Faramontanos de Tábara

Faramontanos de Tábara es un municipio perteneciente a la provincia de Zamora. Se trata de un lugar de encanto singular, con diversos atractivos para visitar.

La Fuente del Chariz, es una antigua fuente abovedada, que está ubicada en la parte baja del pueblo. Construida en piedra y con cubierta a dos aguas, fue utilizada para abastecer de agua potable a los locales.

El Puente sobre el Arroyo Matafios, de moderna construcción, permite cruzar el arroyo, aunque durante el verano el mismo permanece seco. Por aquí pasaba el tradicional camino de  Pozuelo y Moreruela, que a la vez servía para a las zonas de las huertas, los Rompidos y los Arrañales.

Por su parte, el Puente Quintos, que está situado en la carretera que conecta Tábara con La Tabla, le confiere al entorno un gran atractivo. Se trata de una construcción de 1920, que dispone de nueve arcos los cuales cubren los casi 100 metros que separan Tierra de Campos con la comarca de Tierra de Tábara.

El valle del río Esla se abre aguas arriba para dar lugar a los prados y campos de cultivo. Mientras que aguas abajo, el paisaje de la ribera se torna aún más espectacular, por su calidad de escarpado.

Al lado del puente de Quintos está la Ermita de la Virgen de la Pedrera o de los Montes Negros. Una de las principales festividades es la Romería en Granja de Moreruela, en la que los remeros se acercan hasta el Puente Quintos para la celebración.

Otro de los encantos del lugar es Los Tejares, un bonito paraje natural rodeado de encinas que se localiza en la falda de la Sierra de las Cavernas, a 5 Km. del casco urbano de la villa. Aquí puede apreciarse el bosque de ribera, así como alguna viña y alguna huerta.

Para apreciar la arquitectura religiosa vale la pena visitar la Iglesia de San Martin, que destaca por su retablo mayor de gran belleza dedicado a San Martín, el cual cuenta con un atractivo sagrario. A la vez, en el templo se conservan diversas tallas de especial interés.

Imagen:

http://www.diputaciondezamora.es/recursos/pueblos/imagenes/42824_131213122006175211.jpg

Potes, la villa de los puentes y las torres

Potes es una población de la comarca de Liébana, situada en la unión de los ríos Deva y Quiviesa, justo en la confluencia de los cuatro valles de la comarca, por lo que el paisaje que la rodea es espectacular.    
Conocida como la villa de los puentes y de las torres, en Potes sobresalen  la del Infantado, actual sede del ayuntamiento, y la de Orejón de la Lama, del siglo XV.
En el casco antiguo de la población, de excepcional riqueza monumental, es posible apreciar sus callejuelas y caserones, en su mayoría con blasones, que transportan al visitante al pasado.
La Torre del Infantado es una casa-torre que preside el casco antiguo y  que constituye el centro de atención de quienes visitan Potes. Se trata del sitio perfecto para empezar la visita por esta villa medieval.
Próxima a la Torre del Infantado se encuentra la Torre de Orejón de la Lama, la cual se halla rematada con pináculos y ventanales de estilo gótico y suele servir para la realización de exposiciones y demás manifestaciones culturales.
Por otro lado, uno de los aspectos que más se destacan en Potes es, sin dudas, el gastronómico. La villa posee una gran cantidad de restaurantes de diversos estilos y categorías, en los que pueden degustarse una importante variedad de platos: como el cocido lebaniego, quesos artesanos y postres caseros.
Yendo hacia el Barrio Viejo, en pleno centro del casco antiguo de Potes, encontramos una zona conectada por el Puente de San Cayetano y el de la Cárcel, cuyas calles conservan aún el ambiente característico de otras épocas, gracias a sus casas populares.
También, podemos visitar la Casa natal de Jesús de Monasterio, localizada en la calle homónima, que fue el lugar donde nació el ilustre violinista.
Un dato particular, Potes posee dos Iglesias de San Vicente, las cuales por supuesto vale la pena visitar, especialmente por sus retablos barrocos. Continuando el periplo por las construcciones religiosas, visitamos el Convento de San Raimundo,  del siglo XVII, que se destaca por su portada de acceso y claustro. Actualmente, aquí se lleva a cabo una exposición sobre Liébana y los Picos de Europa, con el fin de acercar al visitante a la comarca lebaniega.    
A escasos 2 Km de la población, en el municipio de Camaleño, no podemos dejar de visitar el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, un lugar de peregrinaje que alberga el Lignum Crucis, el mayor fragmento que se conserva de la Cruz de Cristo.
Mientras que a 25 km de distancia, se encuentra Fuente Dé, en el Parque Natural de los Picos de Europa. Donde es aconsejable ascender en el teleférico para observar la majestuosidad de la Cordillera Cantábrica.

Imagen:

http://img.viajescondestino.com/wp-content/uploads/2009/11/potes2.jpg