¡Ven a visitar Costa Calma!

Si estás buscando un destino tranquilo para tus vacaciones, pues Costa Calma es el lugar perfecto gracias  a sus amplias playas doradas y aguas cristalinas que conforman el paisaje ideal para descansar. La playa de Costa Calma se encuentra en Fuerteventura, la isla más antigua del Archipiélago Atlántico de las Islas Canarias.
Costa Calma posee una importante infraestructura en materia de hoteles y alojamiento, además de discotecas, restaurantes y opulentos centros comerciales.
En primera línea de playa podrás disfrutar de hamacas, bares y restaurantes para gozar al máximo del maravilloso sol que te regala la isla, con una temperatura media de 22 grados.
Asimismo, tienes la posibilidad de practicar algún deporte náutico, como windsurf, buceo, vela o, por el contrario, tenis, debido a que dispone de excelentes instalaciones para estas prácticas.
El litoral del municipio, se encuentra bañado por cristalinas y apacibles aguas del mar, con suave oleaje.
Por otro lado, vale la pena realizar una excursión al Macizo de Jandía, sitio que desborda en naturaleza y paisajes vírgenes. El ala sur presenta contornos suaves y armoniosos, en tanto que la ladera opuesta exhibe imponentes y abruptos acantilados. Al mismo tiempo, es recomendable visitar la Barranca del Ciervo y sus corrales de ciervos y plantas de cardones gigantes. Mientras que si prefieres disfrutar de la soledad,  nada mejor que ir hasta la desembocadura del barranco Juan de Gómez y tenderte en su solitaria playa de arena rubia y fina.
A la vez, Costa Calma pone a tu disposición varios kilómetros de playa, cada una muy particular pero igual en belleza y originalidad.
Durante el viaje, no podrás resistirte a deleitarte con la gastronomía de Costa Calma, con platos a base de pescado, viejas a la espada, tollos o cazuelas de terme. Resultan sumamente recomendables los quesos de cabra frescos.
Date el gusto y ven a visitar Costa Calma, lugar que rinde honor a su nombre con sus vastas extensiones de arena, su paisaje fascinante y diverso, y sus aguas cristalinas que invitan, sin dudas, al disfrute. Incluso, si tienes tiempo, puedes aprovechar la opción de recorrer toda la costa balnearia y sus zonas de interés.

Foto