Fin de semana en Cuerva

Cuerva es una pequeña y encantadora localidad de la provincia de Toledo, que integra la comarca de los Montes de Toledo. En esta apacible población el visitante tendrá la oportunidad de descubrir su exquisita gastronomía, donde los platos a base de carne de caza son los protagonistas; su interesante patrimonio monumental, encabezado por  el Castillo medieval de Peñaflor, sus artesanías en cerámica y festividades, entre otros atractivos.

Cuerva es un sitio perfecto para realizar una escapada de fin de semana y disfrutar de los magníficos paisajes de montaña.

El Castillo de Peñaflor, situado en las inmediaciones del pueblo, es una de las visitas obligadas. Se trata de una fortaleza cuyos orígenes se remontan al siglo XII.

Al pasear por las calles de Cuerva es posible contemplar interesantes muestras de la arquitectura popular serrana. En cuanto a las construcciones religiosas, puede realizarse un recorrido por la Iglesia del Convento de Carmelitas, construida entre los siglos XVI-XVII, la Ermita de la Virgen de Gracia, originaria del siglo XVII, y la de la Virgen de los Remedios, que dispone de un bello artesonado mudéjar. De todos modos, el templo más importante es la Iglesia Parroquial del Apóstol Santiago, que fue erigida entre los siglos XV-XVI. Designada Monumento desde 1975, la iglesia consta de una única nave y una torre de planta rectangular.

El Colegio de Gramáticos y el Rollo de justicia, son otros de los sitios que merecen ser incluidos en el itinerario.

Imagen:

diputoledo.es

Monumentos y parajes de Valdeverdeja

Valdeverdeja es una villa de la provincia de Toledo, que está situada en la comarca de la Campana de Oropesa. Su término municipal se encuentra prácticamente rodeado por las aguas del río Tajo, el cual hace de frontera entre Castilla-La Mancha y Extremadura.

El terreno granítico sobre el que se asienta da lugar a los denominados canchales. El Tajo cruza el municipio y en sus márgenes pueden observarse diversos molinos de agua, actualmente en desuso.

Entre sus principales monumentos es posible citar a la Iglesia de San Blas, templo del siglo XVI que fue ampliado durante el siglo XVIII, y a la Ermita de Nuestra Señora de los Desamparados, construcción del siglo XVIII que fue erigida sobre otra anterior.

De sus parajes destaca el del Pozos Nuevos, sitio en el que se localizan numerosos pozos con sus respectivos lavaderos fabricados en piedra. Vale mencionar que este lugar ha sido declarado Bien de Interés Cultural, bajo la categoría de Sitio Histórico.

La Casa Curato, es otro de los principales atractivos de la villa. Se trata de una casa rectoral que sobresale por su bonita fachada con vista a la plaza Mayor. Sobre la calle San Blas se encuentra el acceso principal, por el cual se ingresa al patio mediante un portalón en medio punto.

Su patrimonio arquitectónico se completa con la Casa del arco, construcción levantada en el año 1876 con bóveda de cañón y arcos de medio punto.

Imagen:

diputoledo.es

Valmojado: “La Valencia de La Sagra”

El municipio de Valmojado, ubicado en la provincia de Toledo, es un destino de Castilla-La Mancha que, para el deleite de los visitantes, combina monumentos, interesantes fiestas y naturaleza.

La Iglesia parroquial de Santo Domingo de Guzmán es un templo de estilo gótico-mudéjar que data de finales del S. XV. Se cree que su construcción fue realizada a pedido de don Gonzalo Chacón, en coincidencia con la fundación del primer Concejo de Valmojado. El edificio ha sufrido numerosas transformaciones durante el último siglo, por lo que de la construcción original solo conserva los paramentos inferiores de su torre, así como una pila de agua bendita y parte de los muros traseros.

El pueblo posee varias atalayas defensivas, pues no hay que olvidar que el mismo se halla situado a mitad de un camino entre las fortalezas de Alamín y Olmos. Su construcción dataría de la época islámica y fueron reutilizadas luego del período de la Reconquista cristiana como fortines jurisdiccionales e incluso como palomares.

Las cuevas son otro de los emblemas de Valmojado. Al igual que diversos municipios de Castilla, la villa dispone de un laberinto subterráneo de grutas artificiales. Aunque se desconoce su origen, se sabe que fueron utilizadas desde la época tardo-medieval para el almacenamiento de aceite, vino, etc. También sirvieron de refugio en tiempos de guerra.

De su calendario festivo destaca la celebración de Los Mayordomos o Fiesta del cordero, que tiene lugar en Semana Santa. Consiste en una serie de actos religiosos y lúdicos que culminan el lunes de Pascua, denominado “Día del Cordero”.

También, es interesante participar de los festejos realizados el primer fin de semana de septiembre en honor a la Virgen de las Misericordias, en los que se combinan dos antiguas tradiciones: los Toros de Fuego castellanos y las costumbres valencianas de fuegos artificiales. No por nada a Valmojado se lo conoce como “La Valencia de La Sagra” o “La Valencia chica”.

Imagen:

diputoledo.es

Ajofrín: La cuna de Jacinto Guerrero

En un recorrido por la provincia de Toledo, es interesante realizar una parada en Ajofrín, pueblo que vio nacer al maestro Jacinto Guerrero, autor de la popular zarzuela “La Rosa del Azafrán”. Paseando por sus apacibles calles, es posible toparse con numerosos  y, a la vez, antiguos edificios de estilo señorial, como es el caso de la Casa Grande, la Casa Facho, la Casa de los Martín de Vidal o la Casa de Las Laurinas, por mencionar sólo algunos ejemplos. Uno de sus mayores atractivos es la Iglesia de Santa María Magdalena, que sobresale por su torre mudéjar. En su interior pueden apreciarse diferentes elementos arquitectónicos y decorativos de estilo renacentista y barroco. Otro de los lugares más importantes del pueblo es el Museo Jacinto Guerrero, el cual alberga una vasta colección de objetos personales y fotografías del compositor que permite recorrer su trayectoria profesional. La exposición se halla dividida en cuatro temáticas:  el personaje y su relación con Ajofrín, las primeras composiciones de Guerrero y su vinculación con Toledo, sus primeros éxitos y el renombre alcanzado por el personaje por su contribución a la historia de la música española. Al caminar por el casco urbano, pueden visitarse también el rollo de justicia, la Ermita de San Andrés y la de Jesús Nazareno, la Cárcel Visigoda, y la fuente de los Cuatro Caños, ésta última construida en homenaje a San Ildefonso.

Santa Cruz de la Zarza

Santa Cruz de la Zarza es un municipio que pertenece a la Comarca de Mesa de Ocaña, en Toledo,  ubicado entre dos valles.

Entre sus principales atractivos se encuentran las Casas-Cueva, algunas de las cuales aún permanecen habitadas. Se hallan dispuestas en línea a lo largo de las pendientes de la localidad. Lo que más caracteriza a estas construcciones son sus fachadas blancas encaladas y sus chimeneas de forma cónica.

Durante el paseo, puede visitarse el antiguo Convento de Trinitarios, fundado por Pascual Sánchez en 1678. Como la construcción original era demasiado pequeña, se edificó uno nuevo junto a la plaza en 1680. Actualmente, la edificación se halla en ruinas.

De la antigua muralla que circunscribía el pueblo sólo queda el Arco de la villa, por lo que es considerado uno de los principales monumentos históricos del lugar. Asimismo, al pasear por el casco urbano de la población, llaman la atención las casas solariegas emblasonadas, muchas de las cuales exhiben escudos señoriales. Así, por ejemplo, puede apreciarse la Casa de los Diez Hidalgos, que actualmente alberga a la Asociación Cultural Amigos del Museo Etnológico.

La arquitectura religiosa del municipio está representada por la Ermita de Nuestra Señora de Villar, fechada en el siglo XVI; la Ermita de San Pedro, construcción de planta cuadrada del siglo XVII; la Ermita de Santa Gema, cuya particularidad reside en que está excavada en la roca; la Ermita de Santa Lucía, ubicada en uno de los barrios más tradicionales de la villa; la Ermita de Villaverde, localizada a unos 11 km del casco urbano; y la Ermita Virgen de la Paz, erigida en el antiguo despoblado del Villar.

Imagen:

diputoledo.es

El Puente del Arzobispo

El Puente del Arzobispo es un municipio perteneciente a la Comarca de Campana de Oropesa, cuyos orígenes están ligados al Puente de piedra, el cual fue construido en el S. XIII a pedido de Pedro Tenorio, Arzobispo de Toledo y Duque de Estrada, sobre las aguas del río Tajo.

El recorrido puede comenzar en el Convento de Franciscanos Descalzos, construcción del siglo XVII que incluía un retablo mayor, cinco altares, una cueva y  17 celdas, entre otras dependencias.

El paisaje del lugar se ve interrumpido por Los Molinos, los cuales eran utilizados antiguamente para la molienda de harina. Estos molinos contaban con cinco grandes piedras y cubierta abovedada. Actualmente, se pueden observar varias de estas construcciones, aunque ya no se utilizan para la elaboración de pan.

Tal como mencionábamos al principio, el Puente de Piedra, por su historia y características, es el principal monumento de este pueblo. Actualmente, gracias a su ubicación estratégica, constituye un importante nudo de comunicaciones.

El Rollo de Justicia, por su parte, es un monumento de estilo gótico que se encuentra entre los más valiosos de la provincia de Toledo.

Por último, recomendamos visitar la iglesia parroquial, la cual está ubicada junto a la Residencia de ancianos de Santa Catalina, donde antiguamente funcionaba un hospital. La construcción presenta una combinación de estilos gótico y mudéjar.

Imagen:

diputoledo.es

Conociendo el legado cultural de Toledo

toledo

Toledo es una hermosa ciudad española que se caracteriza fundamentalmente por su riqueza monumental, también conocida como “la ciudad de las tres culturas” ya que conserva un importante legado constituido por iglesias, palacios, sinagogas, mezquitas, gracias a lo cual su casco antiguo ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad. Continue reading

Lo mejor de Gálvez

Gálvez es una localidad de gran encanto que se halla situada en la comarca de los Montes de Toledo. Con un entorno en el que destacan los paisajes serranos, Gálvez atrae al viajero por su patrimonio monumental, su gastronomía de primer nivel y la diversidad de espacios para realizar actividades en contacto con la naturaleza.

Al Norte de la población hay un acueducto y molino que data de comienzos del siglo XX, que resulta interesante visitar por el estado de conservación en el que se encuentra.

El edificio de las Antiguas Escuelas, por su parte, es una construcción de 1903 que consta de tres fachadas con dos plantas. Tras ser restaurado en el año 2003, pasó a albergar al actual Teatro Auditorio Municipal.

Otro de los lugares de especial interés es la Casa de la Tercia, antigua casona cuya fachada da a la plaza de la Iglesia. Esta construcción de dos alturas, que en el pasado fue utilizada como granero, es de fábrica de mampostería y ladrillo toledano.

Del patrimonio religioso sobresale la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, templo de tres naves divididas por arcos de medio punto que data del S. XVI. Del conjunto, destaca su torre de estilo mudéjar. También, pueden visitarse la Ermita de los Cristos, del siglo XVI, la Fuente de Kalato, la Casa Consistorial y los restos del Castillo medieval.

Imagen:

diputoledo.es

Turismo ecológico en Calera y Chozas

Calera y Chozas es un afable y bello poblado de la provincia de Toledo, situado a pocos kilómetros de Talavera de la Reina, popularmente conocida como la Ciudad de la Cerámica. Justo en este pueblo es donde tiene comienzo la Vía Verde de la Jara, un recorrido ecológico de poco más de 50 kilómetros que abarca antiguas líneas ferroviarias caídas en desuso.
La Vía Verde de la Jara es una buena opción para el turismo rural y ecológico, siendo muy visitada por senderistas, cicloturistas y aficionados a la naturaleza y los deportes al aire libre. La vía atraviesa tierras de regadío,  ofreciendo paisajes de berrocales de granito de inigualable belleza, entre otros de fuerte contraste.

Continue reading

Guadamur y su tesoro

Guadamur es una localidad de Castilla-La Mancha, situada en las proximidades de los Montes de Toledo. Esta población de origen árabe posee diversos atractivos en su casco urbano.

El Tesoro de Guarrazar, hallado en estas tierras en 1858, es una bella muestra de la orfebrería visigoda. Está conformado por un conjunto excepcional de coronas votivas, cruces y demás piezas de oro repujado e incrustaciones de pedrería, que pertenecieron a los reyes visigodos Suintila y Recesvinto.

En el casco urbano, domina la estampa del Castillo de Guadamur, una fortaleza del siglo XV que en la actualidad se halla en estado de restauración y rehabilitación. Declarado Monumento de 1964, está ubicado en el cerro de la Natividad, junto a la ermita del mismo nombre. Al oeste de esta fortaleza de planta cuadrada se erige la Torre del Homenaje.

Tras contemplar el castillo, bien merece la pena visitar la  Ermita de Nuestra Señora de la Natividad, templo de estilo mudéjar que fue construido en el s.XV. En su interior, alberga un lienzo de Santa Ana y la Virgen Niña, patrona de la villa, junto con una reproducción de las coronas votivas que componen el Tesoro de Guarrazar.

En la Plaza de Recesvinto  están la Picota o Rollo y la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, ésta última alberga una serie de piedras con relieves visigodos y la Capilla del Cristo de la Piedad.

En la Ermita de San Antón se encuentra el Museo de Costumbres y Artes Populares de los Montes de Toledo, en donde se exponen una colección de artesanía y una muestra etnográfica.

Imagen:

diputoledo.es