Visitando Utiel

A la orilla del Río Magro, se ubica Utiel, un municipio de la Comunidad Valenciana que es popularmente conocido por  su producción vinícola.
Se trata de un destino de notable história, lo cual queda de manifiesto en los importantes  restos arqueológicos  de Villares, una antigua ciudad de la época prerromana, situada próxima a la vecina localidad de Caudete de las Fuentes.
El l monumento más sobresaliente de Utiel es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, un austero templo originario del gótico final que se destaca por su impactante torre, la cual se imponer sobre el entramado urbano.
Otros buenos ejemplos de la arquitectura religiosa son el Convento de la Merced y el de Franciscanos, construidos durante el siglo XVIII, y la Ermita del Remedio, todos de especial interés.
Utiel dispone de una tradicional afición taurina. Pues, vale aclarar, que en su época de mayor desarrollo, allá por el siglo XIX, se construyó la Plaza de Toros, que cuenta con una capacidad para alrededor de 10 mil espectadores. De ahí que los locales suelen ufanarse de poseer la plaza más antigua, anterior incluso a la de la propia capital provincial.
Pero sin dudas, la mejor visita que podemos hacer es al popular Museo del Vino, el cual funciona en una antigua bodega de singular forma circular que ha sido construida a fines del siglo XIX. Aquí, es posible apreciar de cerca diferentes aspectos vinculados con la producción vinícola.
En fin, visitar esta encantadora ciudad nos deparará una grata experiencia, no sólo por sus atractivos sino por la calidez de sus gentes.

Imagen:

http://media.rurismo.com/fotos/grande/pueblos/valencia/10101_1.jpg

Vino y toros en Utiel

En las margenes del Río Magro, en Valencia, se halla Utiel, una ciudad de aproximadamente 10.000 habitantes, famosa por su producción vinícola, que se alza muy cerca del  límite con Cuenca.
La zona posee gran trascendencia a nivel histórico. De ello, dan cuenta los diversos restos arqueológicos de la antigua ciudad de Villares, en las cercanías de la localidad de Caudete de las Fuentes.
Desde siempre ha sido considerada tierra fronteriza,  vinculada al mismo tiempo a la Corona de Castilla y Valencia.
El monumento mas representativo de la ciudad de Utiel es la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, un templo del gótico final de aspecto por demás austero en el que destaca, sobre el entramado urbano, su imponente Torre.
Otras construcciones religiosas de especial interés son el Convento de la Merced y el Convento de Franciscanos, ambos datados en el siglo XVIII, además de la Ermita del Remedio.
Su afición taurina es otros de los condimentos del lugar.  La tradicional Plaza de Toros, con capacidad para unos 10.000 espectadores, fue construida en el siglo XIX y es uno de los orgullos de Utiel. Sus habitantes se  ufanan de tener la plaza más antigua, incluso que la de la capital provincial.
Por supuesto que en esta ciudad famosa por su producción vinícola es imposible dejar de visitar el Museo del Vino, el cual funciona en una antigua bodega de singular forma circular que fue levantada a fines del XIX. Aquí, es posible apreciar diferentes aspectos asociados a la producción vinícola.
En fin, esta ciudad significará un grato recuerdo en la memoria del visitante.

Imagen:

http://elcaminoderequena.blogspot.com/2010/02/arte-y-monumentos-en-el-camino-utiel.html

