Cuenca: La ciudad encantada

cuenca-panorama

Cuenca es una atractiva ciudad española, perteneciente a Castilla-La Mancha, que fue catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad gracias a su arquitectura tradicional que se conjuga de manera armoniosa con el paisaje. En fin, se trata de una urbe antigua y de estrechas calles que vale la pena recorrer.
Para conocer su patrimonio, nada mejor que emprender un paseo por los museos del lugar, los cuales albergan interesantes piezas romanas, además de importantes  obras de artistas españoles contemporáneos. En sus callejas antiguas encontrará varias iglesias y conventos de diversos estilos.
Al mismo tiempo, no sobresale por edificios notorios sino que lo hace por el conjunto urbano.
La construcción más notable de la ciudad es, sin dudas, la Catedral, que lo sorprenderá con su altar mayor, la sala capitular y la fabulosa rejería. A su lado, se halla el palacio Episcopal, en donde funciona el museo catedralicio, que exhibe obras del Greco y algunas tablas de Juan de Borgoña.

Las casas colgadas, tres en total, son otros de los principales encantos de Cuenca. Las mismas, de origen medieval, se encuentran suspendidas sobre la hoz del Huécar y han sido enteramente restauradas. Allí, funciona un museo de arte moderno, configurando una visita por demás interesante.
Luego, puede dirigirse hasta el Convento de San Pablo, el cual data del siglo XVI, y que se recuesta sobre un empinado acantilado de piedra. Se comunica con la ciudad por medio de un puente de hierro, que contrasta abruptamente con la belleza del lugar.  El edificio alberga una iglesia de estilo gótico, además de un parador de turismo.
Otras construcciones con las que quedará fascinado son la Iglesia de San Pedro, de forma octogonal; el Convento de las Carmelitas, cuya fachada y claustro llamarán su atención; las ruinas del castillo, y la Iglesia de San Miguel, situada en el margen del río Júcar.
Plaza_de_la_MercedEl punto de reunión por excelencia es la Plaza de la Merced, que se halla rodeada por la iglesia y el convento de la Merced y el seminario Mayor de San Julián.
En la zona del casco antiguo, encontrará bellos paisajes formados por las hoces del Júcar y el Huécar. Desde allí, obtendrá maravillosas vistas y disfrutará de un paseo lleno de encanto.
Visitar Cuenca, significa transportarse hacia los confines de una ciudad medieval. Conózcala.

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.