Viaje a la mítica Pamplona

La legendaria ciudad de Pamplona, capital de la Comunidad Floral de Navarra, es sin lugar a dudas un sitio que bien merece la pena visitar. Aquí, es posible deslumbrarse con la combinación de una antigua arquitectura, legado de viejas culturas, con una edificación de vanguardia.
Los paseos culturales en Pamplona son, por demás, bien diversos. De ese modo, durante el paseo por la ciudad se pueden apreciar las imponentes murallas, además de las iglesias de San Saturnino y San Nicolás, que datan de la Edad Media. También, quedarás fascinado con la Catedral de Santa María, una construcción de estilo gótico, y el edificio del Ayuntamiento, el cual se destaca por su increíble fachada barroca.   En la zona del centro, no puedes dejar de visitar la maravillosa Ciudadela de Pamplona, donde se hallan diferentes instalaciones culturales y donde, a su vez, es posible deleitarse con lo mejor de la gastronomía local.
También, es altamente recomendable dar un paseo por la Plaza del Castillo, la cual se encuentra circunscripta por numerosos árboles y de edificios de gran atractivo, como el Palacio de Navarra, del siglo XIX, el cual posee una obra del famoso pintor Goya.
En el Museo de Navarra se llevan a cabo interesantes exposiciones artísticas, arqueológicas y etnográficas, que dan cuenta de lo mejor del arte navarro de todos los tiempos.
Para aquellos que deseen disfrutar de la naturaleza y la vida al aire libre, vale decir que Pamplona es una de las ciudades con mayor cantidad de espacios verdes; entre los cuales sobresalen el Parque de la Ciudadela, el de la Taconera y los Jardines de la Media Luna.
Un detalle importante a tener en cuenta es que Navarra sirve como punto de partida del Camino de Santiago, para los peregrinos que provienen de los Pirineos desde Roncesvalles, por lo que Pamplona hace las veces de la primera parada.
No hace falta decir que el mejor momento para visitar la ciudad es en San Fermín, que se lleva a cabo entre 6 y el 14 de julio. Este es el momento en que Pamplona estalla en una gran fiesta, con mucha música, diversión y peñas. El Encierro es el momento concluyente de la celebración, donde los toros comienzan su carrera tras los mozos. Lo mejor del festejo se vive en la Plaza de Toros y la celebración prosigue con el chocolate con churros y los Gigantes y Cabezudos. Cabe destacar, que esta tradicional fiesta, que ha sido declarada de Interés Turístico Internacional, atrae la visita de turistas provenientes de todas partes del mundo.
Haz tus reservas, ¡Pamplona te espera!

¡Compártelo volando!Share on Google+Pin on PinterestShare on TumblrTweet about this on TwitterShare on Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *