Benalauría

Benalauría es un municipio de mucho encanto, que capta especialmente la atención de quienes lo visitan debido a que sólo puede ser divisado desde el lado opuesto del Valle del Genal. Si vamos por el lado del valle, nada podrá verse de él ya que el verde intenso de la vegetación así lo impide. Muchos creen que gracias a esta situación aún sigue conservando intactos cada uno de sus encantos.
Las riberas del río, sumamente bellas, al igual que la Loma de la Sierra y el Peñón de Benadalid, sobresalen del entorno natural del pueblo, el cual ofrece una estampa muy pintoresca gracias a que cuenta con bonitos bosques, que se combinan con un gran número de  ejemplares vegetales.
De paseo por las calles empinadas del casco urbano, conoceremos los principales edificios, como el Ayuntamiento, que se alza en la plaza del pueblo, y la Iglesia Parroquial de Santo Domingo, una bonita construcción datada entre los siglos XV y XVI. Recorriendo la calle Alta podremos visitar el Museo Etnográfico, el cual funciona en un edificio que antiguamente era un molino de aceite.
Saliendo del núcleo poblacional, el Columbario romano del Cortijo del Moro es un sitio muy interesante para conocer. Se trata de un yacimiento arqueológico cuyo origen, según se cree,  se remonta al siglo I.
Un dato a tener en cuenta es que todos los años, en diciembre, se realiza la Feria de Artesanía del Valle del Genal, donde se puede adquirir todo tipo de artículos de corcho. Entre las festividades más importantes del municipio se encuentra la de los Moros y Cristianos, que se desarrolla el primer domingo de agosto. El calendario festivo se completa con la Feria en Honor a Santo Domingo de Guzmán, también en agosto, la Semana Santa y, el 1 de noviembre, el Tostón de Castañas.

 Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/88/Benalauria_azulejo.jpg/800px-Benalauria_azulejo.jpg

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook