Pulpí, tesoro natural

El municipio de Pulpí, situado en la provincia de Almería, es poseedor de un tesoro que enorgullece por su exclusividad a sus habitantes: la geoda gigante de Pulpí, una atractiva formación rocosa de millones de años de antigüedad que está completamente recubierta de cristales de yeso casi transparentes y que es catalogada como la mejor conservada en el mundo. De ahí que fue declarada Monumento Natural. Fue encontrada dentro de una mina abandonada en El Pilar de Jaravia, uno de los tantos núcleos poblacionales de Pulpí.
Isla Negra, también conocida como la Isla de las Palomas, es otro de los monumentos naturales que posee este municipio. Se trata de uno de los diversos islotes de origen volcánico de la zona, que se encuentra ubicado en el núcleo costero y turístico de San Juan de los Terreros. Y ya que estamos descubriendo la naturaleza del lugar, es recomendable además hacerse un tiempo para visitar el encantador Palmeral de Pilar de Jaravia.
En el pueblo de Pulpí, que forma parte de la Ruta de los Castillos por Andalucía, el visitante tendrá la oportunidad de apreciar, a su vez, su rico patrimonio arquitectónico, como es el caso de la Iglesia de San Miguel, templo de estilo neoclásico que se halla en la Plaza Mayor; y el Castillo de San Juan de los Terreros, construcción situada sobre una colina que fue levantada en el siglo XVIII.  Si disponen de más tiempo no pueden dejar de visitar la Torre de los Terreros, de estilo renacentista; la Batería de San Juan de los Terreros, cuya construcción data de a mediados del XVIII; la Casa del Inglés, un claro ejemplo de casa solariega; el edificio del Ayuntamiento, de estilo mudéjar; y la Estación de Tren, de inicios del siglo XX.
La zona del litoral de Pulpí es perfecta para los amantes del turismo de sol y playa. Su costa alberga playas de aguas cristalinas que, por sus características, resultan ideales para la práctica de deportes acuáticos. Algunas de ellas son la Playa de Los Nardos, Mar Serena, Entrevista y Calipso. También, posee bellas calas como Cala Cerrada, la de la Tía Antonia y Cala Cuartel.
Para conocer a fondo el término municipal, se sugiere tomar el camino de hierro de la vía del tren de finales del siglo XIX, que llevará al viajero a través de puentes y túneles que actualmente se encuentran en desuso.

Imagen:

Wikipedia

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook