Viaje al corazón de Cartagena

Cartagena es una ciudad de la Región de Murcia, España, que dispone de una gran variedad de monumentos, edificios de interés y playas. La combinación perfecta para pasar unos días increíbles.
En el Museo Arqueológico Municipal convergen todas las actividades arqueológicas de la ciudad. Está construido sobre la necrópolis tardorromana de San Antón de finales del siglo IV.
Si se dirige al Centro de Interpretación de la Muralla Púnica, quedará maravillado con esta fortificación, que data del año 227 a.C, la cual está conformada  por dos muros paralelos, ubicados a 6 metros de distancia uno de otro y  que están  unidos entre sí por otros muros.
El Palacio Consistorial es una impactante edificación de forma triangular, con un marcado estilo francés.  Las pinturas y la decoración del vestíbulo y la primera planta, son dignos de destacar.
En el Museo Regional de Arte Moderno, ubicado en el Palacio de Aguirre, quedará asombrado más que nada con su construcción, en la que descollan la torre rematada por una cúpula y sus dos fachadas finamente decoradas.
Luego, puede acercarse hasta la Puerta del Arsenal que es la única que queda de todas las que se construyeron en el siglo XVIII en las murallas de Cartagena. Ahí mismo, se halla también la torre con reloj, tornando más vistoso el lugar.
El Castillo de la Concepción, situado en el Monte que lleva el mismo nombre, es una fortaleza medieval cuyo origen se remonta a la época fundacional de la ciudad. Aquí funciona el Centro de Interpretación de la Historia de Cartagena.
Por su parte, el Fuerte de Navidad, ubicado junto al Faro homónimo, se levanta en una de las puntas que delimitan la entrada al puerto. En sus orígenes sirvió para  la defensa del puerto, la ciudad y el Arsenal ante el ataque imprevisto de las flotas enemigas. Actualmente, alberga al Centro de Interpretación de la Arquitectura Defensiva de Cartagena. Fuerte de Navidad.
Para los fanáticos de la playa, Cartagena cuenta con numerosos arenales listos para su disfrute. Una de las más bellas es la playa de Calblanque, un espacio protegido por su enorme valor paisajístico. Se sitúa en el Parque Regional de Calblanque, una reserva natural casi virgen. Mientras que la Cala Reona, es reconocida por sus fondos marinos, conformando una de las reservas de mayor envergadura del Mediterráneo.
La Playa de Levante es otra buena opción si de gozar del sol se trata. Se halla en Cabo de Palos, una angosta península. Sobresale por la riqueza de sus fondos, ideal para la práctica de buceo.

Fuente:

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *