El ambiente cosmopolita de Albir

Albir, situado en Alfaz del Pi, es considerado uno de los municipios de la Costa Blanca preferido de los turistas, no sólo por la oferta de ocio y entretenimiento que ofrece y por sus bellas playas, sino por su ubicación geográfica que lo sitúa cerca de importantes destinos como es el caso de Benidorm y Altea.
Se trata de un pueblo apacible, cuyo paisaje está compuesto por edificios bajos, calles rodeadas de árboles y una gran cantidad de plazas. Debido a que cuenta con hoteles modernos, con todos los servicios, se ha convertido en un lugar que atrae a visitantes provenientes de todas partes de Europa, de ahí su atmósfera cosmopolita.
Una de las celebraciones que ha hecho famoso a Albir es el Festival de Cine que, junto con el Festival de Jazz, es un evento internacional que capta la atención del turismo internacional.
Racó de l’Albir, es una playa urbana de cantos rodados desde donde es posible apreciar panorámicas maravillosas del Peñón de Ifach así como de las montañas del Parque Natural de Sierra Helada. Esta playa cuenta con un centro de buceo, una escuela de catamarán, alquiler de windsurf y chárter náutico.
Su paseo marítimo, llamado Paseo de Las Estrellas, que se extiende desde Albir hasta Altea, representa el núcleo de la vida social del lugar. Aquí, es posible apreciar  las placas que se exhiben en el suelo, las cuales contienen las estrellas de aquellos artitas que fueron premiados en el Festival de Cine local.
Próximas al Faro de Punta Albir se localizan tres pequeñas calas solitarias, a saber: La Mina, El Metje y la Cala del Amerador, que suelen ser concurridas por quienes gustan de practicar nudismo.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/97/Playa_del_Rac%C3%B3_del_Albir.JPG/800px-Playa_del_Rac%C3%B3_del_Albir.JPG

Roses, el mayor centro turístico del norte de la Costa Brava

En la región de Cataluña, y a escasos 30 kilómetros al sur de la frontera con Francia, nos encontramos con la bella población de Roses, el principal centro turístico del norte de la Costa Brava.
Rosas es un municipio de gran historia, puesto que en sus orígenes, que se remontan al siglo VIII A.C., fue poblado por habitantes de la antigua Grecia. A partir de los años 60 este pueblo de pescadores comenzó a erigirse como polo turístico, transformándose en un  destino moderno y popular.
De todas formas, más allá de su carácter turístico, Roses es un destino bastante tranquilo y relajado, pues sigue conservando buena parte de su encanto original, a diferencia de lo que ocurre con algunos de los principales centros turísticos de la costa española.
En Roses, tal como se la designa en catalán, lengua oficial de la región, se puede apreciar su riqueza histórica y cultural, que se manifiesta a través de sus diversos sitios arqueológicos, así como sus monumentos y edificios que todavía hoy conservan el recuerdo de aquellas civilizaciones antiguas que supieron poblar esta zona.
Pero sin lugar a dudas, el mayor atractivo de Rosas son sus fantásticas playas, interminables extensiones de arena fina y dorada que se emplazan en torno a la bahía, que sirven de imán para atraer a miles de visitantes cada año. Incluso, en las proximidades de dichas playas pueden encontrarse una serie de calas rocosas, además de acantilados y bellísimos rincones recónditos a los que sólo puede accederse a pie o en bote.
En fin, Roses se presenta como el destino ideal para cualquier situación, como un viaje en familia, una escapada romántica o turismo cultural.

Imagen:

http://canyellespetites.es/Web_Antiga/img/entorno/ciutadellaG.jpg

Viajar a Girona: De paso por la ciudad portuaria de Palamós

La bahía de Palamós, irrumpe en los acantilados que se extienden a lo largo de la Costa Brava. Palamós es un antiguo pueblo pesquero de la provincia de Girona que dispone de importantes atractivos turísticos y ofertas de ocio. Playas y calas se suceden en este lugar, aunque no puede dejar de apreciar la zona del casco viejo cuyo trazado data de la época medieval.
Tomando como punto de referencia al macizo de Les Gavarres, se puede contemplar desde allí la belleza de la costa y practicar senderismo o cualquier deporte de aventura rodeado de un paraje un excepcional. Continue reading

Conoce cada rincón de Santa Pola

Santa Pola es un municipio de la Costa Blanca, en la Comunidad Valenciana, que tiene mucho para ver y recorrer.
El castillo-fortaleza es uno de sus principales atractivos, puesto que se trata un claro ejemplo de la arquitectura militar renacentista propia del siglo XVI.  En la actualidad, funciona como un centro cultural, que alberga el Museo del Mar, la Sala Municipal de Exposiciones, el Museo de la Pesca, la Capilla de la Virgen de Loreto y el Salón de Actos “Baluarte del Duque de Arcos”.
Uno de los barrios más emblemáticos de Santa Pola es la Plaza del Calvario, que se localiza en una de las zonas más altas del municipio. Aquí, se encuentra una ermita de origen árabe, de especial interés.
El Molino de la Calera, que data de 1771, es un molino de viento que era utilizado para abastecer de molienda de grano a toda la población, En las cercanías del mismo hay una calera, la cual era empleada para la producción de cal.
Las Torres Vigía son otros de sus encantos. Construidas en el año 1552, servían para avistar al enemigo en caso de posibles ataques.
Por otro lado, desde el Faro es posible apreciar una panorámica sensacional de la Bahía de Santa Pola, la Isla de Tabarca y Alicante.
Su puerto, que aglutina actividades como la pesca, la construcción de embarcaciones deportivas y el embarque de sal, es uno de los más importantes del Mediterráneo.
El Acuario, por su lado, representa una de las mejores visitas para realizar, pues aquí es posible conocer la fauna y flora que habita el Mar Mediterráneo. Sin dudas, una experiencia más que enriquecedora.
En tanto que en el entorno natural de Santa Pola se destacan sus playas, las cuales se abarcan poco más de 11 kilómetros. Pudiendo encontrar, de ese modo, calas de fina arena, y playas para disfrutar en familia, debido a su tranquilo oleaje. Si desean disfrutar de zonas vírgenes, hay diversas calas solitarias que se alzan en la zona del Cabo.
También, saliendo embarcado del puerto de Santa Pola podemos acceder a la Isla de Tabarca, situada a escasas 3 millas del Cabo.
No podemos irnos sin antes realizar una visita al Parque Natural de las Salinas, un humedal que abarca unas 2.470 hectáreas, declarado “Zona de Especial Importancia para las Aves”.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/82/Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg/800px-Torre_de_Tamarit%2C_en_las_Salinas_de_Santa_Pola.jpg

Principales puntos de interés de Denia

Si eliges la costa de Alicante para pasar unas buenas vacaciones, nada mejor que visitar Denia, una pequeña pero próspera ciudad que cuenta con uno de los puertos principales de la zona, además de una importante oferta para el turismo.
Uno de los emblemas de Denia es el Castillo, construido entre el siglo XI y XII, el cual se halla ubicado en pleno centro de la ciudad y alberga el Palau del Governador  y el Museo Arqueológico. Dicha construcción, conserva diversos testimonios de otras épocas, como por ejemplo la Torre del Gerro, las torres vigías y las almenas. Desde aquí, es posible apreciar maravillosas vistas  del mar, la villa y el sertón.
Otro de los sitios de interés más representativos del lugar es el Museo del Juguete, en donde pueden apreciarse juguetes datados de comienzos del siglo XX hasta la fecha.
Por supuesto que Denia sobresale, también, por sus bonitas playas y calas, que cada año son galardonadas con la Bandera Azul. Unos 20 kilómetros de costa, cobijan paisajes paradisíacos que ofrecen a los visitantes la oportunidad de disfrutar del sol, sumado al encanto del Mediterráneo. Las rocosas calas protegen el atractivo de sus playas, bañadas por cristalinas aguas con un rico fondo marino.
Denia es considerada como la ciudad española con mayor cantidad de celebraciones, que incluyen romerías, fallas y fiestas religiosas, además de ferias y carnavales que visten de color las calles de esta población.
En definitiva, esta acogedora ciudad dispone de una variada oferta de sitios donde pasar un rato ameno en compañía de amigos, como numerosos restaurantes, bares de copas, pubs, discotecas y terrazas.
Si dispones de tiempo, también puedes realizar un recorrido por las ciudades aledañas o un paseo en barco por Javea, Altea y Benidorm, todos ellos increíbles destinos de la Costa Blanca.  ¡No te lo puedes perder!