Vacaciones en la costa andaluza

Durante el verano, las costas de Andalucía se transforman en el punto de encuentro de millones de viajeros, provenientes de todas partes del mundo, quienes buscan en ellas poder disfrutar del sol, la playa y, en especial, mucho relax. El verano aún no ha acabado y septiembre continúa siendo un mes donde el clima agradable de la zona invita a gozar de la costa.
Vale destacar que Andalucía dispone de mil kilómetros de costa bañados por el Mediterráneo y el Océano Atlántico, conformando un paisaje bien diverso que va desde la desembocadura del río Guadiana hasta la costa del Cabo de Gata y que se halla dividido en cuatro importantes zonas, a saber: la Costa de la Luz, Costa del Sol, Costa Tropical de Granada y la Costa de Almería.
La Costa de la Luz, situada en el golfo de Cádiz, abarca los litorales de Cádiz y Huelva. Así, puedes disfrutar del sol en las playas de Ayamonte, Isla Canela, Conil de la Frontera, Isla Cristina, Zahara de los Atunes, Chiclana, Punta Umbría, Matalascañas, Chipiona, Costa Ballena, y el paraíso de los surfistas de Tarifa, por mencionar algunas. Además, en la Costa de la Luz encontrarás rincones perfectos para el turismo natural, como es el caso del puerto de Cádiz, así como el Cabo Trafalgar y el Parque Nacional del Coto de Doñana.
Por su parte, la Costa del Sol se presenta como uno de los puntos turísticos más elegidos de España, el cual se extiende a lo largo del  litoral mediterráneo gaditano y el de la provincia de Málaga. Su principal punto de interés no es otro que Marbella y su Puerto Banús. También, sobresalen lugares como Nerja, Benalmádena, Fuengirola, Torremolinos, Manilva, Estepona y San Roque, etc. La Costa de la Luz dispone de una infraestructura turística de primer nivel y posee todo lo necesario para satisfacer los gustos de toda clase de turistas, sobre todo de los aficionados al golf.
En tanto que la Costa Tropical de Granada, ocupa la franja costera de la provincia granadina, que se caracteriza por su microclima de características tropicales, siendo Almuñécar, Salobreña y Motril sus principales centros de veraneo.
Por último, mencionaremos a la Costa de Almería, sin dudas, la menos urbanizada y la más agreste en comparación con el resto. Aquí, es posible descansar en sitios como Mojácar, Roquetas de Mar, Carboneras, Pulpí o Cueva de Almanzora, además de aprovechar para recorrer el Parque Nacional de Cabo de Gata, el cual está provisto de paisajes de sensacional belleza que incluyen desde el desierto subtropical interior hasta preciosas calas recónditas de aguas cristalinas.

Ubrique, un pueblo blanco para soñar

Un atractivo pueblo blanco de Cádiz, así puede definirse a Ubrique. Está situado en cercanías al nacimiento del río que lleva el mismo nombre, el cual separa su casco urbano de callejas angostas y empinadas con espacios de enorme belleza natural y de importante atractivo turístico.
Su clima mediterráneo hace que los inviernos no sean muy fríos y los veranos sean cálidos, con muchos días de sol para disfrutar.
Al casco urbano de Ubrique se lo conoce como Ubrique el Alto y representa el punto más atractivo de la ciudad. Por allí, se encuentran la Iglesia de San Antonio y la Iglesia de San Pedro, éste último de estilo neoclásico. También, por aquí se erige el Convento de Capuchinos, un impactante conjunto monumental originario del siglo XVII que está cubierto por una bóveda de cañón y que posee una cúpula semiesférica en el presbiterio. En su fechada, se destaca un pórtico con tres arcos de medio punto.
Bien vale la pena visitar  sus tradicionales talleres de artículos de piel, en donde hallará numerosos artículos interesantes y, seguramente, a precios razonables. Continue reading

Medina Sidonia: “Balcón de la Provincia”

