La ruta de los pinares en Teruel

Partiendo desde Teruel, tomaremos la Ruta de los Pinares, en un camino que en su mayoría transcurre por la Reserva Nacional de Caza de los Montes Universales, un entorno de inigualable belleza compuesto por pinares, árboles centenarios y manantiales.
La provincia de Teruel dispone de una geografía complicada, aunque provista de gran belleza, con ríos y montes que conforman un paisaje verdaderamente atractivo.
Sus bellezas naturales, además de las pistas de esquí de Valdelinares y Javalambre y mancomunidad turística del Maestrazgo, integrada por las provincias de Teruel y Castellón, sirven de motor para el turismo.
Entre sus parajes prodigiosos, podemos destacar los Órganos de Montoro, los Ojos de Pitarque, los valles Guadalope y Guadalopillo aparte de las sierras de Javalambre y Albarracín.
La localidad de Cella, ubicada a tan solo 21 kilómetros de la capital provincial, posee una famosa fuente, considerada  el mayor pozo artesiano del continente europeo y el segundo del mundo. La fuente constituye el origen posterior del río Jiloca, a partir de Monreal del Campo, característica por su manantial de gran belleza y el pretil de sillería del siglo XVIII.
En el casco urbano de Cella, es posible apreciar diversas construcciones de enorme valor como la iglesia parroquial y el ayuntamiento.
Por su parte, en Monteverde, al norte de la Sierra de Albarracín, encontramos una población en cuyos alrededores pueden visitarse lugares como la Fuente del Chorrillo, los pinares de la Fuente de la Sierra, el Barranco de la Hoz, la Cueva del Hierro, el Arroyo Manzano y la Vereda de la Noguera. Estas zonas naturales, son perfectas para la práctica de deportes al aire libre como cabalgata, espeleología y senderismo, entre otros.  Del casco urbano de Monteverde, sobresale la iglesia parroquial de la Asunción, un templo de estilo tardo-gótico, que dispone de bóveda de crucería estrellada y campanario de planta cuadrada. También, vale la pena visitar las ermitas de San Roque y del Carmen.
Continuando con la ruta, llegamos hasta Bronchales, en los Montes Universales, cuyo entorno natural conjuga pinos, rocas y agua, con sitios como la Sierra Alta, que ofrece panorámicas sensacionales, y el Monte Caimodorro, de 1.935 metros de altitud. Uno de los símbolos de dicha población son las numerosas fuentes que se encuentran diseminadas por todo el término municipal.
En el interior de la Reserva Nacional de Caza de los Montes Universales, se halla Noguera de Albarracín, que dispone de diversos  parajes de marcado interés paisajístico como es el caso de la Laguna de El Cerritón, el Alto la Hierba, las fuentes del Hierro, del Guitarral o San Sebastián.
Por último, recorreremos la localidad de Orihuela del Tremedal, situada a 67 kilómetros de la ciudad de Teruel. Uno de sus principales atractivos es su entorno natural, pues se encuentra  circunscripta por pinares y parajes maravillosos, entre los que podemos mencionar  las fuentes de los Pradejones, los Colladillos, o la del Hierro, así como los cerros de la Virgen del Tremedal, Muela Grande, San Millán y el Castillejo, y los barrancos las Zorras y la Bruja, por citar algunos.
En fin, la ruta de los pinares nos deparará una experiencia única en cada uno de sus sitios excepcionales. ¡Imperdible!

Imagen:

http://img67.imageshack.us/img67/8296/img0606.jpg

Peregrinación por Orihuela del Tremedal

Orihuela del Tremedal es un pintoresco municipio que, por su privilegiada situación geográfica, es dueño de un protagonismo histórico especial ya que es el eje principal del nudo de comunicaciones que se sucede entre Castilla y Aragón, en los límites mismos de las provincias de Guadalajara y Teruel.
En sus alrededores, es posible encontrar una serie de lugares que son dignos de ser visitados, sobre todo el Santuario del Tremedal, en cuyo interior alberga la imagen románica de la Virgen con el Niño, lo que la convierte en centro de peregrinación de la Sierra de Albarracín y comarcas aledañas. Contiguo al santuario, es posible apreciar el pozo aljibe y nevera, además de divisar desde el cerro una estupenda panorámica.
En las afueras del núcleo poblacional, encontramos las Ermitas de Santa Bárbara y del Torrejón, esta última se distingue por su cabecera hexagonal provista de techumbre tallada de madera.
Durante nuestra peregrinación por Orihuela del Tremedal, no podemos dejar de visitar  a la Iglesia de San Millán, una construcción bastante particular, por cierto, ya que llama poderosamente la atención por el marcado contraste que puede observarse entre  su exterior, de aspecto casi militar, y su pulcro interior, en el que se combinan a la perfección absolutamente todos los derroches del barroco. El púlpito, además del altar mayor y el órgano, son sus principales tesoros.

Imagen:

http://estaticos.todopueblos.com/13977ORIHUELA-DEL-TREMEDAL-(1).jpg

Por La Puebla de Valverde

La Puebla de Valverde es una localidad de la Comarca de Gúdar-Javalambre, en Teruel, que se levanta justo al pie de la Sierra de Javalambre.
Dentro de su término municipal, se halla el punto más alto de la provincia de Teruel, con 2020 metros, y de sus mojones comienzan las pistas de esquí de la Estación de Esquí de Javalambre.
Se trata de un paraje característico de la alta montaña mediterránea, que ha sido modelado por efecto de procesos periglaciares y kársticos, lo cual le ha valido  la inclusión en el listado de Lugares de Importancia Comunitaria.
El núcleo poblacional se ubica sobre una colina, estructurado en torno a la Calle Mayor. Entre sus principales atractivos se encuentran la Iglesia Parroquial de Santa Emerenciana, templo de una sola nave de estilo gótico-renacentista, la Ermita de Loreto, del siglo XVI, y las Casas de la Calle Mayor, las construcciones más tradicionales del lugar.
De la antigua muralla, conserva el Portal de Teruel, con portada de sillería apuntada y el Portal de Valencia, que está ubicado en un lienzo de la muralla en buen estado de conservación y junto al cual se hallan los restos de un Torreón. Ambas puertas, datan de los siglos XII-XIII.
Mención especial merece el yacimiento arqueológico de Los Castillejos, que conserva restos de edificaciones y lienzos de murallas de origen ibérico y romano. 

Imagen:

http://viaverdeteruel.blogspot.com/2010/11/la-puebla-de-valverde.html

Cretas

Cretas es una población de la provincia de Teruel, en la Comunidad de Aragón. Según se cree, el pueblo se erige sobre un antiguo asentamiento ibero. Cerca de él, en el Barranco del Calapatá y alrededores, se encuentran gran parte de los asentamientos ibéricos del Matarraña.
En el casco urbano es posible apreciar diversas zonas de especial interés. Tal es el caso de la Plaza Mayor, el punto de reunión más destacado de Cretas. La Plaza se encuentra conformada por edificios nobles,  y el Ayuntamiento. Combinándose, de este modo, construcciones antiguas y modernas que forman el núcleo central de la población.
Frente al Ayuntamiento, tiene lugar el Taller de Arqueología e Historia de Cretas, una   exposición en la que se exhibe restos arqueológicos hallados en el término municipal.
Por otro lado, la Iglesia de la Asunción es la construcción que define a la perfección el perfil de Cretas. Fue levantada en el siglo XVI sobre los restos de un antiguo templo y es considerada la más sobresaliente de las construcciones cretenses.
Por la Calle Mayor, a la cual se  accede pasando por debajo el Arco que se abre en la Casa Sapera, se llega a la Plaza Mayor.
La Casa Turull, una casa señorial levantada en el año 1746, es otra de las construcciones relevantes de la villa.
En torno a la naturaleza y la Vía Verde hay una ruta turística, que discurre por las antiguas estaciones donde los trenes jamás se detuvieron. El trayecto de Val de Zafán, constituye un tramo de la Vía Verde, entre Valjunquera y la Estación de Lledó. Por aquí es posible dar un agradable paseo a pie, en bicicleta o a caballo, puesto que se encuentra prohibida la circulación de vehículos motorizados por estas zonas. Así, es posible visitar las estaciones de Valjunquera, Valdeltormo, Torre del Compte, Valderrobres, Cretas y Lledó.
Otros espacios naturales muy atractivos son los Saltos del río, el Mirador  y la Fuente de las Aichetes.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/5/5b/Queretes1.gif

Naturaleza y sosiego en Bezas

Justo a la vera del Arroyo de Bezas –Regajo se sitúa Bezas, una localidad de tan solo 35 habitantes de la provincia Teruel que goza de una excelente ubicación geográfica, puesto que se dispone en un paraje rodeado de montañas con maravillosos bosques de pinares y roquedales.  Vale decir que Bezas se adapta a la topografía del lugar, de ahí se explica su forma en “S”, que separa el barrio de abajo con el de arriba, los cuales se conectan por pequeñas callejuelas y escalinatas.

En Bezas no es posible apreciar por completo vestigios del pasado, aunque aún conserva algunos rincones que permiten recrear aunque más no sea un poco la estampa de antaño. La iglesia parroquial de la Visitación, originaria del siglo XVI, es una construcción de mampostería y un claro ejemplo de la arquitectura tradicional rústica. Posee imponentes  paredes y magníficos muros de piedra rodena.

El pueblo luce más moderno, se construyeron nuevas casas y arreglaron las ya existentes. Pueden apreciarse edificios municipales, así como casas de médico y escuelas, actualmente cerradas pero que han sido recuperadas para la celebración de las fiestas del mes de agosto. También, hay otras infraestructuras como la fábrica de harinas, que en un futuro se convertirá en un establecimiento hostelero, el horno de leña, que provee pan a los distintos pueblos de la sierra y el cine, en el que aún proyectan películas y desde cuya terraza puede contemplarse la belleza del paisaje.

Además, Bezas puede ser usado como punto de partida para realizar excursiones por toda la Sierra de Albarracín, para disfrutar de la tranquilidad que reina en este enclave natural.

En fin, naturaleza y sosiego es lo que se puede experimentar en este encantador pueblo. ¡No te lo pierdas!

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/2a/Bezas2.jpg/350px-Bezas2.jpg

Excursiones en Beceite

Beceite, en la provincia de Teruel, es un municipio aragonés que se alza al pie de los Puertos de Beceite, la más importante cadena montañosa de la región del noreste de la provincia turolense.
Los ríos Matarraña, Ulldemó y el Algars, que discurren por el término municipal, conjuntamente con los bosques, conglomerados y sierras, dan lugar a paisajes montañosos de enorme belleza, que cobijan uno de los ecosistemas más variados y mejor conservados del continente europeo.
El casco urbano, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural, alberga grandes atractivos como los Molinos Papeleros, el Puente de Piedra, el Ayuntamiento, la Iglesia de San Bartolomé, la Presoneta y La Botera y el Portal de San Gregorio, entre otros.
En torno a Beceite, se localizan los altos de la unidad montañosa de los Puertos, que integran el entramado territorial del noroeste de la provincia turolense hasta llegar a Tarragona y Castellón. Su carácter agreste así como su situación transicional entre la Cordillera Ibérica y la Cordillera Costero-Catalana, convierten a estas serranías en un sitio de gran valor paisajístico, con una fauna y flora de importante riqueza.
Debido a su ubicación, los senderos de Beceite reciben el nombre de “Caminos de Herradura por los Puertos“. Sus senderos y sendas, representan excursiones exigentes que nos conducen por los más diversos parajes serranos.

Imagen:

http://www.laspain.com/Teruel/Beceite_Teruel1.jpg