Roncesvalles, un alto en el Camino de Santiago

El Camino de Santiago depara al visitante lugares maravillosos, como es el caso de Roncesvalles, un sitio donde vale la pena hacer una parada no solo por su  paisaje sino por su historia.
Pasando la zona del puerto, donde se erige una ermita y un monumento granítico que conmemora la gesta medieval de Roldán, comienza el descenso en torno a un paisaje lleno de verde que hace estallar los sentidos. En medio de ese paisaje se asoma la Real Colegiata, la cual fue mandada construir en 1219 a pedido de Sancho el Fuerte, el vencedor de las Navas, cuyos restos descansan en un sepulcro gótico que está ubicado en la sala capitular. El conjunto arquitectónico se halla compuesto por la iglesia, el hospital y la abadía.
La iglesia dispone de tres naves, aunque no es de grandes dimensiones. El claustro original de este templo religioso resultó destruido en  el año 1400 producto de un incendio, por lo que debió ser reemplazado por otro más sencillo. Por cierto, la mayor parte de la obra es póstuma a la Guerra Civil española. A pesar de las reconstrucciones, la iglesia continúa manteniendo su encanto y espiritualidad. Mientras que en el museo existen diferentes obras pictóricas y de orfebrería.
El conjunto se ve completado con la capilla de Santiago, una construcción de principios del siglo XIII, de portada románica de formas simples, así como el Silo de Carlomagno, del XII, un verdadero osario de peregrinos. Un tanto más adelante se encuentra una cruz de peregrinaje, originaria del siglo XIV, erigida sobre tres gradas y que posee un relieve que evoca al rey Sancho y su mujer.
En esta parte inicial del Camino Navarro, lo que predomina es la belleza del paisaje. Por lo que es aconsejable realizar una visita con tiempo para adentrarse en  los valles del Urrobi y del Irati que alberga una importante variedad de especies vegetales caducifolias.
De paseo por los alrededores de la población, puede visitarse otros pueblos de gran atractivo, siendo el más cercano Burguete, un pequeño núcleo turístico cuya postal está compuesta por hermosas casas de estilo pirenaico que se alzan en medio de un paisaje estupendo.

Imagen:

http://www.navarra.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *