Almansa turística

Almansa es una villa de la provincia de Albacete, cuyos atractivos turísticos están encabezados por el Castillo de Almansa, una espectacular fortaleza que se alza sobre la enorme roca que preside la ciudad.

El entramado de callejuelas del casco antiguo se dibuja en torno al Castillo de Almansa, considerado uno de los mejor conservados de la provincia y declarado Conjunto Histórico Artístico. Fue edificado en el siglo XIV, según se cree sobre antiguas fortificaciones, y en su interior conserva interesantes obras de cantería góticas.

Aparte del mencionado castillo, puede visitarse el Centro de Investigación y Documentación de la Batalla de Almansa, donde se exhibe documentación de la época, así como maquetas, uniformes y diversos objetos que fueron recuperados del campo de batalla. La Sala de Interpretación de la Batalla se divide en 3 partes, una donde se puede conocer el marco histórico de dicho enfrentamiento, otra donde se informa los sitios y parajes en los que se desarrolló la batalla, y un tercer bloque audiovisual de gran calidad didáctica. Vale destacar que el centro es el primero dedicado a un acontecimiento histórico de Castilla-La Mancha de carácter internacional.

El recorrido puede continuar por la Iglesia de la Asunción, el Palacio de los Condes de Cirat, el Convento de las Agustinas o el Santuario de Nuestra Señora de Belén. En su entorno, pueden apreciarse las fortificaciones existentes en Higueruela y Alpera. Aquí se encuentra la Cueva de la Vieja, que ha sido declarada Monumento Histórico Artístico y Patrimonio de la Humanidad por albergar excelentes ejemplos del arte rupestre levantino.

Imagen:

Wikipedia

Castilla-La Mancha: Recorriendo Albacete

Albacete, sin dudas la capital con mayor cantidad de habitantes de Castilla-La Mancha, cuenta con rincones singulares para conocer, como pasajes, plazas y edificios de gran atractivo.
La Catedral de San Juan Bautista, construida en el siglo XVI, auque fue finalizada en las postrimerías del siglo XX, constituye una visita interesante para iniciar el itinerario. Cuatro grandes columnas renacentistas sobresalen en este templo, junto con la Sacristía y las tablas del Maestro de Albacete. La catedral está dividida en tres naves de igual altura, presentando una mezcla de estilo jónico y gótico. Continue reading

Jorquera: Villa medieval

Jorquera es una localidad de la comarca de La Manchuela, en Albacete, que se erige en un cerro a orillas del río Júcar, desde donde se obtienen magníficas vistas de las cuevas, desfiladeros, huertos y la línea de la ribera. Esta villa medieval se encuentra resguardada por un recinto amurallado del siglo XIII.
En Jorquera se siguen celebrando los típicos Alardes, que escenifican las disputas entre moros y cristianos por la Virgen de Cubas.
Una de sus construcciones más emblemáticas es el castillo, el cual perteneció a la taifa murciana y valenciana. Según cuenta la historia, en el año 1094 llegó hasta aquí el Cid Campeador cuando era perseguido por el rey moro Lucef. Actualmente, sólo quedan restos de esta fortaleza, pero bien merece la pena apreciarlas.
Aún permanecen en pie algunos restos del antiguo recinto fortificado de Jorquera, entre los que se destacan la puerta de entrada, los lienzos de la muralla y la Torre de Doña Blanca. Se cree que las ruinas de las murallas almohades han logrado perdurar en el tiempo debido a que en su interior fue instalado el cementerio municipal.
El cauce del río Júcar da lugar a una ladera de barrancos en la que hay numerosas cuevas excavadas en la roca, que resultan prácticamente inaccesibles. Entre las más sorprendentes se halla la del Cerro de la Horca, una de las pocas cuevas fortificadas que hay en la Península, en donde fueron hallados restos óseos de mastodonte.
Los puentes y calzadas conforman el legado dejado por los romanos. Sin embargo, los árabes fueron quienes dotaron de esplendor a esta villa, con la construcción de la muralla que la rodea y la invención de un innovador sistema de regadío. En efecto, ellos fueron los que decidieron canalizar el agua en dos acequias, las cuales discurrían en ambas márgenes del río recorriendo toda la vega.
Otros sitios de interés de la villa son la Iglesia de Santa María de la Asunción, la Ermita de Nuestra Señora De Cubas, la Casa del Corregidor y el edificio del Ayuntamiento.

