La diversidad paisajística de Balboa

Balboa es una ciudad localizada dentro de la Comarca de Ancares, ubicada entre la frontera de León y Lugo. Dispone de una enorme riqueza paisajista y cultural, con un destacado valor etnográfico, siendo el turismo rural uno de los mayores referentes a la hora de dar a conocer esta sierra.
Además, en esta zona se encuentran pueblos y aldeas que representan una muestra del modo de vida en estas montañas, donde la arquitectura rural se evidencia en sus casas, de piedra, madera y paja, conocidas como pallozas.
En cuanto a la riqueza natural de Balboa, ésta deviene de la gran diversidad de flora y fauna que existe en esta zona montañosa. En su paso por el valle, podrá apreciar la densa variedad de castaños, abundantes huertos, fuentes y regueros, bosques, y  árboles frutales que embellecen cada sendero.


También aquí se halla la reserva nacional de caza, hábitat natural de numerosas especies como ciervos, rebecos, corzos, nutrias, jinetas, cabras montesas, y urogallos, entre otros. Esto convierte a Balboa en un lugar ideal para la práctica de un gran número de actividades, ya sea desde disfrutar de una caminata hasta poder practicar algún deporte como la caza, pesca, o bici de montaña.
Por otra parte, esta bella ciudad es poseedora de una importante riqueza artística y monumental. Resultan interesantes las muestras de la arquitectura tradicional de la zona, así como el gran número de iglesias y ermitas que aquí se erigen, como es el caso de la iglesia de Santa Marina, un edificio de estilo renacentista del  siglo XVI.
Uno de los símbolos de Balboa es, por cierto, el castillo, una fortificación del  siglo XIV; del cual hoy solo queda en pie parte de la torre del homenaje y algún resto de sus muros.
La diversidad de paisajes de los que dispone Balboa atrapa la atención de sus visitantes, quienes tienen la posibilidad de comprobarlo emprendiendo distintas rutas y excursiones por los alrededores del término municipal. En fin, Balboa ofrece la cita ideal para aquellos que se encuentren ávidos de descubrir un verdadero paraíso natural.

Fuente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *