Qué hacer en Ribadesella

En la costa oriental de Asturias, a los pies de los Picos de Europa, se encuentra Ribadesella, un pueblo que cuenta con un gran número de atractivos, que van desde su paisaje hasta su historia y naturaleza, congregados en un territorio atravesado por el río Sella, el más famoso de Asturias.
El espacio urbano de la villa se halla articulado por un extenso paseo marítimo en el cual la ría, el río y la mar acompañan al visitante durante el recorrido por otros lugares significativos de Ribadesella, como el Mirador de Guía y Paseo de la Grúa, la Playa, el Paseo de la Princesa Letizia, el Paseo de los Vencedores del Sella, y la ruta de los Dinosaurios en la Punta’l Pozu.
Por su parte, en la zona rural de la población se concentran interesantes visitas, que permiten apreciar la arquitectura popular y las casonas solariegas que se alzan en un paisaje rural que cuenta, a la vez, con pequeñas calas de gran belleza, cuevas con impresionantes  formaciones geológicas, muchas de las cuales se esconden en frondosos bosques, y abruptos acantilados.
De esta manera, nos encontramos en un territorio que sorprende hasta al visitante más exigente gracias a la sucesión de acantilados, montañas, rasas litorales, marismas, playas y valles, que le confieren al lugar una belleza extraordinaria.
El Descenso Internacional del Sella, que le ha conferido fama mundial a dicho río, es ideal para realizar el descenso en canoa, considerada una de las actividades más populares. Asimismo, el turismo activo abre un abanico de opciones para disfrutar del lugar, a través de la práctica de senderismo, excursiones en quad o a caballo, escalada, descenso de cañones, espeleología, golf, kayak de mar, vela, surf y submarinismo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/fb/Ribadesella_-_Palacio_Prieto-Cutre.jpg/800px-Ribadesella_-_Palacio_Prieto-Cutre.jpg

Viaje por la Costa Verde

La Costa Verde cuenta con una gran variedad de destinos entre los cuales elegir para pasar unos días de descanso. En toda su extensión, además de abruptos acantilados y bonitas calas y playas bañadas por las aguas del Cantábrico, acoge atractivos pueblos de pescadores y algunos centros vacacionales.
Su nombre, claro está, deviene del hecho de que en su interior hay grandes extensiones de prados así como de bosques de pinos y eucaliptos.
Esta zona del litoral español no está muy urbanizada, por lo que los centros de veraneo generalmente son pequeños y se emplazan junto a pueblos de pescadores de gran atractivo.
Rumbo a Cantabria, llegamos a Castropol y Figueras, dos pintorescos pueblos de pescadores que se hallan en una de las márgenes de la Ría de Ribadeo, que limita con Galicia. Se trata de destinos sumamente tranquilos, en donde es posible practicar diversos deportes acuáticos.
En dirección al este se encuentran Tapia de Casariego y Ortigueira, dignos de visitar.
Continuando por la Costa arribamos a Luarca, que sobresale por su puerto lleno de coloridas barcas.
Seguimos nuestro camino hasta Cudillero, un pueblo de pescadores emplazado en una estrecha caleta. Junto a su puerto, se dispone una plazoleta en la que abundan las terrazas con marisquerías de primer nivel.
Prosiguiendo por la franja costera arribamos a Cabo de Peñas, situado al este de  Gijón, en donde suelen realizarse capeas en la arena cuando hay marea baja.
La siguiente parada es Lastres, una tradicional villa asturiana cuyas casas se disponen en la base de un gran acantilado. En este lugar está La Isla, una bella playa que se encuentra circunscripta por campos de intenso verde.
Cerca de allí se halla Ribadesella, una localidad con una calidad monumental envidiable, que posee numerosas iglesias y palacios medievales. La Playa de la Vega es uno de sus principales atractivos, en cuyos acantilados que la rodean se hallaron huellas de dinosaurios.
Finalizamos el recorrido en Llanes, una popular localidad que se caracteriza por sus imponentes murallas de la época medieval, en el interior de las cuales se encuentra su casco antiguo de excelente riqueza monumental. Sus playas son muy elegidas por los turistas cada verano.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/71/Ribesella.jpg