Imagen:

http://mw2.google.com/mw-panoramio/photos/medium/915180.jpg

Que ver en Ossa de Montiel

Ossa de Montiel es un pequeño pueblo que se encuentra en el parque de las Lagunas de Ruidera.
Las lagunas de Ruidera, que están ubicadas entre las provincias de Albacete y Ciudad Real, suman en total quince. De ellas, las que pertenecen a Ossa de Montiel son: la Blanca, Conceja, San Pedro, Redondilla, Tomilla, La Salvadora, Tinaja, La Lengua y La Batana, entre otras. Dichas lagunas, que constituyen formaciones lagunares escalonadas conectadas por torrenteras y cascadas, se hallan en un valle excavado que ocupa unos 27 kilómetros de longitud. A ellas, se las considera tradicionalmente como fuentes del Guadiana, río que después desaparece.
En esta gran zona húmeda que conforman las lagunas, existe una buena población de aves acuáticas que comparten el ecosistema con una rica fauna acuática.
Por lo general, las lagunas poseen una extensión pequeña, disponiéndose de manera paralela a orillas del valle. Las más grandes son las de San Pedro, Colgada y del Rey. En las lagunas más altas, ubicadas en el término municipal de Ossa de Montiel, la existencia de barreras tobáceas favorecen la creación de cascadas y saltos de agua, las cuales llaman mucho la atención por sus tonos esmeralda y azulados.
Dentro del término de Ossa, también vale la pena acercarse hasta el castillo, una fortaleza de origen árabe cuya construcción data del siglo XII. Tras ser conquistado por los cristianos fue bautizado con el nombre de San Felices. Pasó a manos de la Orden de Santiago para ser abandonado luego hacia el siglo XV.
Una pequeña carretera, nos lleva desde la villa hacia Ruidera. Aproximadamente a unos 3 kilómetros, se encuentra la Cueva de Montesinos, una cavidad kárstica que se alza en medio de un bosquecillo de encinas. En esta zona, fueron hallados diversos restos prehistóricos y algunos elementos de origen romano.
Retomando el viaje por la carretera, es posible llegar a un  pequeño valle. Allí, sobre un roquedo, se hallan vestigios del castillo Rochafrida y la fuente conocida como Fontefrida.

Imagen:

http://esphoto555x350.mnstatic.com/ossa-de-montiel-2509371.jpg

Excursión por Almansa

Almansa es una atractiva ciudad de la provincia de Albacete, la cual une el centro de España con la costa de Murcia y Valencia.
El núcleo de la ciudad, que ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico, lo que exhibe el valor de Almansa. De su patrimonio sobresale, sin dudas, el Castillo, el cual domina la población desde la cima del cerro del Águila. Se trata de una fortaleza del siglo XIV que se destaca por los muros almenados y la torre del homenaje, que se erige desde el propio centro del castillo.
Otro punto de especial interés es la Iglesia de la Asunción, que fue construida entre los siglos XVI y XIX y que entremezcla el estilo renacentista con ciertos detalles rococó. Si bien sufrió numerosas reformas,  aún se conservan las bóvedas estrelladas de algunas de las capillas.
A su vez, en el casco antiguo también es posible apreciar las casas señoriales, entre las que se encuentra el Palacio de los Condes de Cirat, ubicado en la plaza de Santa María. Dicho palacio, también conocido como Casa Grande, es una construcción de estilo barroco que descolla por su patio interior de doble galería, el cual se halla ornado con arcadas y columnas jónicas. También, vale la pena destacar la portada del palacio, que es de estilo manierista.

Continue reading