Medina Sidonia, ubicado sobre el Cerro del Castillo, constituye uno de los pueblos de la provincia de Cádiz de mayor encanto, lo cual se denota en su gran riqueza monumental, fruto del legado de sus 3000 años de historia.
Esta población, conocida popularmente como Balcón de la Provincia, integra la Ruta del Toro y alberga un conjunto histórico artístico, que es una clara muestra de las distintas civilizaciones que la habitaron.
La Iglesia de Santa María Mayor La Coronada, templo que atesora una importante colección de obras renacentistas y barrocas; y la Ermita de los Santos Mártires, considerada la iglesia andaluza de mayor antigüedad, se encuentran entre sus principales monumentos. A ellos, se les suman las puertas de Pastora, Belén y la del Sol, que pertenecieron al recinto amurallado del municipio; y la Torre de Doña Blanca, donde según cuenta la leyenda fue apresada y murió la esposa del rey Pedro I, Blanca de Borbón.
Otros sitios interesantes para visitar son la Iglesia de Santiago, el Conjunto Arqueológico Romano y la Calzada Romana, la Ermita de Santa Ana y el Castillo de Torre Estrella, por mencionar algunos.
Pero Medina Sidonia no sólo es famosa por la belleza de su conjunto histórico artístico, sino que es muy popular por sus alfajores y su repostería en general., con recetas muy tradicionales.
En su calendario festivo sobresalen la Feria del Ganado Vacuno y Caballar, que se realiza entre mayo y junio, y las Fiestas de San Fermín, llevadas a cabo cada mes de julio.
Y para quienes gustan de la vida al aire libre, el pueblo cuenta con el Parque Natural de los Alcornocales, uno de los parajes naturales más significativos del territorio andaluz, donde es posible realizar todo tipo de actividades deportivas, como escalada, senderismo, piragüismo y bicicleta de montaña, entre otros.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/7/7d/MedinaSidonia-Vistas001.JPG/800px-MedinaSidonia-Vistas001.JPG

Alcalá de los Gazules

Alcalá de los Gazules es un municipio de la provincia de Cádiz que forma parte de la Ruta del Toro y que se destaca por su casco antiguo, el cual ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico. También, sorprende al visitante con sus diversos yacimientos y el encanto inconmensurable del Parque Natural de los Alcornocales.
Se trata de un pueblo tranquilo, cuyas calles conservan la verdadera herencia andalusí, que se refleja en sus diferentes monumentos.
De paseo por la plaza de San Jorge, aparte de apreciar las casas señoriales, es posible conocer la Casa del Cabildo, construido en el siglo XVI, así como la Iglesia Mayor de San Jorge, levantada sobre los restos de una antigua mezquita musulmana y en cuyo interior aún conserva piezas muy valiosas.  Próximo a este templo está el Convento de Santa Clara, famoso por su claustro de galerías y su torre campanario. También, en los alrededores de la plaza pueden contemplarse los restos de las antiguas murallas y del castillo.
En el centro histórico también se ubican la Iglesia de San Francisco y el Convento de Santo Domingo, cuyo estilo cautivará a más de uno.
Otra de las atracciones de este pueblo gaditano es, por cierto, la Fuente de la Salada, que fue construida en la época de los romanos y junto a la cual hay restos originarios del siglo II a. de C.
Saliendo del casco urbano, podemos visitar la Ermita Santuario de Nuestra Señora de los Santos, en donde es conservada una colección de exvotos de Andalucía de gran valor.
También, vale la pena conocer la Mesa del Esparragal, un yacimiento de origen romano donde fue hallado el  Bronce de Lascuta, actualmente exhibido en el Museo del Louvre; y Laja de los Hierros, un yacimiento ubicado en la finca Monte Alto que dispone de interesantes grabados rupestres.
Aquellos que buscan pasar unos días en contacto con la naturaleza, qué mejor que hacerlo en el Parque Natural de Los Alcornocales, que ofrece un entorno natural en donde es posible practicar senderismo, escalada, montar a caballo, entre otras actividades deportivas.

Imagen:

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/2c/ElPicacho.jpg/800px-ElPicacho.jpg