Visitando Utiel

A la orilla del Río Magro, se ubica Utiel, un municipio de la Comunidad Valenciana que es popularmente conocido por  su producción vinícola.
Se trata de un destino de notable história, lo cual queda de manifiesto en los importantes  restos arqueológicos  de Villares, una antigua ciudad de la época prerromana, situada próxima a la vecina localidad de Caudete de las Fuentes.
El l monumento más sobresaliente de Utiel es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, un austero templo originario del gótico final que se destaca por su impactante torre, la cual se imponer sobre el entramado urbano.
Otros buenos ejemplos de la arquitectura religiosa son el Convento de la Merced y el de Franciscanos, construidos durante el siglo XVIII, y la Ermita del Remedio, todos de especial interés.
Utiel dispone de una tradicional afición taurina. Pues, vale aclarar, que en su época de mayor desarrollo, allá por el siglo XIX, se construyó la Plaza de Toros, que cuenta con una capacidad para alrededor de 10 mil espectadores. De ahí que los locales suelen ufanarse de poseer la plaza más antigua, anterior incluso a la de la propia capital provincial.
Pero sin dudas, la mejor visita que podemos hacer es al popular Museo del Vino, el cual funciona en una antigua bodega de singular forma circular que ha sido construida a fines del siglo XIX. Aquí, es posible apreciar de cerca diferentes aspectos vinculados con la producción vinícola.
En fin, visitar esta encantadora ciudad nos deparará una grata experiencia, no sólo por sus atractivos sino por la calidez de sus gentes.

Imagen:

http://media.rurismo.com/fotos/grande/pueblos/valencia/10101_1.jpg

Recorrido cultural por Bonares

Bonares es un municipio de Huelva que es muy conocido por ser donde se celebra las Cruces de Mayo, un festejo popular que tiene lugar a fines del mes de agosto, el cual ha sido  declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Este es un buen dato a tener en cuenta, ya que participar de dicha celebración es una gran oportunidad para disfrutar del clima increíble que se vive en estas tierras durante esa fecha.
La población, por otro lado, conserva además interesantes restos arqueológicos, que corresponden a la época de dominación romana. Se trata de dos necrópolis, ubicadas en las fincas Los Bojeos y la del Alcornocal, que llaman la atención de todo aquel que las visita.
Fuera del casco urbano, en lo alto de una colina, se localiza la Ermita de Santa María Salomé, desde donde es posible obtener, gracias a su excelente ubicación, estupendas vistas de la comarca en su totalidad. En el interior del templo, pueden apreciarse tradicionales zócalos de estilo preponderantemente sevillano.
En el núcleo poblacional, es posible realizar un recorrido cultural para contemplar diversos monumentos, como es el caso de las doce capillas de las Cruces de Mayo, cuyo conjunto posee un gran valor artístico. Mientras que en el centro de la Plaza de España, sobresale la puerta de la Plaza de Abastos.
Por su parte, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, datada en el siglo XVII, es otra de las edificaciones que valen la pena conocer. En su interior, atesora imágenes que han sido atribuidas a Alonso Cano.
Para disfrutar al máximo de su entorno natural, lo mejor es optar por tomar alguna de las tantas  rutas de senderismo con las que cuenta el municipio, como es el caso de la que se extiende desde el paraje El Corchito hasta el Alboreto del Villar. Conformando una experiencia realmente única para los visitantes.

Imagen:

http://www.feriasturisticas.com/directorio/bonares/wp-content/uploads/2008/10/bonares-plaza-espana-2.JPG

Carmona: la ciudad que lo tiene todo

Carmona es una impactante ciudad de la provincia de Sevilla, que resalta notablemente  dentro del itinerario turístico español, debido a la  monumentalidad de la que es dueña. Se trata de una urbe que está situada justo en el centro de la ruta que conserva el legado romano en la península hispánica que va desde Córdoba hasta Cádiz, sorprendiendo al visitante con  construcciones de orden civil, religioso y militar.
Carmona, además de ser el sitio donde se han hallado restos arqueológicos prehistóricos datados en 600.000 años a.C, supo ser la capital de uno de los reinos taifas, lo cual dio lugar a una diversidad de culturas que han dejado su huella imborrable en cada muro.
Una de las visitas obligadas es la antigua necrópolis romana, la cual permaneció en funcionamiento durante los siglos I a.C al IV d.C, así como el atractivo anfiteatro, ambos claros ejemplos de la importancia de la urbe.
Los restos de los templos romanos se van multiplicando a medida que se avanza por las callejas de Carmona.
A su vez, es imposible obviar dar un paseo por el jardín de los naranjos, una zona amena en donde la arquitectura civil mudéjar se conjuga armónicamente con la religiosa cristiana. El jardín de los naranjos, es un paraje de ensueños donde aún se conserva un calendario litúrgico grabado sobre una columna, correspondiente a la época visigoda.
Por su parte, en el conjunto arquitectónico de la plaza de San Fernando es posible contemplar diversos edificios del siglo XVI, como el viejo ayuntamiento, el convento mudéjar de Santa Clara, la iglesia de San Felipe, la iglesia de San Pedro y el convento de las descalzas. La histórica plaza de armas, se ha transformado en la actualidad en el Parador Nacional de Turismo.
En cuanto a la gastronomía de la región, nada más exquisito que las tostás con manteca colorá, las gachas, el gazpacho, los tropezones de lomo y la carne de caza.
Es posible afirmar que Carmona lo tiene todo: mucha historia, una arquitectura impactante y platillos exquisitos.  No te lo pierdas.

Qué ver en Sagunto

Sagunto, capital de la Comarca del Camp de Morvedre, es una ciudad valenciana que está ubicada a los pies de la Sierra Calderona. Consta de dos núcleos urbanos, a saber: Sagunto-Ciudad, localizada entre el río y monte del Castillo, y el núcleo de Puerto de Sagunto, junto al Mediterráneo.
Entre sus principales atractivos se encuentra el Castillo, una fortaleza ubicada un recinto amurallado, de aproximadamente un Kilómetro de extensión.
En la ladera del monte coronado por el castillo se halla el Teatro Romano, una de las mayores joyas de la cultura romana que existen en España. Su construcción se remonta al siglo I, encontrándose sus gradas excavadas en la roca del terreno.
De la arquitectura religiosa sobresale la Iglesia Arciprestal de Santa María, un templo que empezó a construirse en el año 1334, sobre donde se encontraba la Mezquita de Morvedre. Declarada Monumento Nacional, constituye uno de los monumentos más importantes de Sagunto. También, vale la pena visitar la Iglesia de El Salvador, datada en el siglo XIII, el templo cristiano más antiguo que se conserva.
A la vez, podemos dejarnos perder por las calles del Barrio de la Judería, situado en el casco antiguo de la ciudad. Las grandes casas y Palacios de la Edad Media y las pequeñas viviendas encaladas de la Judería, le harán disfrutar del paso del tiempo.
Por otro lado, Sagunto conserva una gran cantidad de restos arqueológicos, entre los que se encuentran diversos Arcos Romanos, calzadas romanas, muros de piedra, etc.
Para descansar a pleno, qué mejor que hacerlo en las playas de la zona, como las de Malvarrosa, Corinto o Almardá, que están dispersas a lo largo de los 13 kilómetros de costa con los que cuenta Sagunto. Además, abundan las dunas que se mezclan con el paisaje típico de estos ambientes.
Al sur de Sagunto está el Marjal dels Moros, un humedal de rica fauna y flora. Es el sitio perfecto para aquellos que les gusta la observación de aves, pues en otoño y primavera se convierte en uno de los escenarios por los que pasan las rutas migratorias. Sin dudas, un espectáculo que no tiene desperdicio.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/a/ae/Sagunto_-_Casco_antiguo.JPG/800px-Sagunto_-_Casco_antiguo.JPG