Excursión a L’Espluga de Francolí

L’Espluga de Francolí, pueblo situado en la comarca de la Conca de Barberà, constituye un gran ejemplo de una organización turística de interior. Su cercanía al Monasterio de Poblet, de gran atracción,  le permitió dotarse de una destacada infraestructura de servicios, oferta cultural y de ocio muy ligada a los atractivos naturales que alberga en su término municipal, como son las Montañas de Prades y las Cuevas de l’Espluga.
Esta pintoresca población debe su nombre a las numerosas cuevas y grutas que se extienden por todo su territorio.
La villa representa un punto de visita obligada para aquellos que buscan introducirse en el arte y la historia de la Catalunya Nueva.
La Bodega Cooperativa de l’Espluga de Francolí, es un edificio extremadamente bello, compuesto por tres naves, en cuyo interior acoge al Museo del Vino
Otro de los sitios excepcionales de la villa es la Cueva de la Font Major, un sistema cárstico binario con río subterráneo, considerada una de las siete cuevas más largas del mundo,  además de ser una de las pocas que se extiende por el subsuelo del casco urbano. Posee más de 3.600 m. de galerías, en las que han quedado la huella de la actividad humana desde la prehistoria. Una parte de la cueva se encuentra habilitada como museo, único en su tipo en todo el mundo.    
También, vale la pena visitar el Museo de la Vida Rural, situado en la antigua casa que perteneció a la familia Carulla, datada en el siglo XVII. Consta de  cuatro grandes apartados, a saber: la payesía, que expone la diversidad de los trabajos del campo; la casa, que muestra las costumbres familiares y populares; los oficios artesanales,  un conjunto de herramientas y manufacturas de los oficios tradicionales; y L’Espluga y la Conca de Barberà, salas monográficas que dan cuenta de la vegetación, la fauna, la estructura geológica, el urbanismo y la historia del lugar.
De todas, la visita obligada es el Real Monasterio de Santa María de Poblet, el cual conjuntamente con los de Santes Creus y Vallbona de les Monges, conforman la Ruta del Cister en Catalunya, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1991.
Al mismo tiempo, podemos aprovechar para realizar excursiones, como por ejemplo a la Ermita de la Santíssima Trinitat, ubicada en las montañas de Prades. Se trata de un extraño santuario, al cual se llega por un camino alquitranado.
A cerca de media hora de la villa, se halla el Oratorio de Sant Miquel, un lugar que ofrece bellísimas vistas de la Conca de Barberà.
Uno de los lugares más conocidos del bosque de Poblet es Las Cent Fonts, una diversidad de fuentes situadas en lo alto de las montañas de Prades.  

Imagen:

http://www.festacatalunya.cat/img/12420-400-0-ESCALA_INF.jpg

Visita Requena

Requena es una atractiva ciudad que, con sus aproximadamente 22.000 habitantes,  es la más grande del interior de la provincia de Valencia. Posee una vasta tradición industrial y artesanal.
En la zona existen importantes restos prehistóricos, a pesar de que el progreso histórico de  la ciudad de Requena se ha basado básicamente en su condición de plaza fuerte, cuya misión era controlar uno de los accesos a la Ciudad de Valencia desde el interior.
La Villa, cuenta con una exquisita gastronomía, típica de la meseta, destacándose el gazpacho manchego, los embutidos y la caza, entre otros.
El cerro habitado desde tiempos remotos, representa  una zona de construcción tradicional, en la que se tornan visibles diversas mejoras de restauración.
En dicho entorno, se alzan dos templos góticos: el de Santa María y El Salvador, además del antiguo Castillo, del que se conserva en perfecto estado la Torre del Homenaje, y algunas casonas, restos de muralla, arcadas, etc.
La Plaza de la Villa, constituye el centro del casco viejo. Por debajo de esta zona, aún persisten algunos túneles y pasadizos, que antaño hacían las veces de bodegas.
En Requena, una de las visitas obligadas es el Museo del Vino, donde se celebran las Fiestas de la Vendimia, desde hace poco más de medio siglo, que incluyen desfiles y cabalgatas. Durante dicha celebración, el vino es gratis para todos, habiendo incluso fuentes por toda la ciudad que manan la bebida típica del lugar.  
En fin, visitar Requena te permitirá disfrutar del sabor de un buen vino además de conocer al calor de sus gentes.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b0/ReqFortaleza.JPG/450px-ReqFortaleza.JPG