La increíble reserva marina de las Islas Medas

Si eres un apasionado del submarinismo, entonces de seguro te interesará visitar las Islas Medas, una  pequeña isla situada junto a la población de l’Estartit en la Costa Brava que te sorprenderá con sus magníficas vistas en el fondo del mar.
Las islas Medas representan una de la reservas de flora y fauna marina más sobresalientes de la Mediterránea Occidental.
Este archipiélago, que está ubicado a una milla de la costa, se encuentra conformado por siete islotes: la Meda Gran, la Meda Petita, el Medellot o la Bota, el Carall Bernat, las Ferranelles, los Tascons Grossos y los Tascons Petits.
Gracias a la protección de este espacio, es posible admirar la enorme  riqueza de su fondo marino, compuesto por numerosas especies en peligro de extinción, tanto del medio acuático como del terrestre. Por ello, resultan más que atractivas todas las actividades de inmersión, así como los paseos para admirar la singular belleza de su paisaje, lo que convierte a este núcleo costero en un destino perfecto para ir de vacaciones.
En fin, estas islas constituyen un verdadero paraíso para el submarinismo, debido a  las distintas profundidades que poseen, posibilitando toda clase de inmersiones. En las zonas poco profundas, es posible encontrar una concentrada cobertura de algas bien iluminadas así como más de un centenar de especies de colores vivos. Por debajo de los 10-15 metros, hay grandes bloques de rocas,  corales, estrellas, pulpos y langostas.
Mientras que por debajo de los 20 metros,  hay una gran concentración de corales y verdaderos bosques en miniatura de colores intensos, habitados por más de 600 especies animales.
De este modo, las distintas profundidades dan la posibilidad de realizar todo tipo de inmersiones, ya sea para profesionales como para los que desean experimentar la aventura de bucear por primera vez, pudiendo presenciar un verdadero espectáculo en las profundidades del mar.
Al mismo tiempo, existen diversas cuevas y túneles que dan cuenta de que este archipiélago formó parte del macizo del Montgrí hace más de diez mil años. Por lo que aquí pueden realizarse diferentes actividades acuáticas aparte del submarinismo, como snorkelling, kayak y excursiones marítimas, entre otras.