Oropesa del Mar, un verdadero refugio natural

Para aquellos que busquen un lugar bello y tranquilo para descansar, es momento de que visiten Oropesa del Mar, una histórica ciudad de la provincia de Castellón, en la Comunidad Valenciana.
Oropesa del Mar es una pequeña población que se encuentra al abrigo de la bahía de La Concha, en plena Costa de Azahar, y que ofrece una variedad de playas, que constituyen su sello de identidad.
Las playas de Les Amplaries y del Morro de Gos, de fina arena blanca y aguas cristalinas, son el sitio indicado para la práctica de toda clase de deportes náuticos.
Más hacia el sur, se encuentra la playa de la bahía de la Concha, la cual dispone de un bello paseo marítimo. Entre esta playa y las últimas estribaciones de la Sierra de Oropesa, se localiza el puerto deportivo de Oropesa del Mar, que cuenta con más de 700 amarres para embarcaciones deportivas.
Continuando hacia el sur, es posible apreciar un paisaje lleno de acantilados, calas y una tupida vegetación de pinos. En esta zona es donde empiezan las playas de Bellver y La Renegá, y donde además se hallan bellas zonas residenciales.
Pero no todo es playa en Oropesa del Mar. De igual modo, es posible disfrutar del paisaje natural que ofrece la Sierra de Oropesa, la cual protege a la ciudad de  los vientos peninsulares.
Entre las estribaciones montañosas y el contorno marítimo, se puede apreciar la zona de cultivos de naranjos y hortalizas, que se confunden con el verde de los olivos, y el aroma de almendros y vides.
El Mirador, ubicado en el Monte del Bobalar, ofrece panorámicas maravillosas, llegando a divisar desde donde puedes observar, allá en el horizonte, la silueta del  Parque Natural de las Islas Columbretes.
Gracias a su estratégica ubicación, Oropesa del Mar también es un municipio con una importante trayectoria histórica y cultural, siendo muestra de ello el Castillo, que corona la parte alta de la localidad encima de un gran espolón rocoso, y la Torre del Rey. También, vale la pena visitar el Museo Costumbrista, situado en la plaza de la iglesia junto al antiguo Ayuntamiento, y el Museo Torres de Vigía.  De esta manera, Oropesa del Mar  es, debido a su singular belleza, sus magníficas playas y la calidez incuestionable de su entorno, el mejor refugio natural que puedes descubrir en tus vacaciones.

Mijas, bella por donde se la mire

Mijas, es un municipio que está situado en plena Costa del Sol Occidental y que se caracteriza por su entorno de lomas, cerros y ondulaciones. Está dividido en tres núcleos urbanos: Mijas Pueblo, en la sierra, Las Lagunas, en Mijas Costa, y La Cala, núcleo costero donde se extienden sus 12 km. de playa.
Podemos empezar por visitar la Ermita Virgen de la Peña, donde se venera la imagen de la patrona de Mijas. Su particularidad reside en que se halla  excavada en una roca, contigua al mirador de El Compás.
En la falda de la sierra, se localiza la Ermita del Calvario, la cual fue construida  en 1710 y que en el pasado era utilizada por los monjes Carmelitas como retiro espiritual. Si bien la ermita abre sus puertas únicamente los viernes de Cuaresma, vale la pena subir para apreciar las sensacionales vistas que ofrece de la  costa y del mediterráneo.
El Museo de Miniaturas “Carromato de Max”, que exhibe obras de más de 50 países, constituye uno de los museos más curiosos del mundo. Este lugar puede ser considerado de visita obligada por el carácter de sus muestras.
Para aquél que quiera conocer más sobre el pasado del municipio, puede visitar la Casa Museo, un sitio de carácter etnográfico que da cuenta de los antiguos oficios y tradiciones de la villa. Aquí, además de realizar sendas exposiciones de arte, se recrean dos molinos de aceite, una bodega de vino y una casa tradicional.
Otros atractivos de gran interés son la Plaza de Toros, que llama la atención por su forma ovalada; así como la muralla, que presenta los restos de la antigua fortaleza donde se emplazaba la villa; los jardines, que fueron diseñados para que esté cubierto de flores durante todo el año; y el mirador, uno de los más impactantes de la costa.
Párrafo aparte merecen las Cuevas de la Antigua Fragua, que representan una fiel muestra de la arquitectura natural de Mijas. Por la orografía del terreno, muchas casas utilizaban estos espacios como cuadras con el fin de guardar los animales o incluso como alacena, debido a que mantienen la misma temperatura a lo largo de todo el año.
La Serranía de Mijas, constituye un lugar ideal para contemplar bellas vistas panorámicas y disfrutar de un tranquilo paseo por su entorno natural. Hay diversas  rutas de senderos, que permiten apreciar de cerca la morfología de la serranía, que se caracteriza por sus pronunciadas cañadas y atractivas cuevas.
En sus 12 km. de costa, Mijas posee estupendas playas, como Faro Calaburras, el Charcón, la Butiplaya y Calahonda, por mencionar sólo algunas.
Junto al paseo marítimo, se halla el Centro de Interpretación de las Torres Vigías, más conocida como Torreón, una bonita torre almenara que, en sus orígenes, poseía un carácter defensivo.
Por otro lado, gracias al buen clima de Mijas, se pueden practicar  infinidad de actividades deportivas al aire libre, como parapente, ala delta, senderismo, golf, submarinismo y deportes de montaña.
De más está decir que si visitamos Mijas no podremos resistirnos a subirnos a los Burros-Taxis, uno de sus principales atractivos turísticos, para dar una vuelta o, simplemente, para fotografiarnos.

Imagen:

http://www.destinoespana.com/