Turismo rural en Los Navalmorales

En la comarca de La Jara se encuentra Los Navalmorales, un encantador pueblo de la provincia de Toledo, en cuyo entorno pueden contemplarse paisajes naturales de admirable belleza. Todo ello, sumado a su interesante patrimonio monumental, hace de este lugar el destino indicado para disfrutar del turismo rural.

El entorno natural de Los Navalmorales resulta más que perfecto para  practicar senderismo y dar paseos en bici.

En Los Navalmorales puede visitarse la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Antigua, templo que destaca por su esbelta torre y su exquisito retablo. Pero también es posible realizar un recorrido por las diversas ermitas que se hallan diseminadas por las calles del pueblo, como es el caso de la Ermita de los Remedios, considerado el edificio religioso de mayor antigüedad de la localidad, y la Ermita de San Antonio, de planta rectangular.

Además, el pueblo posee yacimientos arqueológicos que albergan restos de antiguos asentamientos prerromanos, entre los que se encuentran varias tumbas y un dolmen.

Sus atractivos turísticos van más allá del patrimonio monumental, pues también engloban las fiestas tradicionales del pueblo y la exquisita gastronomía, completando de ese modo una oferta que tentará a más de uno a regresar a esta encantadora población.

Imagen:

diputoledo.es

Bercero: pueblo con encanto

Al sudoeste de Valladolid, en Castilla y León, se encuentra la población de Bercero, uno de los pueblos de mayor encanto de la comarca.

En su término municipal se hallaron diversos restos romanos, aunque de escaso valor. La arquitectura tradicional está compuesta por viviendas de adobe y algunas de sillería provistas con dinteles de piedra en sus fachadas.

En la plaza de La Constitución, puede apreciarse una casa del siglo XVII, con portada de piedra de sillería y huecos adintelados con dovelas. Mientras que saliendo de esta plaza, más precisamente en la calle del Castillo, se ubica  otra vivienda del siglo XVI, con arco de medio punto yl alero sostenido por canes de madera.

La Ermita del Cristo del Humilladero, situada en la plaza del Arrabal, es una construcción de planta rectangular que posee puerta con espadaña de ladrillo. Su cubierta de madera le confiere un toque especial. Dispone de un retablo del siglo XVIII, con diversas pinturas.

En el camino de Velilla se hallaba la Ermita de San Roque, la cual ha sido desmantelada por completo y trasladada luego piedra por piedra a la Feria de Muestras de Valladolid.

Pero, sin dudas, el principal monumento de la población es la Iglesia de Nuestra Señora de La Asunción, templo del siglo XVI- XVII que está construido en piedra de sillería. Cuenta con tres naves, decoradas con yeserías, las cuales se hallan separadas por pilares, con arcos de medio punto. La cabecera se encuentra cubierta con bóveda de crucería.

En fin, esta pequeña localidad situada entre páramos es un excelente lugar para disfrutar del turismo rural y puede servir para conocer sus alrededores, como es el caso de Velilla.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/10426709.jpg

 

Turismo rural en Algatocín

Aquellos que gustan del turismo rural descubrirán en Algatocín, ubicado al pie de la sierpecilla, un pueblo realmente atractivo para tal fin. 
Su tradicional núcleo urbano, de calles empinadas y angostas, se conjuga a la perfección con un entrono natural de excepcional belleza.
Los lugareños no dudan en afirmar que el nombre de este pueblo deviene de la antigua leyenda de Algatois, quien fuera una princesa árabe. Y según se cuenta, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, el monumento más emblemático de Algatocín, ha sido construido sobre el palacio de dicha princesa, allá por el siglo XVI.
Durante el paseo, es posible apreciar las pintorescas fachadas porticadas datadas en el siglo XVIII. También, conviene hacer un alto en la Ermita del Santo Cristo, que se localiza en la zona más alta del municipio. Es desde este lugar donde se obtienen estupendas vistas panorámicas de la Serranía de Ronda, así como del valle del Genal y algunos pueblos cercanos, como Alpandeire y Faraján. Incluso, en los días de mayor claridad, es posible divisar hasta el Peñón de Gibraltar.
Para disfrutar de su excepcional entorno natural, una buena opción es emprender un recorrido por las diversas rutas de senderismo, como la Ruta de la Ermita, la de la Sierra,  además de los caminos de Benalauría y de Salitre.
Lo más popular de la gastronomía local son las gachas de harina con miel de caldera, el gazpacho y los guisos de chivo, entre otras exquisiteces, así como los platillos a base de cerdo ibérico.
En cuanto a sus principales festividades, la Feria de Agosto, la Romería de San Isidro Labrador, que tiene lugar en Mayo, y la Feria de San Francisco, celebrada cada mes de Octubre, son algunas de ellas.

Imagen:

http://algatocin.blogspot.com.ar/