Ruta de Almadraba

El buque Francisco Varo, un antiguo barco pesquero que originariamente navegaba en busca de atunes, actualmente es el encargado de llevar a cientos de turistas para recorrer la Ruta de Almadraba, la cual discurre entre acantilados, el cabo de Trafalgar y la almadraba de Barbate.
El interés demostrado por los turistas por conocer la costa gaditana fue lo que llevó a la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, el Fondo Europeo de Pesca y a la Organización de Productores de Almadraba, a respaldar este proyecto.
La Ruta de la Almadraba, permite conocer todo sobre la pesca milenaria visitando las almadrabas de Barbate y Zahara de los Atunes, al tiempo que ofrece la oportunidad de disfrutar de la enorme belleza paisajística del tramo de costa que se extiende desde el Cabo de Trafalgar hasta Punta Camarinal.
Al embarcarse en esta travesía pueden contemplarse espacios protegidos de gran valor histórico y ecológico, como es el caso del Parque Natural La Breña y Marismas del Barbate, que destaca por sus imponentes acantilados y la Torre del Tajo, y la zona occidental del Parque Natural del Estrecho.
A bordo de este tradicional buque se pueden realizar tres excursiones distintas, en tan solo poco más de una hora que lleva la ruta corta o, en caso de optar por las rutas más largas, en dos horas y media.
Anteriormente, esta embarcación almadrabera se dedicaba, entre otras cosas, a efectuar trabajos de calado. Pero tras diversas obras de adaptación pasó a dedicarse al turismo, aunque aún conserva intacta su  estética y espíritu tradicional.
Para realizar estas travesías hay que desembolsar entre 10 y 20 euros por las entradas, según la ruta que se elija, las cuales se adquieren en el Centro de Interpretación Atún de Almadraba (CIAA), sitio que también vale la pena visitar puesto que dispone de  proyecciones audiovisuales y una sala de exposición con maquetas y demás objetos de la pesca de almadraba.

 Imagen:

http://ec.m.globedia.com/imagenes/noticias/2011/6/6/ruta-almadraba-cadiz_1_739377.jpg

Playas de Zahara de los Atunes

Zahara de los Atunes es una localidad de la provincia de Cádiz, que cuenta con una gran afluencia de turistas gracias a que cuenta con maravillosas playas vírgenes, de arena fina y dorada, además de un apacible clima.
La playa de Zahara, que se prolonga hasta el cabo de Gracia, posee un entorno de excepcional belleza, en el que el color de su frondoza naturaleza contrasta con las aguas cristalinas del mar. Desde aquí, pueden obtenerse vistas del continente africano. Además, resulta el lugar ideal para la realización de deportes acuáticos, tales como submarinismo y windsurf. Esta playa se halla dominada por el Faro de Gracia, cuya construcción data del siglo XVI, desde donde se puede contemplar el paisaje ofrecido por la playa del Cañuelo, ubicada en terreno militar que se dispone en el interior del Parque Natural del Estrecho.
Otras playas situadas en los alrededores de Zahara son: la playa de Cañillos y Pajares, en el municipio de Barbate, y la de Zahara de los Atunes y Atlanterra, que se erige en la zona conocida como Atlanterra.
La enorme belleza y la variedad de servicios con los que cuenta la playa de Zahara, le ha valido ser condecorada con la bandera azul, galardón otorgado cada año por la Fundación Europea de Educación Ambiental a todas aquellas playas y puertos que disponen de determinadas condiciones ambientales y que son poseedoras de completas instalaciones. La oferta de ocio se concentra especialmente en los diversos bares de copas, muy populares por los conciertos nocturnos que allí se organizan, así como en los distintos chiringuitos y restaurantes que se hallan dispersos por toda la localidad. Por su parte, los mercadillos artesanales también suelen ser muy concurridos por quienes visitan este destino.
Gracias a su espectacular entorno natural, los turistas pueden realizar actividades de todo tipo, que incluyen desde paseos en barcos de recreo hasta rutas a caballo por la zona de la playa y caminatas por el interior del Parque Natural del Estrecho.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/4/4d/ZaharaAtunes1120.jpg/800px-ZaharaAtunes1120.jpg

Playas paradisíacas en Zahara de los atunes.


Zahara de los Atunes en la provincia de Cádiz debe su fundación (y su nombre) a la tradicional pesca de atún en Andalucía – la Almadraba. De origen ibero-romano Zahara se convirtió en lugar importante con la construcción del Castillo de Zahara en el siglo XV. por el Duque de Medina Sidonia.

La región se caracteriza por sus numerosas bahías (en dirección a Bolonia) donde cada uno encuentra su tipo de playa preferido. Largas playas sin fin, bahías románticas y pequeñas calas poco frecuentadas proveen la base ideal para relajarse y estrenar tus nuevas gafas de sol bajo el sol andaluz.

Zahara es un sencillo pueblo de casas bajas situado a la orilla del mar y que hasta hace pocos años estaba poblado tan solo por un grupo reducido de pescadores y sus familias. Hoy se ha convertido en un importante centro turístico y con las barcas de pescadores conviven miles de veraneantes que en los meses cálidos se bañan en las transparentes aguas de la playa de Zahara o de la cercana Atlanterra.

El principal atractivo de Zahara son sus playas, desde la propia playa de Zahara hasta la maravillosa cala de los Alemanes.

La orilla de Zahara que se extiende desde la Ensenada de Zahara que va hasta el Cabo de Plata y después hasta el Cabo de Garcia cuenta con 5 playas. Cada una una joya de la orilla andaluza. Pasando las vacaciones en Zahara de los Atunes conocerá estas playas encantadoras, cada una con su cáracter especial.

A los que les gusta tomar el sol y a los bañistas les recomendamos, usar suficiente crema de sol ya que es muy intenso el sol andaluz. Para refrescarse se salta al agua azul del Atlántico que incluso en verano no supera los 20º centígrados.
En verano, la humedad es de 30% y sube en invierno a los 50%. La probabilidad de que llueva en Andalucía es bastante baja. Los más de 300 días al año con sol prácticamente hacen que la temporada vacacional no termine. Sólo entre Enero y Marzo se puede contar con precipitaciones, que son muy importantes para el suministro de agua de la población.

Por la noche la vida nocturna de Zahara de los Atunes invita a pasarselo bien y conocer gente nueva en uno de los chiringuitos, bares o discotecas. Los sitios más populares son los chiringuitos que se encuentran a lo largo del paseo marítimo. A partir de la medianoche aquí se baila y en verano la fiesta suele durar hasta las 7 de la mañana.

La oferta de deporte es amplia y nunca se aburrirá durante sus vacaciones en Zahara de los Atunes. Deportes acuáticos como kitesurf, windsurf, surf, submarinismo y aparte Tenis,  Pádel, Golf, mountainbiking, senderismo montar a caballo solo son unos ejemplos. Gracias a las buenas condiciones climáticos todo el año, Zahara de los Atunes es el lugar donde puede practicar su deporte favorito en cada temporada del año.

A los amantes de la buena comida les espera una oferta rica en atún de la Almadraba – la pesca tradicional de Atún.

Feliz vacaciones!
Erika.

 

Fuente de la imagen

Zahara de los Atunes por Herzeleyed

¿Me voy de vacaciones a Andalucia?

La comunidad andaluza asegura un descanso y unas buenas vacaciones gracias a sus alojamientos de calidad y el buen hacer de su gente del sector servicios, volcados con sus clientes y amigos, turistas al fin y al cabo, que repiten, año tras año, su estancia en nuestra tierra.

Zahara de los Atunes por Herzeleyed

El pasado viernes llamé (después de buscar mucho el teléfono) a una de estas webs que gestionan alquileres, hoteles… vamos, como un bazar de todo 100 pero de casas rurales, hoteles y apartamentos: Andalucia Sur. Vamos, llamé a varias, pero os cuento la de esta. Me coge el teléfono un chico muy agradable que se dispone a darme toda la oferta y a mandarme a la web de nuevo. Le corto para preguntarle algo sencillo: Gracias, pero quiero un apartamento en Zahara de los Atunes, junto a la playa, vamos, que se vea el mar desde el salón mismo, a un precio decente, que estamos en crisis, y para cuatro personas (la señora y los dos peques, claro está ¿O que pensabais? El amable joven (no me acuerdo el nombre, lo siento) me dice: ¿Me deja un teléfono y yo le llamo cuando encuentre lo que busca? Le digo los precios y le mando por mail lo que pueda ofrecerle. Cáspita, pensé… Bueno, realmente lo que pensé fue ¡cojones, que bueno! Pero ya sabeis que no se pueden escribir tacos a no ser que te llames Perez Reverte XD

Continue reading