Propuestas para explorar el interior de Alicante

El paisaje compuesto por montañas y valles que encontramos al adentrarnos al norte de la provincia de Alicante conforma un increíble escenario natural, donde además es posible participar de numerosas propuestas de turismo activo o realizar algún deporte de aventura, para disfrutas de la vida al aire libre.
Dicho entorno contrasta visiblemente con el carácter masivo de los principales centros turísticos de la Costa Blanca, pues en el interior lo que más sobresale es su paisaje rural, de enorme riqueza ambiental y paisajística, motivo por el cual buena parte de este enclave ha sido declarado zona protegida e integra la red europea Natura 2000.
Además, por esta zona existe una gran cantidad de vestigios que pertenecieron a los antiguos pobladores y que atraen mucho al turismo cultural, como las fortalezas medievales, asentamientos moriscos, los pozos de nieve y excelentes muestras de arte rupestre.
Sin dudas, el interior de Alicante permite al visitante estar en contacto directo con la naturaleza, gracias a sus poco más de seiscientos kilómetros de senderos y la vía verde del Serpis que propicia el  cicloturismo. Para hacer más apacible el paseo, hay una amplia oferta de alojamientos rurales y exquisita gastronomía.
Alicante es una provincia que todavía tiene mucho por descubrir, por lo que explorar el interior de la misma es una experiencia gratificante. Aquí, se puede practicar espeleología, senderismo, escalada, bicicleta de montaña y barranquismo, entre muchas otras actividades de turismo activo. Además de numerosos senderos, hay diferentes rutas que pueden realizarse, así como 250 simas, 25 barrancos y atractivas vías verdes para explorar.
En contraste con otras zonas de España, su agradable clima es ideal para la práctica de deportes de aventura todo el año.

Rutas sobre ruedas por el Valle de Zalabí

Valle del Zalabí es un municipio andaluz, situado en la comarca de Guadix, que cuenta con una interesante oferta turística.
Los alojamientos estrella de esta zona son las cuevas, cavernas prehistóricas adapatadas para recibir a los turistas que ofrecen una opción distinta para pasar la noche. 
Los visitantes pueden realizar numerosas rutas, para conocer los rincones y encantos del norte de Granada, y deleitarse con la mejor gastronomía. Los trayectos se pueden hacer a caballo, en ciclorrail o quads.
Una de las actividades que más suelen demandar los turistas son las rutas en quads por Sierra Nevada.
Lo más atractivo de este itinerario sobre ruedas es que se pueden visitar algunos pueblos típicos, como Jérez, Albuñán y Lanteira. Asimismo, ascender a 1.880 metros de altitud y  acceder a un Refugio de Alta Montaña es una experiencia única. También, pueden recorrerse espacios naturales de gran belleza, como la Tizna, y contemplar su exhuberante vegetación.
Al realizar esta ruta, el turista no ha de extrañar que encuentre por el camino algunos toros bravos, al tiempo que podrá descubrir las minas de hierro de Alquife, que pronto pasarán a ser un centro de interpretación minera. Luego de hacer una pequeña parada en Lanteira para beber un aperitivo, la ruta prosigue por  el espacio Natural de la Rosandrá, la localidad de Aldeire y el Castillo de La Calahorra. Las sensacionales vistas panorámicas que se obtienen desde estos lugares, configuran una auténtica aventura. 
Otra opción para recorrer la comarca es hacerlo en ciclorrail, un tándem de bicicletas que se desplaza por las vías del tren actualmente en desuso. La rueda delantera de la bicicleta es apoyada en un patín, mientras que la trasera va directamente sobre la vía.
Pero si, de todos modos, prefieren los quads pueden emprender la ruta que rememora el Granada Dakar recorrienda parte del trayecto del famoso, que discurre entre pinares, puentes  y badlands.
También, se puede hacer un itinerario por el desierto de Sierra Nevada, una ruta de gran impacto visual mediante la cual es posible pasar del desierto a la alta montaña, disfrutando del estupendo paisaje, en solamente un cuarto de hora. La duración de esta ruta, que recorre los pueblos de Guadix y Benalúa, es de un día. A la vez, recorre los poblados de Alicún de las Torres, Gor y Gorafe, en este último vale la pena hacer una visita al parque megalítico.

Imagen:

http://www.andaluciarustica.com/fotos/valle_de_zalabi_alcudia_de_guadix.jpg