Torla, historia viva

La villa de Torla, situada en la provincia de Huesca, es poseedora de  una vasta historia y un patrimonio por demás singular.
Su casco antiguo, de origen medieval, se encuentra en perfecto estado de conservación, guardando auténticas muestras de la arquitectura tradicional altoaragonesa, como es el caso del Casón de los Viu, un palacio datado en el siglo XIV,  considerado una de las construcciones más importantes de todo el valle.
Otras construcciones interesantes son la Casa Ruba, Casa Bun y la Casa Lardiés, por mencionar algunas, las cuales se hallan construidas en piedra, y ostentan escudos nobiliarios en sus fachadas.
De la arquitectura religiosa, sobresale la iglesia parroquial, un templo del s. XVI, de estilo gótico tardío, que ha sido recientemente restaurado, admirado por su bella portada románica.           
Por otro lado, el magnífico escenario en el que se alza la villa posibilita la realización de diversas actividades deportivas, como rafting en el río Ara, considerado uno de los últimos ríos vírgenes del pirineo; hidroespeed y barranquismo.
El paraje montañés, durante el verano, es ideal para practicar senderismo, realizar ascensiones y escalada. Mientras que, en el invierno, se puede disfrutar del esquí de montaña, alpinismo y escalada en hielo.
Sin lugar a dudas, el principal lugar de interés de Torla es el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Monte Perdido, con sus 3355 metros de altitud, sobresale por ser el macizo calcáreo más alto del continente europeo, en cuyo relieve es posible encontrar una importante diversidad de ecosistemas.

Imagen:

http://www.huesca.eu/wp-content/uploads/torla2.jpg

Viaje a Caldearenas y alrededores

Caldearenas es un pintoresco pueblo perteneciente a la comarca del Alto Gállego, en la provincia de Huesca, cuyos orígenes se remontan a los años 30, momento en que se creó la estación de ferrocarril en torno a la cual se asentó el pueblo.
El pueblo se encuentra ubicado a tan solo 60 kilómetros de la ciudad de Huesca, y desde aquí es posible acceder de manera sencilla a los montes del Parque Nacional de Ordesa, que alberga las alturas que tanto caracterizan a la provincia de Huesca.
Con respecto a los parajes naturales, que tanto embellecen a  la provincia de Huesca, aquél que visite a Caldearenas puede participar de diversas actividades deportivas, como esquiar en las pistas de la comarca, recorrer las rutas de senderismo o escalar las paredes de Santa Elena. Al mismo tiempo, se puede disfrutar del rocódromo, situado en la cercana Biescas, o del club náutico de Búbal.
Otros lugares de especial interés son la Harinera de Dolores y la senda de Izarbe.
En relación a las actividades culturales, vale la pena destacar la ruta del Serrablo, que incluye visitas a las iglesias mozárabes y románicas de toda la comarca. En tanto que si  decidimos ir hasta Anzánigo, sería bueno hacernos tiempo para conocer la ermita románica de Izarbe. Otra visita de interés, consiste en dar un paseo por la entrada del pueblo sobre el imponente puente que da la bienvenida al pueblo.
También, en las proximidades de Caldearenas podemos visitar Javierrelatre, en cuyo casco urbano vale la pena conocer la iglesia parroquial, un templo del siglo XII de estilo románico, y el Museo Artesano.

Imagen:

http://gl.wikiloc.com/wikiloc/imgServer.do?id=223095