Ayamonte, lugar de gran tradición

Ayamonte, municipio ubicado en la frontera con Portugal, es sin dudas el destino ideal para quienes busquen pasar unos días disfrutando del sol en la playa, y para adentrarse también en la tradición y cultura de un pueblo.
Precisamente, en el Dolmen del Cabezo del Romeral, una construcción funeraria prehistórica que data de la época calcolítica, es donde se hallaron los restos arqueológicos de los primeros pobladores del lugar.
Paseando por el casco histórico, es posible contemplar una gran cantidad de monumentos, tanto civiles como religiosos, además de numerosos rincones que dan cuenta de la historia de la villa. La mayoría de ellos se concentran en el Barrio de la Villa, el punto neurálgico de Ayamonte, entre los que se encuentran por ejemplo la Ermita de San Sebastián, la Iglesia del Salvador, el Museo de la Soledad y el Tempo de San Francisco, este último declarado monumento nacional.
Por la zona de los Barrios Altos se encuentra la Plaza de Toros, que se caracteriza por sus muros de estilo mudéjar.
Además, el Parador Nacional Costa de la Luz, localizado en la parte más alta de la población, es otro de los sitios que valen la pena visitar. Desde aquí, pueden contemplarse magníficas vistas.
Por su parte, las playas de Isla Canela y Puntal del Moral, con un entorno natural digno de admiración, son los principales referentes turísticos de Ayamonte.
A aquellos que les guste realizar deportes, pueden practicar ciclismo, senderismo o montar a caballo en la Vía Verde Litoral. Mientras que en el puerto deportivo pueden practicarse todo tipo de deportes náuticos.
En cuanto a la gastronomía local, ésta se caracteriza por sus platos a base de pescados y mariscos, destacándose la raya al pimentón y el rape a la marinera.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/9b/2007.03.29.es.an.Ayamonte.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.