Caldes sólo se mantienen en pie tres torres circulares y algunos restos de las antiguas murallas, que datan del siglo XII.  Además, como anexo presenta los vestigios romanos de las Termas.
Dichos baños romanos, han sido declarados como Monumento histórico de interés nacional. Aún se preservan partes de los muros, que son bastante altos, además de todo el mecanismo de funcionamiento de los baños, los cuales fueron utilizados por los romanos por sus propiedades curativas.
La Fuente de la Mina, también llamada Raig d’en Mel, es una de las más populares de la población. Su aparición se debe como resultado de una extracción de tierras que se se llevó a cabo para desecar un campo pantanoso. En esta fuente, brota el agua termal y es habitual ver a la gente de la comarca haciendo cola para beber sus aguas, ya que se le adjudican grandes propiedades curativas y digestivas.
Si desea disfrutar de un buen paseo, resulta aconsejable recorrer la Rambla Recolons y la D’En Rufí, en donde dibujan el paisaje las numerosas casas de veraneo que hay en los alrededores.
Además de todos estos atractivos, Caldes de Malavella  se caracteriza por sus balnearios termales, como el de Prats y el de Vichy Catalan, ambos sitios inmejorables para visitar.
Como corolario de su viaje, puede concurrir a Camp Dels Ninots («Campo de los muñecos»). Se trata de uno de los yacimientos arqueológicos más sobresalientes de Cataluña y de la Península Ibérica en general. La mina, que se levanta sobre un antiguo cráter,  contiene increíbles tesoros de los tiempos prehistóricos. ¿Qué más se puede pedir de este lugar?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.