Sant Mateu, capital histórica del Maestrazgo

Sant Mateu, la capital histórica del Maestrazgo, se localiza en la comarca del Baix Maestrat, a 65 km al norte de Castellón.
Su relieve es suave en la zona central y un tanto más montañoso en sus laterales, con montañas que llegan a superar, en algunos casos, los 800 m de altitud. Un pasillo central cruza el término de norte a sur, el cual drena las aguas procedentes de los barrancos y arroyos de Benifarquell, Palacio, Piques hacia la Rambla Cervera y Coma.
El clima típicamente mediterráneo, favorece la existencia de una vegetación característica de bosque mediterráneo.
Su posición geográfica privilegiada, la convierte en un lugar sin igual para disfrutar de los atractivos de las comarcas del Maestrat y de Els Ports.
El gran valor del patrimonio monumental e histórico que Sant Mateu brinda a sus visitantes, es un fiel reflejo de la enorme importancia que supo tener la población en el pasado. El legado monumental, tan magnífico como espectacular, ha motivado la declaración del conjunto histórico artístico de Sant Mateu como Bien de Interés Cultural. Dicho legado, está conformado por la Iglesia Arciprestal, el Ayuntamiento, el Callejón de los Judíos, el Palacio Borrull, la Fuente del Ángel, las murallas, el Palacio del Marqués de Villores y el Museo Arciprestal, entre otras joyas arquitectónicas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/42/Pra%C3%A7a_Maior_San_Mateo.jpg

Morella, ciudad amurallada

Al norte de la provincia de Castellón se encuentra Morella, ciudad capital de la comarca de Els Ports cuyo término municipal es el más grande de la provincia.
Se trata de una ciudad majestuosa, ubicada sobre un monte y coronada por su Castillo en lo alto del mismo. 
Esta ciudad amurallada es dueña de una prolífica historia. Ha sido fundada por los árabes, manteniéndose siempre muy vinculada a personajes y episodios del pasado. De ahí que puede considerarse a Morella como una población de extraordinario interés.
Podemos comenzar por visitar la Basílica Santa María, una construcción gótica que sobresale por el coro y el órgano que data del siglo XVIII. En su interior, dispone de un Museo Eclesiástico, donde es posible apreciar cada uno de los tesoros que allí se conservan.
También, vale la pena acercarse hasta el Convento de Sant Francesc, cuya sala capitular capta la atención por las pinturas al fresco de la danza de la Muerte que conserva.
Bien en lo alto de la población, sobre la “Mola”, una especie de recinto defensivo natural, se alza el Castillo de Morella, símbolo de esta población. En la zona donde se levanta el castillo aparecieron diversos restos prehistóricos; ibéricos y romanos, por lo que ha sido declarado Bien de Interés Cultural.
La muralla, que rodea toda la ciudad, le confiere un encanto especial a Morella. Aún se conservan 6 puertas y 14 torres.
Por otro lado, podemos optar por pasear por el Bosque de Pereroles, el cual constituye uno de los espacios naturales más representativos y valorados por el pueblo morellano. Pereroles, un vasto pinar con diferentes y atractivas rutas, puede decirse que combina un fantástico entorno natural, la quietud de la montaña, la estancia en sus refugios y la oportunidad de experimentar sensacionales aventuras, que pueden ir desde buscar setas en otoño o practicar deportes de alto rendimiento como escalada, senderismo o recorridos en bicicleta de montaña.
Al mismo tiempo, si visitamos Morella podemos hacernos un tiempo para dar un pequeño recorrido por sus museos, el Museo Temps de Dinosaures, que exhibe restos fósiles de diversas especies de dinosaurios del periodo cretácico que fueron encontrados en Morella; y el Museo Temps  D’Historia, el cual dispone de tres salas que están dedicadas a la prehistoria, el gótico y el carlismo, con piezas artísticas y arqueológicas de enorme interés.
Imagen:

http://www.castellon.net/wp-content/uploads/morellacastellon.jpg