Regala un viaje por Navidad: Cruceros por el Mediterráneo

La costa mediterránea es rica en calas vírgenes, playas de arena blanca y rincones costeros donde late la historia. Aunque se respire el mismo aire cada lugar que rocía el Mediterráneo posee denominación de origen y una singularidad digna de conocer. Para descubrirlos lo más rentable es viajar con cruceros y elegir el destino que más nos interese. Y también puede ser un buen regalo de Navidad para aquellos seres queridos que se merezcan un descanso o que nunca hayan visto las bellezas del mar Mediterráneo.

Además, la estancia en un barco de estas características hacen el viaje mucho más confortable que viajar en avión o moverse por la ciudad con otro tipo de transporte. Y no hay que decir que contemplar las noches estrelladas sobre el mar es una de las escenas más bonitas que nos puede obsequiar la naturaleza.

Existen muchos destinos de salida pero los más demandados son los minicruceros desde Barcelona, Valencia, Almería y Málaga. La mayoría de estos cruceros acceden a los puertos de las Islas Baleares y algunos de Italia, Francia, Túnez y Malta. Durante el viaje se harán descansos para poder visitar la ciudad y comprar algún souvenir.

Viajar por el Mediterráneo es uno de los destinos obligados para aventureros y amantes de la historia. En las ciudades colindantes de los puertos era donde se desarrollaba los comercios que hicieron emerger la ciudad y desarrollar la cultura mediterránea que nos caracteriza hoy. Nuestros antepasados recorrían el mar en busca de fortuna, otros querían encontrar nuevos lugares que engrandecieran la belleza del mar que les vio nacer.

Asimismo, el Mediterráneo es uno de los destinos preferidos por los extranjeros que llenan las playas de arena blanca y disfrutan de las calas vírgenes que adornan la costa. Además de saborear deliciosos restaurantes donde se ofrece pescado fresco y marisco de primera calidad.

Regalar un viaje es regalar cultura. Es regalar nuevas vistas y experiencias que componen nuestra vida.

Una Semana Santa disfrutando del mar

Tras las Navidades escasea el dinero y donde menos se va a destinar es en viajar. Sin embargo, es en estas fechas cuando aparecen las mejores ofertas para tomarte unas merecidas vacaciones de Semana Santa.

Llega el buen tiempo, el calorcito y apetece viajar por la costa. Si buscas por la red podrás ver que hay ofertas durante este mes de cruceros en semana santa. Sin duda, viajar en barco es la mejor forma de disfrutar del Sol y aprovechar la tranquilidad única que sólo puede brindarte el mar.

Normalmente los cruceros salen en las principales líneas de costa y se pasean por las distintas ciudades portuarias más bonitas.

Si te decides por un crucero por el Mediterráneo seguramente disfrutes de la Costa del Sol en la provincia de Málaga, de las bellezas ibicencas de las Islas Baleares, el azul cielo de la Costa Azul de la Marsella en Francia, de la historia en la preciosa isla de la Cerdeña, aprenderás de los clásicos en las costas griegas e italianas e incluso podrás pisar África en las hermosas playas de arena blanca de Túnez.

No obstante, yo recomendaría optar por un crucero de una semana donde puedas pasar todo un día en la ciudad de paso para poder indagar, todo lo posible, entre sus gentes y costumbres. Aún así te sabrá a poco pero al menos puedes decir que has estado allí y respirado el aire del mar Mediterráneo. Distinto en cada sitio.

Otra opción, si sales desde España, es viajar por el Atlántico y rodear el noroeste de Francia, el sur de Inglaterra, contemplar el siglo de oro aún patente en los Países Bajos y maravillarte de los países Bálticos, ricos en zonas verdes y que, en esta época, aunque con frío no está de más echarles un vistazo.

Si eres más atrevido podrás encontrar cruceros para recorrer las principales zonas caribeñas. Sin embargo, tendrás que viajar hasta México para zarpar a los paraísos tropicales de Cuba, Costa Rica, Republica Dominicana o las Islas Caimán.

Prepara la crema solar y la toalla pues este año Semana Santa comenzará tarde (el 17 de abril) y el tiempo se acontece bueno y soleado.