Mallorca te espera

Mallorca es un destino de increíble belleza, que cuenta con una amplia variedad de sitios para recorrer, como museos, galerías de arte, centros comerciales, parques, playas, teatros, y demás sitios de esparcimiento. Se trata de una de las joyas del Mediterráneo, por lo que no caben dudas porqué es un lugar turístico por excelencia.
Su capital, Palma de Mallorca, es la ciudad más grande de la isla, y donde se concentran maravillosos lugares para visitar.
Entre sus principales sitios de interés se encuentran Castell de Bellver, el centro histórico de Palma, donde sobresalen la Catedral de Mallorca y el Museo Catedralicio, y el Museo de Arte Español Contemporáneo.
Al norte de la isla se localiza Port de Pollença, una ciudad famosa  por sus restaurantes y su animada vida nocturna. La capilla de El Calvario junto con la procesión del Viernes Santo son sus mayores atracciones.
Por otro lado, no podemos dejar de mencionar a Alcudia, una ciudad sin igual que se halla rodeada por antiguas murallas y que es muy elegida por los adeptos al ciclismo. En las afueras de la villa está S’Alubufera Parque Nacional, lugar perfecto para la observación de aves. Las ruinas romanas así como la ciudad vieja son otros de los encantos que nos depara Mallorca.
El punto más septentrional de la isla es Cap de Formentor, en donde se obtienen vistas sensacionales desde el faro.
Valldemossa, en la sierra de Tramuntana, constituye otro de los puntos de visita obligada. Aquí se erige el monasterio, el cual fuera hogar del compositor polaco Chopin.
Por otro lado, las Cuevas de Mallorca ofrecen una experiencia única al visitante, siendo las Cuevas del Dragón una de las más visitadas del mundo. Existen cerca de 200 cuevas en toda la isla, aunque solamente unas pocas se encuentran abiertas al público.

Regala un viaje por Navidad: Cruceros por el Mediterráneo

La costa mediterránea es rica en calas vírgenes, playas de arena blanca y rincones costeros donde late la historia. Aunque se respire el mismo aire cada lugar que rocía el Mediterráneo posee denominación de origen y una singularidad digna de conocer. Para descubrirlos lo más rentable es viajar con cruceros y elegir el destino que más nos interese. Y también puede ser un buen regalo de Navidad para aquellos seres queridos que se merezcan un descanso o que nunca hayan visto las bellezas del mar Mediterráneo.

Además, la estancia en un barco de estas características hacen el viaje mucho más confortable que viajar en avión o moverse por la ciudad con otro tipo de transporte. Y no hay que decir que contemplar las noches estrelladas sobre el mar es una de las escenas más bonitas que nos puede obsequiar la naturaleza.

Existen muchos destinos de salida pero los más demandados son los minicruceros desde Barcelona, Valencia, Almería y Málaga. La mayoría de estos cruceros acceden a los puertos de las Islas Baleares y algunos de Italia, Francia, Túnez y Malta. Durante el viaje se harán descansos para poder visitar la ciudad y comprar algún souvenir.

Viajar por el Mediterráneo es uno de los destinos obligados para aventureros y amantes de la historia. En las ciudades colindantes de los puertos era donde se desarrollaba los comercios que hicieron emerger la ciudad y desarrollar la cultura mediterránea que nos caracteriza hoy. Nuestros antepasados recorrían el mar en busca de fortuna, otros querían encontrar nuevos lugares que engrandecieran la belleza del mar que les vio nacer.

Asimismo, el Mediterráneo es uno de los destinos preferidos por los extranjeros que llenan las playas de arena blanca y disfrutan de las calas vírgenes que adornan la costa. Además de saborear deliciosos restaurantes donde se ofrece pescado fresco y marisco de primera calidad.

Regalar un viaje es regalar cultura. Es regalar nuevas vistas y experiencias que componen nuestra vida.