Tras las huellas de Cártama

La localidad de Cártama, ubicada en la provincia andaluza de Málaga,  es un extenso poblado que descansa al pie de las sierras Espartales y Llana, cuyo paisaje se encuentra plagado de naranjales y limoneros.
Cártama es un lugar rico en historia y patrimonio. Uno de sus monumentos más representativos es la Ermita de Nuestra Sra. de los Remedios,  situada en el Cerro de la Virgen, que fue construida en el siglo XVII.
El Castillo de Cártama, de la época árabe, se alza a 239 metros de altitud, desde donde se pueden apreciar fantásticas panorámicas de la Vega del Guadalhorce. En el centro posee un aljibe, de planta rectangular, excavado en roca, que se halla cubierto por una bóveda. Aquí, a pesar de su notable deterioro, es posible observar los restos de la alcazaba y de un doble muro.
Sobre el curso del río Guadalhorce, en la Estación de Cártama, es célebre el Puente de Hierro, construido entre 1927 y 1931.
En la columna con Cruz de Humilladero, colocada en la entrada del pueblo a modo de bienvenida, se hace presente el pasado romano del municipio.
El Puente y el Acueducto Romano, situados en la zona del casco urbano, son otros sitios que pueden visitarse.  Además de la Villa Romana de Manguarra y San José, antecesor de los cortijos actuales.
También, se recomienda acercarse hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro, de estilo mudéjar que data del año 1502. Cuenta con tres naves de planta cuadrangular, así como pináculos a modo de decoración en los ángulos de la cubierta de teja árabe.
En el área más antigua de Cártama se encuentran los restos de una muralla de origen árabe, de gran interés para la localidad.
En fin, Cártama es un lugar tranquilo que vale la pena visitar, para disfrutar de la belleza de su entorno y el paisaje conmovedor que ofrece el río Guadalhorce en sus riberas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *